Propuesta de solución del Banco Mundial a conflicto agrario debe contar con componente de derechos humanos

0
322

Tocoa, Colón.

Una propuesta de solución al conflicto de tierras  presentada recientemente por el Banco Mundial está siendo analizada por la Plataforma Agraria del Aguán que demanda un proceso incluyente, participativo y justo.

El martes 17 de noviembre la Plataforma Agraria se reunió con delegados de la Fundación San Alonso, FIAN-Honduras, el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras (CIPRODEH), las agencias de cooperación Diaconia, Trocaire y Oxfam, así como con el Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguán (OPDHA) y organizaciones sindicales para discutir el contenido de la propuesta.

Marta Arnold del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguán (OPDHA) dijo que “se ha llegado a análisis muy profundos de lo que es el conflicto, que es como yo lo catalogo como una guerra fría, que está, pero que a nivel internacional se dice que ya no hay conflicto, cuando las demandas siguen, y creo que la propuesta del Banco Mundial debe ser conocida por todas las empresas campesinas”.

Por su parte la Coordinadora General del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva alabó la capacidad de análisis y debate mostrado por los dirigentes campesinos para afrontar la propuesta, aunque lamentó la ausencia de mujeres lideresas campesinas en la reunión.

Oliva dijo que el tema abordado es crucial, “porque creo que el problema del Aguán, es un problema fundamental, porque si aquí se pierde o se gana la lucha que ellos han empezado va a servir de referencia y también de aplicación y modelo para lo que viene en el resto del país”.

La Coordinadora General del COFADEH subrayó que pese al diálogo que pueda existir entre la Corporación Dinant, el Gobierno y las organizaciones campesinas, continúan las hostilidades hacia comunicadores sociales, contra defensores y defensoras de derechos humanos, que a pesar de contar con medidas cautelares de protección, siguen enfrentando hostilidades.

“Nosotras desde COFADEH no tenemos la intención de abandonar el acompañamiento a los procesos, peor a las víctimas, y eso es un mensaje claro que le debemos de mandar a los que creen que van a intimidar a toda una sociedad y a las organizaciones que hemos apostado en acompañar los procesos, en acompañar al campesinado, a las víctimas y a los defensores de derechos humanos del área rural”, dijo la reconocida defensora de derechos humanos.

Bertha Oliva, Coordinadora General del COFADEH

Estamos con las ganas como el primer día y conscientes que no es un trabajo fácil, pero que es un trabajo de compromiso, firmeza y conocimiento del sistema legal local y del sistema de protección internacional de derechos humanos”, sostuvo Oliva.

Oliva dijo que una de las fortalezas del COFADEH ha sido la lucha contra la impunidad, “queremos ver una Honduras libre de impunidad, entonces el problema que se ha venido gestando en nuestro país es que nunca se ha dado voluntad política expresa de los que han tenido el control del país para investigar los crímenes de lesa humanidad cometidos en el pasado y que se siguen cometiendo en el presente”.

Por eso nosotras estamos convencidas de que es necesario hablar de verdad, justicia y reparaciones, porque eso nos garantiza la no repetición de hechos, por eso en Honduras se repite la barbarie contra la gente que lucha por la tierra, la gente que piensa diferente; porque los criminales del pasado, son los que hoy están encargados de la seguridad interna del país.

Oliva señaló que la propuesta presentada por el Banco Mundial para solventar la situación en el Aguán, se puede mejorar y si los campesinos organizados, con la fuerza con que han estado, logran hacer un fuerte planteamiento sobre las líneas que se han trazado, lo pueden alcanzar.

Sin embargo, creo que no debemos alegrarnos porque ya hay un documento, sino que esto debe ser motivo más bien, para trabajar en base a esa hoja de ruta que ya conocemos para hacer una propuesta incluyente, porque creo que hace falta mucho para que sea una propuesta con enfoque de derechos humanos.

Finalmente el presidente del Movimiento Auténtico Reivindicador de Campesinos del Aguán (MARCA), Walter Cárcamo dijo que la reunión sostenida ha sido fundamental en este tema en el que nosotros hemos estado tratando de lograr un avance significativo en el proceso de negociación.

Marta Arnold del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguán

“Esta reunión nos da la pauta de que tenemos a nuestro alrededor, a muchas organizaciones que están conscientes de la lucha y el proceso que nosotros realizamos en la zona del Aguán y por otra parte nos sentimos contentos porque un evento de estos, trasciende mucho a otros niveles y es posible que sigamos trabajando en esa coordinación para lograr estabilidad en las organizaciones campesinas y en las familias que luchan por el acceso a la tierra”, expresó el dirigente.

La propuesta obedece al informe brindado por la CAO u Ombusman del Banco Mundial (BM), quien determinó en enero de 2014, que Corporación Dinant incurrió en el incumplimiento de deberes sociales, responsabilidad ambiental y violaciones a los derechos humanos en contra de comunidades campesinas en Honduras.

La CAO es la entidad del Banco Mundial que audita a los clientes del sector privado que son sujetos de fondos millonarios para la inversión en diferentes rubros y que reciben dichos fondos de la Corporación Financiera Internacional (CIF), entidad crediticia del Banco Mundial.

La CIF contrató los servicios del Instituto de Construcción de Consensos (Consensus Building Institute (CBI) para que lleve a cabo las negociaciones para lograr un acuerdo que ponga fin a la problemática agraria en el Aguán.