Por una esquirla de proyectil disparada por la PMOP joven pierde un ojo

0
63

Tegucigalpa.

Jimmy Hernán Mendoza (20) se encontraba sentado en la acera de una pulpería de la colonia Santa Eduviges de Comayagüela comiendo “chucherías” (Churros y frescos), cuando un grupo de Militares comenzaron a disparas contra un grupo de protestantes, impactando lastimosamente un proyectil en su rostro.

El hecho ocurrió el día sábado 02 de diciembre a eso de las 7:30 de la noche cuando se realizaba una protesta pacífica por los vecinos de ese barrio quienes tiraban cohetes y sonaba las cacerolas en protesta a lo que está ocurriendo en el país después de las elecciones generales, desarrolladas el 26 de noviembre del 2017.

José Hernán Mendoza Mendoza padre del joven de 20 años informó a defensoresenlinea.com que producto del proyectil recibido, una esquilar se le incrusto en uno de sus ojos, que lastimosamente perdió.

Asimismo narró a defensoresenliena.com que ese día se observó cómo los Policías Militares se bajaron de un camión y comenzaron a dirigirse hacia donde estaba la protesta disparando despiadadamente sin importarle la cantidad de gente que había y que podían herir o matar a alguien.

De acuerdo a Hernán Mendoza su hijo se encontraba junto a otros familiares y a amigo  de nombre William, que también fue alcanzado por las balas disparadas por la Policía Militar.

Asimismo denunció que una vez que hicieron los disparos, los militares recogieron los casquillos para no dejar evidencias, pero uno fue encontrado por un familiar y está en su poder.

Indicó que los militares dispararon con  arma de grueso calibre, posiblemente con arma R15 o M16,  porque el cartucho encontrado es grande.

Producto de la cantidad de bala disparada, afortunadamente no hubo víctimas mortales, pero en una de las viviendas varios proyectiles quedaron incrustado en la pared.

“Mi hijo presenta daño severo en su ojo derecho, el cual perdió producto de una esquirla de bala, igualmente presenta otras incrustación de esquirla en su costado izquierdo y lado derecho, fue intervenido quirúrgicamente y actualmente sigue hospitalizado”, indicó el padre de Jimmy.

Jimmy cursó el Plan Básico y llegó a segundo año de Bachillerato, actualmente trabaja como motorista en la Distribuidora de Pan Bambino en la Colonia El Pedregal, y en el momento del hecho, él había llegado de trabajar y se había quedado platicando con su familia en la calle de la colonia próxima a su casa.