Mensajes para autoridades de la UNAH y policía dejó padre asesinado de universitario

"Lo vine a dejar y lo espero para volver juntos a casa" afirmó Roberto Gómez, quien apoyaba a su hijo André en las luchas sociales.

0
259

Por: Sandra Rodríguez

Esta mañana se dio la noticia del asesinato de un padre de familia de los universitarios criminalizados “es el papá de André” se confirmó rápidamente y ayer estuvo en los juzgados. Pronto se ubicó a la víctima mortal, ayer no se separó de los juzgados.

Entre jóvenes y policías nacionales y COBRAS, estaba un hombre sosteniendo una pancarta con la leyenda “Quiero que mis hijos tengan una educación pública de calidad, sin presión ni autoritarismo” ¡El padre consciente #AquíestáPresente!

Al preguntarle el nombre, dijo llamarse Roberto Gómez, papá de André, estudiante de educación física de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), uno de los 20 criminalizados por defender la educación pública, el pasado 24 de mayo.

“Lo vine a dejar y lo espero para volver juntos a casa” afirmó el señor, quien permaneció por más de siete horas a la intemperie, sabiendo que su hijo lo veía desde la sala donde representantes de la UNAH y el Ministerio Público (MP), presentaban pruebas para incrimínalo.

Roberto Gomez. papa de Andre.23.6.17Era cerca del mediodía, ya había llegado un multitudinario grupo de universitarios para solidarizarse, cuando fue abordarlo simultáneamente medios de comunicación como Radio Progreso, Conexihon.hn y Defensoresenlinea.com/ Voces Contra el Olvido, a quienes expresó que “Estamos preocupados porque estamos luchando contra un sistema que quiere manipular a nuestros hijos”.

El observaba que la rectora Julieta Castellanos no quería un diálogo con los padres y con los alumnos, por lo que agregó “no tiene, me imagino, la capacidad para hacer estas cosas, debería poner alguna comisión o directiva para que se haga un diálogo y llegar en paz, que no siga esto, que se está haciendo político”.

“Nosotros como padres de familia tenemos que cuidar y proteger a nuestros hijos, nosotros tenemos deberes y obligaciones, pero tenemos que apoyar a nuestros hijos al cien por ciento”, dijo el padre de Johan André.

Tenemos que prever como ellos obtengan el pan del saber todos los días y que sean alguien el día de mañana, pero miramos que este sistema no nos abre las puertas, más bien en vez de apoyar a nuestros hijos los quieren encerrar.

Por ir a apoyar a su hijo, no fue a trabajar ese jueves, tomando en cuenta que no llevaría alimento ese día a su hogar de la colonia Brisas del Valle. Aunque le tocara trabajar doble, no podía dejar solos a los y las estudiantes.

Dos mensajes:

IMG_20170622_111300[1]Don Roberto, sin saber que esta sería una de sus ultimas oportunidades de hablar públicamente, dejó dos mensajes a quienes persiguen a los y las defensoras de la educación a través de la protesta social como parte del derecho a la libertad de expresión.

A las autoridades universitarias: “que se pongan la mano en la conciencia”

A la policía: que “no tendría que estar aquí, tendrían que estar en las colonias, cuidando a la gente que está en sus casas”.

Paradójicamente, a eso de las 5:30 de la mañana, fue asesinado por desconocidos cerca de su casa de habitación a este de Tegucigalpa, según entidades investigativas, están haciendo su labor para dar con los responsables del crimen.

La comunidad estudiantil se ha manifestado públicamente exigiendo se dé con los hechores. Organizaciones públicas y no gubernamentales han condenado el hecho que acabó con la vida del también defensor que apoyaba la lucha de André y miles de universitarios.

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), repudia estos actos de violencia que generan miedo e incertidumbre en la población, especial mente en la comunidad universitaria, que libra una lucha contra la estigmatización, persecución, vigilancia y ataques que han llevado a ser acusados el pasado 07 de junio en la Corte Suprema de Justicia al periodista Cesario Padilla, el trabajador social Sergio Ulloa y el sociólogo Moisés Cáceres, en un proceso desde el 2015, cuando observaban una manifestación en la UNAH .

Así mismo, mantiene con medidas sustitutivas a la prisión a Norberto Cardona, Henry Orlando Rodríguez de Vicente, Josué Armando Velásquez, Jorge Elías Velásquez Contreras, Carlos Moisés Torres, Mario Miguel Valladares Guevara, Nery Yancarlos Gómez Cruz, Juan Carlos Hernández Lanza, Oscar René Barahona, comparecieron ante el Juzgado de Letras Penal de la sección judicial de Tegucigalpa.

También a Nancy Paola Cruz García, Jessy Nataly Sánchez Santos, Emmy Nohemy Jiménez Zelaya, Joseph Emmanuel Miranda Hernández, Marcio Noe Silva, Kevhin Ricardo Espinal Ramos, Reveca Elvir Mayorquin, André Johan Gómez Jerónimos (hijo de don Roberto), José Manuel Seren, Huete Salgado (Periodista) y Allan Moisés Alcerro Martínez y el periodista Ronnie Huete Salgado quien daba cobertura a la manifestación.

Y desde el pasado 16 de junio a Génesis Aracely Andino, Karen Giselle Reyes Pineda, Tiffany Nicole Zúñiga, Gloria Sarahí Mejía, Any Raquel Blanco Navarro y Tony Jossel Barahona Cruz, todos todas de Ciudad Universitaria en Tegucigalpa; y a Daniel Morales de UNAH-Valle de Sula en San Pedro Sula.

índiceEsta tarde un grupo de estudiantes, padres y madres de familia se movilizaron desde la UNAH hasta el salon de el Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH), donde es honrado el cuerpo de Roberto Gómez, un padre que acompañó incondicionalmente a los y las jovenes.