Por la memoria

0
211

De nuevo, como cada mes, estamos aquí en esta Plaza de los Pañuelos Blancos convocadas por la memoria de nuestros seres queridos que fueron desaparecidos por esta misma alianza perversa del Partido Nacional, Partido Liberal, militares matones formados en la Escuela de las América y empresarios agiotistas que hoy pretenden continuar masacrándonos por la vía electoral.

Venimos del primer aniversario de impunidad de Berta Cáceres, cuyos asesinos materiales apresados por la ATIC revelan sólo una cara de la moneda: la cara de las Fuerzas Armadas con espíritu de cuerpo que al mismo tiempo que dan seguridad a los negocios privados en territorios sagrados, son socios de esas inversiones.

Falta la otra cara de la moneda en este crimen, la que reflejaría a los financiadores e instigadores del asesinato, es decir, al Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Partido Nacional, Partido Liberal en el Ministerio Público y a los ejecutivos del banco que promueve la selección de fútbol y dirige la empresa DESA, que enfrentaba Berta Cáceres en Santa Bárbara y otros puntos del país.

Vamos hacia las elecciones primarias y generales con unas propuestas que distorsionan más la vida del país, porque unos quieren continuar en las urnas este modelo de muerte a sangre y fuego incluyendo en sus planillas o como asesores a verdaderos matones de la vida, y otros en su urgencia de hacer un contrapeso político ni cuenta se dan del expediente de algunos de sus candidatos.

El Cofadeh, con el derecho que le da el ejemplo de los hombres y mujeres víctimas del terrorismo de Estado de 1979 -1992, emite voto de censura al coleccionista de armas que propuso por el Partido Nacional la mordaza a la libre expresión de la ciudadanía, a los liberales que votaron por la consolidación de la dictadura con las reformas anti terroristas, como lo hicieron en el pasado, y a Libre por incluir a un civil que es militar, quien no ignora los estragos del 3-16.

Y, por supuesto, de nuevo no podemos ignorar nuestro rechazo al “analista de televisión, fotógrafo y asesor de festivales en Lempira” que antes fue un torturador, extractor de uñas, causante de tanto dolor, y que persiste en darnos clases de ética política en estructuras mediática desde el gobierno.

De los hechos y de los hechores, ni olvido ni perdón
COFADEH

Tegucigalpa, M.D.C., 3 de marzo 2017