Se intensifica campaña de odio contra dirigentes del MADJ

0
240

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
En los últimos días se ha intensificado campañas mediáticas de desprestigio contra líderes de organizaciones sociales en el marco de las acciones de protestas post electorales del 26 de noviembre del año pasado. En esta ocasión tratan de vincular a los líderes del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) a un crimen político.

Martin Fernández no es ajeno a la violación de derechos humanos, ya que ha sido víctima de acciones de hostigamiento, persecución y ataques. Desde el allanamiento a la Finca “Torogoces”, centro de capacitación del MADJ, con amenazas cuando está al aire mientras conduce el programa “Tertulias de la tarde” en la radio comunitaria “Dignidad” y la agresión física de la que fue objeto en agosto de 2017, cuando acompañaba a ambientalistas víctimas del violento desalojo policial-militar contra el Campamento “por el agua y por la vida” en Pajuiles, Atlántida.

Esta situación lo ha mantenido en constantes comparecencias judiciales junto a Víctor Fernández, quien ha representado a las víctimas criminalizadas por la defensa de los bienes comunes, específicamente del río Mesapa y cordillera Nombre de Dios en la zona norte de Honduras.

MADJLa semana pasada se suspendió la audiencia inicial contra 10 defensores del territorio, por lo que el MADJ aprovechó la ocasión para realizar un plantón solidario y manifestarse además por la situación política post electoral, además se hizo un llamado a la población para salvar el país, mensaje reiterado por Víctor Fernández, encargado de asuntos políticos, a través del programa radial Voces Contra el Olvido, producción del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, el sábado anterior por la noche.

En medio de una guerra mediática, al siguiente día, domingo 14 de enero empezó a circular en las redes sociales de whatsapp y Facebook un volante con el titular “Los “mártires” de la oposición” cuyo contenido afirma que Wilmer Paredes, fue asesinado el 1 de enero de 2018 en Esparta, Atlántida por órdenes de sus jefes y líderes de la resistencia Martín Fernández y Víctor Fernández ya que éste no les cumplió una orden de sicariato.

Con esa información se vincula a Martín y Víctor Fernández, dirigentes del MADJ, la cual “es completamente falsa y tiene la intención de estigmatizar la labor de defensa de derechos humanos desarrollada por ambos, pero sobre todo, pretende blanquear las verdaderas razones y móviles del asesinato político en contra de Wilmer Paredes, ejecutado el reciente 1 de enero”, denunció el Movimiento Amplio.

Cabe señalar que Wilmer Paredes participó en las tomas y acciones de movilización anti fraude en el departamento de Atlántida en coordinación con el MADJ, liderado por Martín Fernández en la zona. El liderazgo nato de Wilmer Paredes se hizo notar de inmediato a pesar de no tener vínculos previos con las luchas ni con el MADJ.

Paredes, se percató que estaba siendo vigilado y perseguido desde un vehículo, por lo que el 29 de diciembre solicitó apoyo a Martín Fernández.

El MADJ, declaró a través de un comunicado, que Martín Fernández, contactó al mecanismo nacional de protección de defensores y defensoras y al enlace policial que le fue asignado a este debido a que es beneficiario de medidas cautelares dictadas por la CIDH desde 2013 para informar de la situación de Paredes y solicitar instaran investigación sobre lo que estaba sucediendo. Todo ello en presencia de Wilmer Paredes quien escuchó cada una de las llamadas desarrolladas en alta voz del teléfono y fue testigo de la rotunda negativa a actuar por parte de ambas instituciones excusándose en el marco de sus competencias.

Posteriormente, el 8 de enero, el Movimiento Amplio publicó en su página web un artículo en el cual reveló grabación de las llamadas realizadas para solicitar seguridad para Wilmer Paredes en las cuales las instituciones contactadas respondieron negativamente, las mismas que luego del asesinato desarrollaron acciones que antes aseguraron no tener competencia para realizar.

A raíz de la denuncia reiterada del asesinato como un crimen político, el domingo inició a circular el referido volante con el peligroso contenido. Sin embargo, este no es un hecho aislado, forma parte de un identificado patrón de campañas de desprestigio empleado a partir de noviembre de 2017, inicialmente en Tegucigalpa en contra de líderes del partido Libertad y Refundación (LIBRE), posteriormente en Atlántida, recientemente en El Progreso y ahora en contra de liderazgos del MADJ,  lo cual confirma que existe una decisión de atacar directamente y de manera personal a quienes entienden como enemigos y enemigas del poder formal que ordena y ejecuta el sin número de arbitrariedades ampliamente conocidas por la población en el marco de la coyuntura post electoral, denunció la Organización.

A este ataque en contra de Martín Fernández y Víctor Fernández, ambos beneficiarios de medidas cautelares 195 – 13 y 416 – 13 respectivamente, le antecede la situación de riesgo de otras 4 personas integrantes del MADJ en la coyuntura post electoral. En 2016 Martín Fernández fue objeto de un allanamiento ilegal en la finca Torogoces, dos amenazas directas al aire en un programa de radio que conduce en Radio Dignidad, 1 ataque por personas desconocidas el 4 de agosto de 2017 y un reciente allanamiento ilegal en la finca el 8 de diciembre de 2017. Víctor Fernández ha sido y es reconocido por su lucha sostenida desde la huelga de fiscales de 2008 la cual lideró en su condición de presidente de la Asociación de Fiscales y a su participación en el juicio por el crimen en contra de Berta Cáceres como abogado de la Familia Cáceres Flores y  el COPINH, además del sin número de causas de impacto seguidas por el MADJ.

En diciembre fueron también allanadas ilegalmente las casas de habitación y negocios de los integrantes del MADJ Silvia Flores Chacón y Oscar Alexi Guillen en el municipio de Arizona, Atlántida y fue brutalmente agredido y sometido a tratos crueles, inhumanos y degradantes Diego Daniel Aguilar, encargado del área de formación del MADJ mientras desarrollaba acciones de defensoría en la toma sostenida a la altura de Agua Tibia en la Masica el 16 de diciembre de 2017. Todos estos ataques se desprendieron de la importante participación y dirección de las acciones anti fraude en Atlántida por parte del MADJ quien denunció y emplazó públicamente a las fuerzas de seguridad de la zona e instó reiteradamente a la desmilitarización del sector, se pronunció enérgicamente condenando el fraude y el 7 de diciembre presentó denuncia ante la MACCIH solicitando investigar a Juan Orlando Hernández, la cúpula del Partido Nacional, al TSE, ejército y demás cuerpos de seguridad por el crimen contra la democracia que implica el fraude electoral.

Este escenario evidencia cronológicamente los ataques sostenidos y sistemáticos en contra del MADJ a través de cada uno de sus liderazgos referentes en las zonas y ha alcanzado ahora un punto alarmante y realmente peligroso al vincular a dos de sus liderazgos de dirección a un asesinato.

Por todo ello, responsabilizamos de este nuevo ataque al Estado de Honduras y particularmente al gobierno de Juan Orlando Hernández y los cuerpos de seguridad del país, quienes servirles al gobierno de turno realizan labores de persecución y hostigamiento en contra de la población movilizada.

El MADJ urge a la comunidad nacional e internacional a solidarizarse con sus liderazgos y a instar y exigir a las autoridades nacionales que investiguen la publicidad con información falsa y que, urjan a las autoridades con competencia a realizar acciones concretas para salvaguardar la vida de Martín Fernández y Víctor Fernández y demás liderazgos en riesgo del MADJ.