PAJUILES: Un menor de edad y 5 personas detenidas tras represión policíal

0
216

Un menor de edad y cinco personas detenidas, represión con gases lacrimógenos desde las 8:00 am, las cuales están siendo lanzadas dentro de casas de habitación, tres motocicletas decomisadas, vidrios quebrados de vehículos de pobladores, gente herida y personas desconocidas armadas las cuales aseguran ser del Ministerio Público son el escenario que vive Pajuiles como resultado de la confabulación de la Policía Nacional con la empresa HIDROCEP quien a toda costa pretende continuar con el proyecto hidroeléctrico sobre el río Mezapa. Ingenieros de HIDROCEP llegaron a la zona a inspeccionar desalojo.

San Pedro Sula, Honduras.

Gravísima situación viven las comunidades del Sector Pajuiles durante lo que ha transcurrido de la mañana de este día. Desde aproximadamente las 7:00 am, máquinas de la empresa fueron trasladadas hasta la zona donde se encuentra instalado el Campamento Digno por el Agua y por la Vida con la intención de intimidar y asegurar su paso hacia el plantel de la empresa sumado a esto, personas pagadas por la empresa colocaron vehículos desconocidos cruzados en la calle para asegurar que la maquinaria transitara.

De forma casi inmediata, la policía nacional llegó a la zona e inició a reprimir usando bombas lacrimógenas en la zona, procediendo a capturar a la reconocida líder comunitaria Albertina López quien se encuentra en estado de embarazo y a Wendy Cerrtios habitante del Sector quien ha permanecido en defensa activa del río Mezapa.

Luego de la represión, la policía procedió a decomisar 3 motocicletas de habitantes de la comunidad quienes las habían ubicado para evitar el tránsito de las maquinas y quebraron los vidrios de vehículos que se encontraron instalados con el mismo fin. Ante la reacción de la población, iniciaron la represión nuevamente lanzando bombas y piedras dentro de las casas.

Dentro de todo el caos provocado por la policía, esta procedió a tomarse la calle a fin de que la maquinaria pueda transitar hacia el plantel. En la zona se reportan personas desconocidas con armas de fuego, las cuales ante las consultas por parte de por parte de la población, agentes policiales indicaron que es personal del ministerio público.

En los últimos minutos se ha constatado la detención de un menor de edad quien ha sido trasladado a la posta de Tela y están siendo detenidas más personas las cuales han sido obligadas a subir a las patrullas policiales para ser trasladadas a la posta policial, entre las cuales se confirma la detención de Kevin Linares, Juan Bautista Santos y una persona cuyo nombre está por confirmarse, sumando con esto un saldo de 6 personas detenidas.

Luego de la última ola de gases lacrimógenos, ingenieros de la empresa HIDROCEP se han hecho presentes a la zona para inspeccionar el desalojo, mientras conversaban con agentes policiales quienes explicaban cómo se desarrollaba la actividad para asegurar el paso de la maquinaria.

Es sumamente alarmante lo que ahora se está viviendo en Pajuiles, ya que a lo que hoy ocurre le anteceden las innumerables denuncias interpuestas desde el 2010 por las comunidades y las acciones legales desarrolladas desde el 2016 en contra del ilegal cabildo abierto donde el alcalde Mario Fuente aprobó el proyecto hidroeléctrico “Los Planes”, pero sobre todo, le antecedentes, las dos quemas de campamentos, por personal pagado por la empresa, las agresiones en contra del coordinador general Martín Fernández y el líder comunitaria Óscar Martínez quien fue detenido y acusado de usurpación en perjuicio de la empresa el pasado 10 de agosto, junto a otras 12 personas más quienes ahora enfrentan proceso penal.

Esto demuestra que la empresa HIDROCEP y su propietario Jaison Hawit tiene la determinación de atropellar al nivel que sea necesario la dignidad de las comunidades del Sector Pajuiles y que, en complicidad con la nefasta policía nacional y el ministerio público, son capaces de cualquier atrocidad en función de sus intereses económicos.

Alertamos a la comunidad nacional e internacional de los riesgos que corren las vidas de los y las habitantes del Sector Pajuiles, organizados en el Movimiento Amplio en este escenario que hoy enfrentan y que ha venido en escalada y DENUNCIAMOS desde la más alta indignación el papel del ministerio público y de la policía nacional, siempre serviles y plegadas a los intereses económicos de las empresas que como HIDROCEP han causado irreversibles daños en nuestras comunidades y nos han arrebatado las vidas de mujeres y hombres valientes.

fuente: www.movimientoamplio.org/