¡No más comentarios que inciten al odio contra la comunidad LGTBI en medios digitales!

0
216

Tegucigalpa.

La Red Lésbica Cattrachas presentó el martes 28 de junio, en un hotel capitalino el estudio:” Lenguaje No protegido por la Libertad de Expresión. El papel de los medios de comunicación en la promoción del odio y la discriminación en Honduras”, en el cual se revela que un sector de la prensa tradicional confabulado con el fundamentalismo religioso difunde campañas de odio contra las personas de la comunidad lésbica, gay, transexual, bisexual e intersexual (LGTBI).

El estudio analiza desde un enfoque de derechos humanos, varias publicaciones difundidas en el período 2013 a 2015 por influyentes medios de comunicación social, escritos, televisivos y digitales, monitoreados a través del Centro de Monitoreo de Medios, implementado por Cattrachas desde el año 2000.

Para realizar el análisis con enfoque de derechos humanos del presente informe, Catttrachas contó con la participación y asesoría del periodista Marvin Palacios que labora para los medios de comunicación del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH).

En su intervención el periodista Marvin Palacios, quien escribe para www.defensoresenlinea.com dijo que la libertad de expresión no es absoluta y que la práctica del periodista requiere de la aplicación de censura al momento de redactar notas periodísticas o permitir la publicación de comentarios que promuevan el odio o inciten a la violencia contra una minoría poblacional, en este caso de personas LGTBI.

Palacios destacó que varios agentes intervienen para generar el odio y la discriminación hacia las personas LGTBI, tales como el fundamentalismo religioso, los medios de comunicación y la falta de conocimiento de los jefes de redacción y reporteros; al hacer el abordaje de las notas periodísticas relacionadas a la comunidad de la diversidad sexual.

El informe destaca que existe una carencia absoluta de censura en comentarios de odio homofóbico que incitan a la discriminación, el ataque y el exterminio de la comunidad LGTBI.

Al respecto, el amplio manto de la libertad de expresión no es absoluto. La Convención Americana de Derechos Humanos al igual que numerosos Pactos Internacionales declaran que: “Las expresiones de odio quedan al margen de la protección del artículo 13 de dicha declaración y exige que los estados partes proscriban esta forma de expresión”.

Asimismo el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) emitió en octubre de 2013 una importante decisión respecto de la responsabilidad de los medios de comunicación ante la publicación de comentarios anónimos de sus lectores, que son difamatorios frente a terceros.

El TEDH afirmó que una empresa de comunicación digital es responsable de sus publicaciones y de los comentarios que emitan los cibernautas. El TEDH considera que esa responsabilidad está basada en dos razones: por ser insuficientes las medidas adoptadas de protección frente a los derechos de terceros, y haber sido gestionados, amparados e incluso “incitados” por el propio medio con un fin lucrativo.

El amplio manto de la libertad de expresión no es absoluto

Como es el caso de la difusión de tele-encuestas de canales de televisión que da a conocer el informe, donde incitan a la violencia y a la discriminación o en el caso de la impresión de mega-posters o cuadriplanas que contribuyen a la generación de comentarios de odio y al desvalor de la identidad de género transgénero, que en tales cuadriplanas se omite.

Los comentarios posteados on line en las páginas digitales de tales medios, bajo los mega-posters y notas periodísticas expresan una feroz incitación hacia el desprecio de esta minoría población, como son las personas LGTBI.

El defensor de los derechos humanos y profesional del derecho Francisco Mencía dijo a www.defensoresenlinea.com que el estudio revela cómo los medios de comunicación hacen uso de lenguaje no apropiado, que en lugar de construir y de ser objetivos, más bien transmiten apologías de odio y generan violencia contra un sector como nosotros de la comunidad LGTBI.

Precisamente esta actividad trata de socializar este informe que exitosamente lo ha concluido la Red Lésbica Cattrachas, donde recoge todas esas expresiones de apologías de odio, vertidas y publicadas a través de estos medios de comunicación que en ningún momento han sido objetivos, que han faltado a la ética profesional, que han faltado a esa libertad de expresión que no es absoluta y precisamente han trascendido para denigrar a colectivos de nuestra diversidad, sostuvo Mencía.

Por su parte la Coordinadora de la Red Lésbica Cattrachas, Indyra Mendoza señaló que esta investigación de “Lenguaje No Protegido por la Libertad de Expresión” es algo que le va a ayudar a todas las personas que se puedan sentir ofendidas o que han tenido alguna ofensa a través de los medios de comunicación, porque aunque está hecho para la comunidad LGTBI desde una mirada basada en la orientación sexual e identidad de género, aquella persona que por raza, por distinción de género, por participación política, también pueden utilizar esta investigación para saber qué tipo de lenguaje no es permitido y tampoco es un lenguaje que la libertad de expresión apoya.

“Porque lo más importante de todo esto es ver dónde queda el límite entre libertad de expresión y sobre ese lenguaje no protegido que se convierte en discriminación, se convierte en odio y se convierte en una ola que al final daña a la sociedad completa”, subrayó la coordinadora de Cattrachas.

Al evento asistieron diferentes colectivos de la comunidad de la diversidad sexual, , periodistas, comunicadores y comunicadoras sociales, artistas, intelectuales y defensores y defensoras de derechos humanos estatales y de las organizaciones no gubernamentales de Tegucigalpa y San Pedro Sula.