Tribunal absuelve a policías involucrados en tortura y muerte de Mario Sequeira

0
64

Siguatepeque, Comayagua.

Por Marvin Palacios
El Tribunal de Sentencia de esta ciudad en torno al caso de Mario Orlando Sequeira Canales, torturado por agentes del estado hasta morir, determinó mediante fallo por unanimidad de votos, absolver de los delitos de homicidio simple y torturas a 7 policías involucrados.

El Tribunal de Sentencia integrado por  los jueces Juan José Ayala y Víctor Antonio Cálix y la jueza Nancy Rocío López, desestimaron el delito de torturas y en su lugar condenaron por el delito de “vejámenes” a los policías Carlos Palma, Carlos Francisco Verde y Mónico Aguirre.

Asimismo los togados absolvieron al Comisario de Policía Nazir López (quien se desempeñó como comandante de la Jefatura Policial de Siguatepeque), al policía Alfredo Pérez López y al agente de investigación, Edwin Hernández del Cid.

El Tribunal de Sentencia sostuvo que dados los testimonios expresados, no se pudo determinar la identidad de los victimarios, y que se constató que el Comisario Nazir López estuvo de franco (día libre), el día que se cometió el homicidio.

El tribunal otorgó sobreseimiento definitivo al agente Héctor Elvir Corea en vista que el imputado  falleció en 2012, durante un enfrentamiento ocurrido en Comayagua, contra una banda delincuencial, por lo cual la acción penal quedó extinguida.

Tras escuchar la sentencia y al salir de la sala donde se desarrolló el juicio oral y público, Digna Emérita Canales y Dilcia Maribel Sequeira Canales, madre y hermana de Mario Orlando, se abrazaron en medio de un llanto inconsolable y de una tristeza profunda, mientras el otro hermano, Francisco Javier; en forma iracunda,  expresó su repudio ante la decisión adoptada por los jueces.

“Yo estaba en la clínica Munguia y vi que entró un policía gritando para que atendieran a un muchacho. Vi al muchacho en ropa interior en la patrulla, salió la doctora, estaba otro policía y el guardia. La doctora le dijo a uno de ellos que ya estaba muerto”, dijo un testigo protegido durante su testimonio ante el tribunal.

Mario Sequeira estaba muerto. Su cuerpo fue sometido en el patio de la Jefatura Policial durante aproximadamente una hora a garrotazos, patadas y golpes. Los policías descargaron una furia inexplicable contra Sequeira Canales, detenido minutos antes por protagonizar escándalo público en el hotel Gómez. Mario Orlando Sequeira murió de acuerdo al dictamen forense,  debido a asfixia por estrangulación, en la cual los victimarios utilizaron una cuerda para ejecutarlo.

Los hechos se produjeron la noche del 2 de junio de 2010, cuando un huésped llamó a la policía para alertar que Sequeira Canales estaba protagonizando escándalo en el pasillo del hotel, hasta donde acudió una patrulla con varios efectivos,  redujeron a la impotencia al denunciado, lo esposaron y luego la emprendieron a golpes. Los agentes utilizaron una fuerza excesiva contra la víctima, y lo siguieron haciendo en el patio de la Jefatura Policial de Siguatepeque.

Otro testigo expresó que “esa noche entró un hombre bañado en llanto, lágrimas y dolor. Lo ingresaron como a media noche, lo garroteaban, lo amarraron con un lazo. Como una hora fue el puro dolor de llanto y tortura; el hecho fue en las pilas, atrás de la pared de la celda; dos policías jalaban un lazo, por las pilas fue torturado, se oía que soplaban como una manguera para revivirlo”.

Los testimonios no convencieron al Tribunal de Sentencia, cuyos integrantes afirmaron que tanto el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) en su condición de acusador privado como  la Fiscalía de Derechos Humanos, no lograron individualizar a los victimarios y que por tanto no podía condenarse a nadie por el delito de homicidio simple.

Según el Tribunal de Sentencia las pruebas documentales, periciales y testimoniales presentadas por el COFADEH y la Fiscalía de Derechos Humanos,  fueron en algunos casos inexactas, discordantes e imprecisas. El tribunal falló en que existe jurisprudencia a nivel nacional en casos similares en los cuales no se pudo condenar a los victimarios porque no fueron plenamente identificados.

Para la acusadora privada del COFADEH, existe contradicción en el fallo del Tribunal de Sentencia, puesto que mientras individualiza la pena contra 3 agentes por el delito de vejámenes,  no lo hizo por homicidio simple.

Los familiares del infortunado hombre manifestaron a www.defensoresenlinea.com que Sequeira Canales era el sostén de su familia, que había emigrado a Estados Unidos y que no se veían desde hacía 11 años.

“Mi hermano era como el padre que no tuvimos, venía ilusionado con terminar la casa a mi mamá. No hay nada que llene el vacío que el dejó”, dijo entre lágrimas Dilcia Maribel Sequeira Canales, hermana de Mario Orlando.

Se anunció que la audiencia de individualización de la pena tendrá lugar el próximo 18 de agosto a las 10:00 de la mañana.

El Tribunal ordenó que las medidas sustitutivas a la prisión se mantengan,  para los únicos acusados en este caso bochornoso que involucró a agentes del estado de Honduras, que estaban obligados a proteger la integridad física de un detenido.

Cabe señalar que el Tribunal de Sentencia individualizó el delito de vejámenes y no, el de homicidio, a pesar que hubo un “dolo” con la muerte de Mario Orlando Sequeira Canales.