Previo a comicios electorales aumentan los crímenes políticos

0
146

Tegucigalpa.

En Honduras se está volviendo común que, previo a un proceso electoral la violencia cobre vida de personas simpatizantes de determinado partido político.

2017, año de dos procesos electorales, uno interno de los partidos políticos para escoger a sus representantes y sus candidatos, y las elecciones generales para elegir a las nuevas autoridades del poder Ejecutivo, Legislativo y Alcaldes, está marcado, hasta la fecha, con el asesinato de 18 personas involucradas a un partido político.

De acuerdo a los datos estadístico que maneja el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), los meses donde se han producido más crímenes político son el mes de enero, previo a las elecciones internas del mes de marzo, y lo que va de noviembre, a pocos días de los comicios generales.

De marzo, después de las internas, a inicios de noviembre, los asesinatos políticos fueron esporádicos, resultando los meses de julio, septiembre y octubre los únicos en los que no se reportaron crímenes de esta índole.

Previo a los comicios internos de marzo, en el mes de enero se registraron cinco muertes de personas simpatizantes a un partido político: tres de afiliación Liberal, uno de Libre y otro del partido Nacional. En febrero no se reportó ningún crimen político.

A pocos por días para que se realicen las elecciones generales para elegir a un nuevo presidente, en lo que va de noviembre ya se registran seis crímenes, dos por cada partido político con mayor auge electoral.

De los 18 asesinados en lo que va del año, la mayoría son de afiliación Liberal (9), le sigue el partido Nacional (6) y por último la Alianza de Oposición (3). Las circunstancias de los crímenes en su mayoría no es establecida y ni los posibles autores, es decir que son muertes que están en la impunidad.

Para la coordinadora general del Cofadeh, Berta Oliva, es preocupante concurrir a un llamado oficial para garantizar la democracia que es perseguida con un ambiente tenso, que va más allá de lo normal como es atentar contra la vida de diferentes miembros de cualquier partido político.

“Eso nos lleva a conclusiones terribles, que el nivel de intolerancia va más allá de lo que nosotros podemos imaginar, se atemorice de esta forma quitando la vida y es impensable que en pleno siglo XXI se estén cometiendo este tipo de acto”, sostuvo la defensora de los derechos humanos.

Fotos: Giorgio Trucchi
Fotos: Giorgio Trucchi

Agregó que, “siempre el Cofadeh ha manifestado que se asiste a un proceso electoral con un ambiente de miedo y el miedo significa que las familias de las víctimas, los vecinos y población en general en los departamentos, comiencen a reflexionar si va a depositar su voto o se quedan quietos en casa”.

Asimismo sostuvo que lo interesante de los 18 casos que el Cofadeh ha podido registrar como asesinatos por motivaciones políticas partidarias hay una mezcla de todos los partidos, principalmente de los tres con mayor auge de electores, y eso genera preocupación.

A la defensora de los derechos humanos le llamó mucho la atención de los dos últimos asesinados en Comayagua y en La Paz, ya que tienen el mismo patrón.

La noche del miércoles 21 de noviembre se reportó en Comayagua el crimen contra José Mario Discua Enrique, exmiembro del Partido Anticorrupción y seguidor de la Alianza Opositora que lidera Salvador Nasralla. El militante de la Alianza fue asesinado en el barrio Santa Lucía de Comayagua de varios golpes con un objeto contuso.

Esa misma noche en La Paz también se reportaba el asesinato del profesor José Gonzalo Castillo Chávez (56), miembro activo del Partido Libertad y Refundación (Libre), quien fue atacado a puñaladas por la espalda cuando regresaba del balneario del cual era dueño.

El docente era un excandidato a alcalde por el mencionado partido en la ciudad de La Paz.

Durante el golpe de estado-político-militar-empresarial de 2009 el profesor, que en varias ocasiones fue presidente del Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah), fue acusado por la Fiscalía del Ministerio Público del delito de traición a la patria, por lo que acudía a los juzgados a firmar por tener medidas sustitutivas a la prisión.

Durante el golpe de estado trataron de asesinarlo en su finca en varias ocasiones hombres encapuchados.

“En estos dos últimos casos no utilizaron arma de fuego sino armas corto punzante y eso es más tétrico, porque la población mira lo terrible que es que una persona sea asesinada de esa manera y es lógico que el miedo sucumbe la voluntad de ejercer el sufragio”, sostuvo la coordinadora del Cofadeh.

Oliva señaló que “condenamos estos ataques, estos hechos de barbarie contra el maestro”.

Durante muchos años el Cofadeh ha trabajado y acompañado con los diferentes gremios magisteriales.

Finalmente la coordinadora del Cofadeh reiteró que vamos a asistir a un proceso electoral bajo el miedo y el terrorismo.

lista muertos politicos