Sin Reforma Agraria no hay soberanía alimentaria

0
146

Tegucigalpa

Durante un plantón realizado en las cercanías del Congreso Nacional, organizaciones campesinas del país demandaron la aprobación de la Ley de Reforma Agraria Integral, con Equidad de Género, para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Rural, que no queden en la impunidad los crímenes de los campesinos que luchan por la recuperación de la tierra y trabajar en el fortalecimiento de la soberanía alimentaria.

La actividad se ha desarrollado en el marco del Día Internacional de las Luchas Campesinas 2017, celebrado ayer en todo el mundo.

En un comunicado público entregado a la prensa nacional e internacional, las organizaciones campesinas señalan que “el sistema de justicia inclina la balanza para la impunidad y ha dejado en desprotección y persecución a más de cinco mil campesinos, entre ellos, unas mil 700 mujeres campesinas, indígenas y garífunas a quienes se les ha levantado procesos penales por el hecho de ejercer su derecho a la tierra y más de 100 fueron ya asesinadas”.

“La problemática en Honduras es una de las más fuertes en toda América Latina, donde las desigualdades son enormes y aquí casi la mitad de la población es campesina y esa mitad está pasando momentos difíciles, de extrema pobreza y de miseria“, señaló a defensoresenliena.com Rafael Alegría, Coordinador General de la Vía Campesina- Honduras y actual diputado en el Congreso Nacional por el partido Libre.

Rafael Alegría, Coordinador General de la Vía Campesina- Honduras
Rafael Alegría, Coordinador General de la Vía Campesina- Honduras

Alegría agregó que los campesinos hondureños están sufriendo persecución, represión, desalojos violentos, encarcelamientos y asesinatos cuando luchan por un pedazo de tierra.

Asimismo señaló que presentó como diputado al Congreso Nacional un proyecto de ley encaminado a resolver la problemática agraria en el país, pero la misma ha sido engavetada por la junta directiva de ese poder del estado.

“Mil ocho días engavetada, sin voluntad política de dictaminarla y mucho menos aprobarla en el Congreso Nacional. Esos diputados son responsables directo de lo que está pasando en el campo, que dicha situación es grave”, sostuvo el coordinador de la Vía Campesina-Honduras.

Alegría es del criterio que con la aprobación de Ley de Reforma Agraria Integral, con Equidad de Género, para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Rural, se vendría a resolver el hambre, porque en Honduras más de 3.5 millones de campesinos no tienen una parcela de tierra y el que no la tiene está destinado a morir siempre.

“Esa ley vendría a distribuir la tierra nacional, fiscal, ejidal y la incautada por la OABI con sentencia firme de forma equitativa y también con la ley los campesinos tendrían Cajas Rurales, Bancos Productivos, Sistema Financiero, Sistema masivos de Riegos, porque tenemos tierra y tenemos la mejor agua de Centro América y tendríamos sistemas de riego para cultiva en cualquier tiempo, sin importar en cambio climático o la sequía”, sostuvo Alegría.

Cada día las demandas en el campo se vuelven más fuertes y necesarias, el abandono del agro no sólo se expresa y repercute en la producción sino en la soberanía alimentaria, expresa en el comunicado las organizaciones campesinas.

Asimismo sostienen que la gente del campo, la misma que ha sostenido y alimentado a los ciudadanos en el país, es la que hoy sobrevive en condiciones inhumanas. Y esto es así, porque la tierra y los recursos naturales en general son acaparadas por las grandes transnacionales y sus socios locales.

Por su parte Yaneth López, coordinadora general del Consejo para el Desarrollo Integral de la Mujer Campesina (CODIMCA), sostiene que el sector campesino está completamente abandonado y que en ese sentido se ha trabajado desde el 2014 una propuesta de manera colectiva una ley de Reforma Agraria que desafortunadamente está engaveta en el Congreso Nacional porque no existe voluntad política de resolver la problemática del movimiento campesino.

López indicó a defensresenlinea.com que hay alrededor de 5 mil campesinos, entre ellos, unas mil 700 mujeres campesinas, indígenas y garífunas a quienes se les ha levantado procesos penales por el hecho de ejercer su derecho a la tierra y más de 100 fueron ya asesinadas.

Asimismo agregó que “ya cese de reinar en este país el tema de la impunidad, que se haga una verdadera investigación pero que además se encarcele al responsable del asesinato de la compañera Margarita Murillo, hecho acaecido hace más de dos años y que sigue impune y además de eso más de un año del asesinato de Berta Cáceres Flores”.

La crisis alimentaria que afecta a Honduras se debe a la falta de un nuevo marco jurídico y la ausencia de políticas para el desarrollo agrícola, el gobierno debe tratar con seriedad las advertencias que se han hecho a través de La Cloc-Vía Campesina Honduras, sobre lo que sucederá en el agro sino se apoya un nuevo marco jurídico, el cual va encaminado a solventar los problemas agrarios que se viven en el país.

El proyecto de Ley que se introdujo en el Congreso Nacional, conlleva una justa distribución de los bienes naturales y está orientada al combate contra la pobreza en el campo, plena participación e igualdad de los campesinos y el pequeño y mediano productor con otros sectores.