ONILH desconoce acciones con pretensión de dividir a la población Lenca

0
275

Por: Sandra Rodríguez

Tegucigalpa.-La semana pasada se llevó a cabo un plantón en la ciudad de Marcala, departamento de La Paz, dónde un grupo de pobladores denunciaron mediante pancartas la injerencia de grupos y personas -defensores de los bienes comunes de la naturaleza- que mienten y les impiden la instalación de proyectos de desarrollo.

Se divulgó un manuscrito dirigido al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), Roberto Herrera Cáceres, que tiene un sello del Consejo Indígena Lenca, de la Organización Nacional Indígena Lenca de Honduras (ONILH), El Potrero, Santa Elena, La Paz.

Ante esa situación, Rosario García, presidenta nacional de la ONILH, aclaró a través del programa radial Voces Contra el Olvido, del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), el sábado anterior, que desconoce la misiva y la impresión del sello que nombra a su organización.

“El sello es falso”, dijo Rosario a defendoresenlinea.com, este día, pues su insignie es la “Vara Alta”, y no la figurita que aparece en utilizada por desconconocidos.

IMG-20170715-WA0054Agregó que la ONILH no tiene ningún problema con la familia de la defensora de derechos humanos Berta Cáceres, asesinada el 02 de marzo del 2106, tampoco con los y las compañeras del Movimiento Indígena Lenca de La Paz- Honduras (MILPAH). En las pancartas llevadas por los y las manifestantes hay mensajes que atacan la imagen de “la hija de Berta” sin especificar su nombre y exigen la salida de MILPAH.

Reiteró que el trabajo de ONILH, históricamente es en defensa de los derechos del pueblo indígena Lenca, y que en comunicaciones con dirigentes regionales de la organización que presiden, y todos desconocen la estampa del sello y las firmas, por lo que el texto es desautorizado.

“Quiero dejar claro que mi organización no tiene nada que ver con eso”, agregó a través de Voces contra el Olvido, que los representantes de la ONILH se pronunciarán en estos días.

Le preocupa que este hecho vaya encaminado a una manipulación para generar división entre los mismos pueblos lencas, pues con MILPAH realizan labores conjuntas de defensa de sus derechos, que están amparados en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales.

En la carta exponen la problemática y mencionan ataques de parte del esposo de Ana Miriam Romero, premio “Defensores bajo riesgo” otorgado por Front Line Defender en año pasado. Romero en estado embarazo, fue agredida junto a otras cuatro mujeres, en octubre del 2015, cuando unos 30 policías ingresaron a sus viviendas municipio de Santa Elena.

“Unos 30 soldados entraron en mi casa a patadas, sin orden de registro, en plena madrugada. Me torturaron a mí y a mi esposo y saquearon la casa”, denunció Ana Mirian, quien goza de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que abarca a su familia, y 12 miembros del Consejo Indígena de San Isidro Labrador y del MILPAH, el 24 de noviembre de 2015.

La misiva también expresa que hay falsas acusaciones en contra de las autoridades civiles, policiales y eclesiales y que se les han estancado proyectos de desarrollo como el de irrigación que les iba a resolver el problema de pobreza que viven en la comunidad. Y el proyecto de una represa que la comunidad pedía para mitigar el problema del hambre en ese lugar postergado, es asi que le solicitaron a Herrera Cáceles interponga sus buenos oficios.

Por su parte, Felipe Benítez, coordinador general de MILPAH, declaró a través de redes sociales que, los manifestantes es un grupo de activistas políticos que los mandaron a protestar en contra de MILPAH frente a la policía y la Casa de la Cultura de Marcala, donde estuvo el  CONADEH Roberto Herrera Cáceres “la protesta es por el trabajo de MILPHA, que no hemos dejado que construyan la represa del río Chinacla, que no apliquen el Catastro municipal y la oposición a la Ley Monsanto, atacaron directo a Martín Gómez y Felipe Benítez, si algo pasa ya sabemos quiénes son y quien los mandó” afirmó Benítez.

Próximamente el COFADEH iniciará la formación de una Red defensores/as indígenas lencas para acceder a la justicia en el departamento de La Paz, zona brutalmente atacada por cuerpos armados al servicio de quienes tienen el poder político y económico, en este grupo habrá representación de MILPA, ONILH, la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC), y otras organizaciones.