Persiste hostigamiento contra estudiantes universitarios de Catacamas

0
411

Catacamas, Olancho.

Por Sandra Rodríguez
Estudiantes de último año de la Universidad Nacional Agrícola de Catacamas, Olancho, están siendo manipulados por las autoridades académicas, para que ingresaran de manera forzosa a las instalaciones que permanecen en toma desde hace cuatro semanas, y ahora entra a oficinas donde hay documentación que les permita graduarse.

El hecho se produjo alrededor de las 12:30 del mediodía, con objetivo de  ingresar a las oficinas de rectoría y administración, para sacar documentos, supuestamente para que se gradúen 200 de 600 estudiantes el próximo martes 20 de diciembre, aunque Educación Superior ya canceló dichos actos, denunciaron alumnos que permanecen en la toma  exigiendo se respete el reglamento interno, una oficina permanente de DDHH, educación de calidad entre otras demandas.

15622195_614851128683812_1571463042912163211_nTambién entraron trabajadores y el vice rector académico Javier Reyes, pero no han logrado su cometido, porque las vallas estudiantiles están custodiando las oficinas, donde hay un cartel que expresa: “sellado por disposición de la comisión de auditoria académica externa”, seguido de tres firmas y la fecha 15-12-16, declaró a defensoresenlinea.com, una de las lideresas universitarias.

Agregó que, el grupo manipulado de alumnos y alumnas, ha estado recibiendo clases de manera irregular, fuera de la UNA, con la promesa de que se graduarían próximamente, el resto están de parte de la toma, desde el pasado 18 de noviembre, cuando las autoridades pretendieron expulsar a ocho de sus compañeros, después de una actividad propia de los futuros ingenieros agrónomos.

También ha trascendido, que un estudiante universitario, fue agredido en el intento de ingresar a los predios de la UNA.

De una matrícula de al menos cinco mil personas nacionales y extranjeras, mil estudiantes iniciaron la protesta, solidarizándose con los de último año, lo que fue el detonante para que iniciara la toma indefinida, de ahí vinieron amenazas de desalojo, requerimientos fiscales contra 51 jóvenes, 79 expulsiones contra líderes de la manifestación pacífica, acoso de parte de autoridades políticas que amenazas con retirar las ayudas económicas a los y las becadas, y desde hace varios meses se anunció el despido  de docentes, afectado al menos a 45 sin causa justificada.

Ayer personal del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH, constató que el Ministerio Público desistió de la acción penal pública contra 51 estudiantes de la UNA acusados por el delito detención de suelo o espacio de uso o dominio público, en perjuicio del Estado de Honduras y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

La UNA es rectorada por el también Ministro de Educación Marlon Escoto, funcionario que es desconocido por los y las estudiantes, ya que su reelección violentó el reglamento interno que no permite más de dos periodos en el cargo, y este sería el tercero, según docentes y alumnos.