Protestas por incumplimiento de acuerdo en la UNAH

0
482

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
El Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), se manifestó hoy en el edificio administrativo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para exigir el cumplimiento del acuerdo pactado el 20 de julio pasado, donde, entre los ´puntos está la suspensión de órdenes judiciales contra más de 75 estudiantes criminalizados por defender el derecho a la educación pública superior en Honduras.

Se ha denunciado que a los manifestantes, los guardias de la Empresa de Seguridad Privada del Aguan (ESPA) los tenía rodeados y no les permitía salir del edificio. Además que hay dos estudiantes detenidos y uno de ellos golpeado,

A finales de mayo, se inició una serie de protestas sociales que se expandieron por más de 55 días, en las que miles de universitarios exigían un diálogo abierto y participativo a la rectora Julieta Castellanos, quien nunca se sentó a conversar con ellos y ellas, más bien 75 alumnos fueron citados a los Tribunales de Justicia en diferentes ciudades a nivel nacional.

Se les acusó de usurpación, sedición y daños a la propiedad del Estado, ninguno de los casos se comprobó. Después del pacto, en las siguientes audiencias fueron declarados en libertad definitiva, excepto cuatro estudiantes que tienen un proceso desde julio del 2014.

Ellos son Moisés Cáceres, Cesario Padilla, Sergio Ulloa y Josué Velásquez, por lo que tenían un segundo requerimiento, aun cuando ellos ya no participaron de las protestas sociales este año, pero corrían peligro que al ser capturados los remitirían a prisión.
Ya tienen más de un año de estar cumpliendo con medidas sustitutivas a la prisión, como ser: no salir del país e ir a firmar cada semana el libro de registro de imputados en el Juzgados de Letras de lo Penal de la Sección Judicial de Tegucigalpa. Y aun no tienen fecha establecida para el juicio oral y público, por lo que sus compañeros universitarios exigen el cese a la persecución penal.

Con las protestas sociales de este año, las autoridades universitarias procedieron a la cancelación del segundo periodo académico, afectando a más de 26 carreras y unos 35 alumnos, y la criminalización trajo consigo figuras de terror de los años ochenta, al llamar a los jóvenes “encapuchados”, delincuentes, terroristas, criminales, etc.

Muchos de los estudiantes denunciaron vigilancia, persecución, intimidación, desapariciones temporales, y 24 de ellos permanecieron 36 horas detenidos, y fueron liberados provisionalmente.

Por esa persecución es que el MEU ha realizado manifestaciones este día, y nuevamente denunciaron que se la violentado el derecho a la protesta social, siempre cubriéndose el rostro para evitar más criminalización. Ellos y ellas temen ser víctimas de levantamiento de perfiles y que continué la criminalización, por lo que se reunirán con la mesa de diálogo donde hay representantes de la UNAH y los estudiantes.

La UNAH tiene una matrícula de más de 90 mil alumnos en unas 55 carreras profesionales, pero en los Centros Universitarios Regionales, la oferta e mínima, por lo que eso también es parte de las exigencias del estudiantado, además de la no militarización de la UNAH, la no exclusión con los exámenes de admisión, y que si exigen un índice de aprobación al 60 por ciento, que también apliquen calidad en la educación.