No hay solución gubernamental para evitar la migración infantil

0
355

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
“Los niños y niñas no buscan el sueño americano, sino que huyen de la pesadilla hondureña” Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza-Honduras.

Más de 9400 niños han sido detenidos en la frontera sur de los Estados Unidos, de los cuales 276 han sido motivados a emigrar por la situación de violencia generalizada por maras y pandillas, los demás por han sido víctimas de desintegración familiar y pobreza, declaró Karen Valladares, directora del Foro Nacional para las Migraciones en Honduras (FONAMIH).

Sin embargo, aunque la estadística fuese de solo 20 niños, igual es alarmante, porque son vidas humanas que no tienen posibilidades de mejorar su situación en cuanto al acceso a salud, educación y otros factores que los coloca en vulnerabilidad y los obliga a huir. Pero la reunificación familiar es el principal motivo para que los y las menores emprendan la ruta migratoria. Se estima que más de un millón y medio de hondureños viven en Estados Unidos.

guadalupe ruelasLa mayoría de menores viajan solos, un treinta por ciento sale acompañado por adultos, incluso de un “coyote” o “pollero” como se le llama a los traficantes de personas, que cobran al menos cinco mil dólares para llevarlos a Estados Unidos de América, pero que no les garantiza salvaguardar la vida, la libertad, la integridad ni llegar al destino planeado.

La situación se complica con el plan frontera sur en México, de donde proviene la mayor cantidad de deportación, ya que se enfoca el problema como seguridad olvidándose del tema de derechos humanos.

Desde de octubre del año 2011, el gobierno de Estados Unidos, registró un dramático incremento migratorio de niñas, niños y adolescentes no acompañados, que estaban viajando desde Guatemala, Honduras y El Salvador, el cual es conocido como “la oleada”.

De acuerdo a la Aduana y Protección en las Fronteras de los EE.UU. el número total de aseguramiento de menores no acompañados fue de 4,059 en el año  2011;  10,443 en el año  2012, y para duplicarse a 21,537 en el 2013. Durante el año 2014 la Patrulla Fronteriza detuvo a 68,541 niños/as migrantes en la frontera sur.

El departamento de Seguridad Nacional dijo que de los 20,164 migrantes detenidos por la Patrulla entre el 1 de octubre del 2015 al 31 de enero 2016, la mayoría son originarios de Guatemala (7,250); seguidos por El Salvador (5,766); México (3,726); y Honduras (3,152).

Los niños retornados a Honduras, son originarios de municipios que tienen una tasa de criminalidad por encima de la media nacional (79.7 / 100,000 habitantes), San Pedro Sula, encabeza la lista con más de 2,200 niños, niñas y adolescentes no acompañados detenidos entre enero y mayo de este año, seguido de Tegucigalpa y Juticalpa, ambas con más de 800 niños detenidos durante el mismo período (año 2014).

El problema es que los y las niñas repatriadas no cuentan con un proceso que les garantice el acceso a servicios de protección en respetuoso apego a sus derechos.

No se sabe cuántos menores salen del país, salen por puntos ciegos, ellos tienen entre 11 y 15 años, pero no hay datos precisos,  pero en Honduras también hay unos 800 menores de diferentes países que han sido registrados en el territorio nacional, que no se les retiene, porque su objetivo es ir a Norteamérica, 29 personas han solicitado refugio. Hay cubanos, haitianos y de medio oriente.

José Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza- Honduras, manifestó ayer en Tegucigalpa, en la presentación del foro “Migración Infantil en Honduras-Hallazgos según el Diagnóstico: Caracterización de La Migración Infantil: Causas, Edad, Género, Lugar procedencia, Lugar destino”, que lo grave es que los niños huyen de lo que viven en Honduras, y que no hay Políticas  gubernamentales para evitar ese éxodo, sino que se centra en los retornados.

Las historias que escuchamos a su regreso son de terror, de exclusión y discriminación porque no encuentran las oportunidades que buscaban, y los programas implantados son excluyentes, agregó Ruelas.

Y es que la situación de derechos humanos en Honduras es un tema que se ha ido agravando, y la gente  ve normal que aquí se tire gas, se golpe a los indígenas, ancianas, niños, la institucionalidad ha caído en una descomposición, para el caso la depuración policial no ha logrado tener personal más humanos, posiblemente haya menos que roben, pero siguen golpeando a la gente.

Otra realidad en Honduras es que hay presidente para un país, pero en realidad es presidente para  un partido, el mandatario puede dialogar con la gente de su partido, la gran mayoría de la población está a la deriva, sin respuesta de un presidente que se preocupa únicamente por dar trabajo o atender a sus correligionarios, no de dar educación o fomentar fuentes de empleo para la población.

“Nunca ha dejado de ser un candidato para ser un presidente” expresó el director de Casa Alianza, quien recientemente fue distinguido con el premio WOLA a los DDHH, en Washington, DC, refiriéndose a Juan Orlando Hernández “JOH”, gobernante de Honduras.

Se hace necesario considerar que la migración de menores sigue la ruta migratoria irregular, y siendo Estados Unidos de América, el país preferencial de destino, el trayecto por territorio mexicano representa grandes desafíos para la población migrante, esos desafíos con mayor frecuencia son insuperables concluyendo en retornos/ repatriaciones, mediante procedimientos que basado en estudios varios evidencia vacíos importantes a lo establecido en los instrumentos internacionales de derechos humanos.

Entre los desafíos se encuentra, que los flujos migratorios de Niños, Niñas y Adolescentes  acompañados y no acompañados es reflejo en el cumplimiento de derechos humanos tanto en el país de origen como en los países de tránsito y destino.

Según el diagnóstico presentado, es importante el fortalecimiento y sostenibilidad a largo plazo del mecanismo de registro de información a través y generar estrategias de abordaje multisectorial, partiendo de la base de las iniciativas más recientes de atención y reintegración de esta referida población que se han implementado tanto por el sector Gubernamental como por el sector No gubernamental, entro otros puntos.

Ver informe: Diagnostico Niñez migrante. FONAMIH TROCAIRE