Torturadores de los ochentas en vez de ser juzgados se postulan a cargos de elección popular

0
207

Tegucigalpa.

Por Riccy Ponce
El pueblo hondureño está a punto de ser humillado y expuesto a la criminalización cada vez  más, pues no sólo se está queriendo consumar el acto más indignante como lo es  la reelección presidencial, si no que lleva de diputados a personas que son identificadas como  los mayores torturadores y culpables de  la mayoría de los crímenes de lesa humanidad, asesinatos y desapariciones de personas en los años ochenta.

Quiénes reconocen a Billy Joya Améndola como uno de los torturadores  de los años ochenta, son los y las estudiantes de esa época que fueron víctimas de actos de lesa  humanidad.

El Estado de Honduras a través del informe “Los hechos hablan por sí mismos” que publicó el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), hace 25 años,  reconoce que en Honduras hubo 184 desapariciones forzadas.

Ana Suyapa Rivera Sierra, en los años ochenta era una estudiante universitaria, y fue víctima de la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN) aplicada por el gobierno hondureño con el de los Estados Unidos de América, recuerda fue secuestrada por miembros de la fuerza de seguridad del Estado.

“Yo vivía con una hermana menor y compartíamos en esa época nuestra casa de habitación con estudiantes universitarios,  eran dos parejas de hermanos, y en el mes de abril de 1982, en la  madrugada de ese día, estábamos durmiendo cuando vimos que entraban a nuestra casa personas desconocidas, asumiendo que eran ladrones, luego nos sentimos asustados salimos y preguntamos, y ellos simplemente nos dijeron que estábamos detenidos, pero no nos presentaron orden de captura”, narró Suyapa Rivera a defensoresenlinea.com.

Ana apuntó que “estuvimos incomunicados todo el día y siempre preguntamos porque era la acusación. En la noche nos vendaron los ojos nos sujetaron las manos  y nos hicieron montar a un carro  y nos llevaron a una casa de habitación fuera de la ciudad y no volvimos a saber dónde estábamos, estuvimos en esa casa , no recuerdo, pero estuvimos más de una semana”.

La estudiante afirma que en la casa donde estuvieron hubo mucha tortura para sus compañeros, “en esa casa si  tuvimos torturas sobre todo los compañeros varones; hubo mucha amenaza y violencia tipo física,  más a los varones  y también hubo violencia de tipo sexual”.

Rivera Sierra continúa relatando que ellos en su encierro no sabían lo que estaba pasando y la presión que ejercían desde afuera para que aparecieran con vida.

“Lo que nosotros no sabíamos era que hubo mucha presión de parte de la universidad, de los estudiantes, el Colegio de Abogados y de toda la sociedad civil presionando para que nos liberaran,  finalmente  aparecimos en la misma posta de donde habíamos salido”.

Billy Joya identificado como parte del escuadrón 3-16

Ana Suyapa es la única estudiante que no estaba vinculada al  movimiento estudiantil, pero fue la única persona que reconoció a Billy Joya como parte de las personas que  la secuestraron y torturaron.

“Cuando comenzó el Ministerio Público e hace la demanda contra el estado  y una persona que se menciona es el candidato a diputado Billy Joya, de hecho la única persona que lo identificar  y está en el testimonio de la acusación, soy yo,  que era la  única  persona  que no estaba vinculada al movimiento estudiantil”.

El Ministerio Público acusa a Billy Joya Améndola y tuvo que salir refugiado para España  y como el Ministerio Público pasa al poder de la derecha, ese expediente está sin moverse en las acciones judiciales que se tienen que hace, señalo Rivera.

Rivera  describe a Billy Joya como una persona capaz de todo y que si bien es cierto ella ya superó todos los traumas y ya no representa una amenaza para ella, sí lo es para el pueblo hondureño.

“Ya sabemos que es lo que va a pasar si llega a ganar, que espero que no va a legislar para  reprimir  más al pueblo, porque él se considera experto en seguridad, pero yo lo considero experto pero en inseguridad”, apuntó la estudiante que en los ochenta fue secuestrada por miembros del 3-16”.

Para  la coordinadora  general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Berta Oliva, “conllevar a cargos de elección  popular a personeros de la muerte, es producto de la impunidad que venimos denunciando”.

Asimismo expresó que el resultado  de las fuerzas económicas, políticas y geopolíticas es tan enorme  en nuestro país,  pues hay personas y figuras como  Billy Fernando Joya Améndola  que lejos de estar sometido a un tribunal, ante la justicia, están vendiendo el tema de seguridad.

A juicio de la coordinadora del COFADEH  “por eso la seguridad esta como esta en nuestro país,  porque es dirigida, conducida y además la estrategia de seguridad por una persona que  en el país solo ha traído inseguridad  y con esa inseguridad ha generado varias violaciones a los derechos humanos, y no solo violaciones a los derechos humanos si no que ha cometido  secuestros,  torturas  y desaparición forzada y las últimas dos son crímenes de lesa humanidad”.

La única forma de que  los  torturadores puedan insertarse en la sociedad es que  digan que paso con los detenidos desaparecidos

Cuando una persona comete  este tipo de delitos estamos ante un criminal con una experiencia en destruir y me parece  que es la peor ofensa que se le ha hecho al pueblo hondureño.

Yo no quisiera estar en sus zapatos porque la gente que tiene memoria  y que conserva aún su dignidad, lo que recibe es el Grito de decirle asesino.

Billy Joya  debe darse cuenta que no puede borrar el pasado y lo quiere hacer para lograr insertarse en la sociedad  hondureña, lo que debe haces es confesar y decir ¿Dónde están los detenidos desaparecidos?

Campaña de Billy Joya como candidato a diputado por el partido nacional

El tema de la Seguridad es demasiado importante como para volver a descuidarlo.

Mi experiencia en el tema, no es absoluta, pero entré a la academia
militar cuando tenía apenas 14 años.

A los 17, me gradué de Tesón.

A los 22 fui el primer comandante de “Los Cobras”.

Y haber prestado 18 años de servicio como soldado de mi patria, más
20 años como consultor en seguridad, me comprometen a no abandonar esta
lucha.

Sabemos que nuestro Congreso clama por hombres y mujeres que entiendan
el tema de seguridad y que tengan la voluntad para librar esa batalla.

Mi compromiso contigo es ser un diputado de acción y solución en el
tema de Seguridad.

No importa el partido al que pertenezcas, pues la Seguridad es un tema de todos!