Misión del País Vasco conoce realidad socio-política de Honduras

0
302

San Pedro Sula.

Por Marvin Palacios
Una delegación del País Vasco que se encuentra de visita en el país, conoció de cerca la realidad nacional, mediante la exposición de dos defensores históricos de derechos humanos, que tienen en común el servicio a la humanidad, a través de su apostolado como sacerdotes católicos.

El sacerdote diocesano Fausto Milla y fundador del instituto Ecuménico Hondureño de Servicios Comunitarios  (INEHSCO) e Ismael Moreno, sacerdote jesuita, director del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación  (ERIC) y de Radio Progreso, fueron los expositores en la jornada de trabajo de la delegación vasca en el primer día de la semana.

El padre Fausto Milla expuso que a lo largo de su ministerio pastoral ha sido víctima de persecución,  secuestro, torturas y exilio. Su integridad física se vio amenazada en varios tramos de la historia política  del pais. Uno de esos tramos fué durante la aplicación de la Doctrina de Seguridad Nacional donde operaban en total impunidad,  escuadrones de la muerte y otro posterior al golpe de estado de 2009.

mision vascaPor su parte Ismael Moreno, conocido en el movimiento social como Padre Melo, calificó la situación actual en el hemisferio como muy compleja, difusa e incierta, caracterizada por varios tiempos.

“Son tiempos del modelo neoliberal prolongado,  en su etapa de restauración que se está expresando a través del extractivismo de los bienes de la naturaleza”, afirmó el sacerdote y analista.

Indicó  que estamos en los tiempos de la militarización, donde toda demanda o movilización del pueblo,  tendrá como respuesta la represión. Aunado a esto existe un cerco mediático que responde a una agenda continental, y que tiene el propósito de invisibilizar o destruir mágenes de liderazgos opositores a este sistema neoliberal.

El sacerdote señaló que Honduras vive en la tiempos de religiones bulliciosas, con fundamentos teológicos superficiales que sirven de sustento a las élites económicas y políticas que avanzan hacia las  “democracias autoritarias controladas”.

“Son tiempos de cuestionamiento y desconfianza hacia las instituciones, incluyendo las iglesias”, subrayó el analista.

Específicamente sobre el contexto hondureño, el padre Melo analizó los sustentos sobre los cuales descansa el actual régimen del presidente Juan Orlando Hernández que busca a toda costa, una reelección inconstitucional.

Melo enumeró como sustentos, al capital oligárquico multinacional asociado  a una élite de Honduras compuesta por 225 personas, cuyo capital se estima en 150 millones de dólares cada una y que se incrementa en un 20 por ciento cada año.

Luego está el sustento del militarismo y la función que desempeña el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad que de acuerdo con el padre Melo; es el gobierno real en Honduras donde se toman todas las decisiones.

Tambien citó el sustento asistencial proselitista, el publicitario que tiene que ver con el cerco mediático y el divino, traducido en el discurso como aquel que coloca al presidente Hernández; como una figura mesiánica.

Esto fue a grandes rasgos, lo expuesto por el padre Melo a la delegacion vasca.

La delegación está conformada por la Directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Mónika Hernando, Maite Garmendia y Mónica Fernández de la Agencia Vasca de Cooperación.

Las diputadas de la Comisión de DDHH del Parlamento Vasco, Ana Oregi  y Amaia Arregi del Partido Nacional Vasco (PNV), Oihana Etxebarrieta del partido EH BILDU, Eukene Arana del partido Podemos, Rafaela Romero del Partido Socialista Español (PSOE), Juana de Bengoetxea del Partido Popular (PP) y Eduardo Mancisidor, Letrado del Parlamento Vasco.

Por parte de las organizaciones de sociedad civil, forman parte de la delegación, María Pilar Álvarez de la Fundación Joxemi Zumalabe, Hugo Hernández de Mundubat, Inmaculada Mújica y Fernando Altamira de Aldarte e Itziar Caballero del Programa Vasco de Protección Temporal para Defensores y Defensoras de Derechos Humanos.