Militares sacan de sus propias casas a manifestantes en Sabá

0
426

Tegucigalpa.

Cerca de mil efectivos policiales y militares llegaron a tempranas horas de hoy al municipio de Sabá en el departamento de Colón para desalojar a los protestantes que tenían tomado el puente sobre el río Aguán, en cumplimiento a las acciones del paro nacional que convocó durante una semana, del 20 al 27 de enero, la Alianza de Oposición contra la Dictadura.

Las manifestaciones a nivel nacional han sido reprimidas violentamente por miembros de la fuerza de seguridad del estado, utilizando garrotes, gas lacrimógeno y bala viva para dispersar a los protestantes. Esto ha dejado personas detenidas, heridas e inclusive varios muertos.

La población que ha salido a protestar, pese a las fuertes represión que han sido sometidas y que han dejados saldos mortales, continúan con sus acciones de manifestarse contra la dictadura del régimen de Juan Orlando Hernández.

La fuerza de seguridad del estado para atemorizara a los manifestantes les da seguimiento y posteriormente sin orden judiciales allanan viviendas para llevarse detenido a las personas que a diario salen a manifestarse contra la dictadura del actual gobierno y el fraude electoral del pasado 26 de noviembre.

La mañana de este martes se denunció que soldados del ejército, después de desalojar a los protestantes que tenían tomado el puente sobre el ría Aguán en Sabá, ingresaron a varias viviendas sin orden judicial para llevarse al menos cinco personas detenidas, de las cuales solo dos han podido ser identificadas, de nombre Jairo Messen y Yoni Elvir.

El departamento de Colón ha sido uno de los lugares que ha estado en permanente protesta después que se conociera del fraude electoral contra la Alianza de Oposición contra la Dictadura, donde la policía y militares han utilizado todo tipo de fuerza para desalojar a los protestantes, quienes no se rinden y siguen manifestándose.

El pasado 20 de enero, cuando inició el paro nacional, durante un desalojo violento en el municipio de Sabá, la bala disparada por un militar le segó la vida a una persona de la tercera edad, identificada como Anselmo Villareal, quien venía de trabajar de una de las fincas del sector.