Un pozo en pozos de charco

0
77

Una sorpresa para los habitantes del departamento de Colon y para el Municipio de Tocoa es recibir la noticia que está en marcha la construcción de un centro penal de máxima seguridad en la comunidad de Zamora. Las declaraciones de la directora de los centros penales del país evidencian como se alargan las arterias de una dictadura en el país de los desnudos y hambrientos. La comunidad de Zamora se prepara para ser la capital de otro pozo cuyos secretos están escritos en el ADN del proyecto destructor internacional, nacional y que el pequeñísimo grupito dictador en este departamento disimula hipócritamente.

En un primer momento se puede pensar que se trata de resolver la aguda crisis carcelaria en el país como lo afirma la dirección de los centros penales. No se sabe cuánta gente está con sentencia, pero debe ser muy poca dada los números que aporta la información de diario la prensa expresada por la dirección de los centros penales. De los 19,853 reos distribuidos en los 26 centros penales del país, 8,874 están condenados y 10,990 siguen recluidas sin tener condena, lo que hace un estimado del 56%. En Colon, el centro penal de Trujillo tiene capacidad para 150 personas y hay allí 496 personas recluidas según datos de la Pastoral penitenciaria de la Diócesis de Trujillo, más de un 300% de sobrecarga, eso es una bomba de tiempo. Mucha gente esta recluida sin delito, o con delito que puede ser conmutable.

Pero luego surge la pregunta necesaria ¿realmente una dictadura se interesa en resolver una crisis carcelaria? La respuesta nada en la sana intuición que nos inclina a pensar que la instalación del Pozo lll en Colón responde a una estrategia dictatorial. La primera está en el occidente del país, Santa Bárbara. La segunda en el sur, el paraíso. La tercera está en proyecto en el nororiente del país, Tocoa Colon. La ubicación de estos centros de máxima seguridad en puntos estratégicos del país hace pensar que el mensaje está en estrecha relación con los objetivos de control de la lucha social en los puntos estratégicos. El pozo lll es un mensaje de intimidación y desde luego, de enorme riesgo. ¿Cuánto será el costo de este centro de concentración? Vale preguntarse en comparación con lo esencialmente valioso que no tiene importancia para la crueldad hecha dictadura.

e67f080a352c584e4ecfe3a0b147df4d_XLTenemos en Tocoa el hospital San Isidro con categoría de hospital general. En la farmacia cuesta encontrar un acetaminofén, la infraestructura se cae por pedazos, excepto la emergencia construida por Lady Lee. El cargamento de chatarra que hospeda miles de insectos y microbios no envidia nada de lo que hay en la posta de la policía nacional. Los charcos de agua azul con mierda que expanden el tufo insoportable penetran en la nariz de los pacientes y empleados, y no entiende de administración sensata, es un centro de contaminación ambiental. La gente se va mejor al hospital de Olanchito, Trujillo o la Ceiba, entonces si un día de estos el hospital ya no sirve, ¿habrá que privatizarlo para hacerlo funcional? El nuevo modelo de gestión hospitalaria financiado por USAID tiende a eso, el hospital debe ser rentable, aunque no sirva al pueblo empobrecido porque esa es la ley de la economía capitalista que sostiene a un dictador y una dictadura. ¿Qué es más importante, una cárcel o un hospital?.

Esta mirada puede ser muy corta sino la ubicamos en contexto continental. No nos debe sorprender que además de un Pozo tramposo que cae sobre la dignidad de un pueblo que languidece en la miseria, pueda caer también una base militar mediante la cual la región sea ocupada por el comando sur de los estados unidos en esa plataforma continental que se cierne sobre la patria grande para sellar el proyecto invasor del norte sobre el sur. Honduras y la región nororiental específicamente juegan un papel crucial en la configuración geoestratégica imperial que el movimiento popular no podemos negar. Si hace apenas menos de cuatro décadas los estados unidos atacaron a los países centroamericanos desde Honduras y desde el aguan en particular con su base militar en el Centro Regional de Entrenamiento Militar CREM, hoy se prepara para atacar al sur del continente en su carrera por apropiarse de lo que queda de nuestra tierra, agua, minerales, petróleo, fuerza laboral, etc.

Se consuma el objetivo del presidente gringo William Howard Taft que en 1912 dijo; “no está lejos el día en que tres banderas estrelladas señalarán, en tres puntos equidistantes, la extensión de nuestro territorio. Una en el polo norte, otra en el canal de panamá, y la tercera en el polo sur. Todo el hemisferio será nuestro de hecho, como lo es ya moralmente en virtud de nuestra superioridad de raza”. Hace un tiempo la bandera del canal de Panamá fue trasladada a Honduras, la base militar de Palmerola no significa poco en la hegemonía estadounidense sobre el resto de América, nuestra América. JOH y sus lacayos en el departamento son soldaditos que flamean la bandera gringa sobre la patria, eslabones de una cadena de esbirros que terminará en vergüenza.

¡Hagamos todo para sobrevivir a la desesperación amigo desnutrido! Creamos lo dicho por el poeta Labrador de Goais; “la gente no es buey de carro para su carro empujar. La gente tiene mente que gira, mente que puede girar. Gira la mente del carrero y la lanza se puede quebrar”. Nunca hubo un ambiente fácil para la lucha por la libertad latinoamericana en la vida de Martí, Bolívar, Sucre, Allende, Estensoro, Tousaint, Sandino, Morelos, Farabundo, Morazán, Eva, Mariátegui, Romero, Luther King, Rosa, Che, Fidel, Chávez, ni lo hay para las actuales estrellas de lucha, su sangre y su ejemplo son inmortales y nada detendrá el brillo de la aurora de un nuevo amanecer. Mientras ellos hablan en público, nosotros hablemos en silencio, y cuando ellos terminen de hablar, entonces hablaremos nosotros. ¡Saludo hermano!.

Juan López
DPD, Pedagogo
12-02-2018