Policías torturadores serán sometidos a juicio

Pruebas periciales y testimoniales apuntan a que los policías, que juraron servir y proteger a la ciudadanía, aplicaron torturas hasta quitarle la vida a Sequeira.

0
294

Tegucigalpa.

Por Marvin Palacios
El Tribunal de Sentencias de Siguatepeque, departamento de Comayagua,  desarrollará el juicio oral y público los días 12, 13 y 14 de junio en un caso relacionado a la muerte violenta del ciudadano hondureño Mario Orlando Sequeira en el que están involucrados un oficial y 7 agentes policiales.

El expediente 95-2014, registra lo sucedido a Mario Orlando Sequeira, un caso emblemático donde el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), recibió la denuncia en el año 2010, documentó el caso y ha realizado todas las diligencias judiciales del proceso.

Mario Orlando Sequeira
Mario Orlando Sequeira

Es así que el COFADEH asumió el papel de acusador privado en este proceso judicial, quien junto a la Fiscalía de Derechos Humanos, probará la participación de los agentes del Estado en perjuicio de Mario Orlando Sequeira, a quien le dieron muerte el 1 de junio de 2010.

Pruebas periciales y testimoniales apuntan a que los policías, que juraron servir y proteger a la ciudadanía, aplicaron torturas hasta quitarle la vida a Sequeira. Además, violaron la Constitución de la República, los deberes de los funcionarios, la Ley Orgánica de la Policía y trataron de ocultar los graves delitos cometidos.

Están acusados el  comisario Nazir López Orellana, los agentes policiales, Francisco Verde, Edgardo David Salgado Nieto, Edwin Hernández del Cid, Alfredo López Pérez, y los agentes de investigación, Héctor Elvir Corea, Carlos Roberto Palma y Mario Aguirre Urquía.

Los relatos establecen que la noche del 1 de junio de 2010, la administración del Hotel Gómez de Siguatepeque, llamó a la policía en vista de que el huésped Mario Sequeira Canales se encontraba haciendo escándalo en dicho establecimiento ya que había ingerido bebidas alcohólicas.

La policía se presentó con al menos 5 agentes, que redujeron a la impotencia a Sequeira Canales y lo condujeron a la posta policial. El expediente resalta que antes, durante el arresto y traslado, el detenido fue víctima de innumerables golpes que le propinaron los policías pese a que estaba esposado.

Una vez en la posta, los agentes continuaron golpeándolo, luego fue arrastrado hacia una bartolina y colgado en el recinto, para continuar soportando las torturas a las que fue sometido, a tal punto que al final convulsionó y murió.

Los policías se asustaron y lo condujeron a la Clínica “Munguía” para tratar de revivirlo, pero el personal médico estableció que Mario Sequeira había fallecido. Tanto la Fiscalía como el COFADEH determinaron que el ciudadano murió a causa de las torturas infringidas en su contra.

Mario Orlando Sequeira (38)  había  llegado a Siguatepeque a visitar a su madre y familiares, después de residir y trabajar durante más de una década en los Estados Unidos de América.

Sequeira jamás imaginó que en este viaje encontraría la muerte, tras ser capturado y torturado por agentes policiales en las mismas celdas de Jefatura Policial de Siguatepeque, departamento de Comayagua, en la zona central del país,  el 1 de junio de 2010.