Líderes garífunas son querelladas por defensa de tierras

0
63

La Ceiba.

Cuatro liderasas de la Organización Fraternal Negra Honduras (OFRANEH), han sido querelladas por el supuesto delito de “Calumnias y difamación” contra el empresario Patrick Daniel Forseth, denunció en un comunicado esta organización.

Las líderes de OFRANEH que enfrenta esta querella son Miriam Miranda, coordinadora de la organización, y sus compañeras Madeline Martina David, Neny Heydy Ávila y Letty Bernárdez.

Lo anterior recuerda de manera inevitable a la activista lenca Berta Cáceres. La similitud no es para nada caprichosa y genera alerta entre los defensores del medio ambiente nacionales e internacionales. Honduras sigue siendo un territorio hostil para los activistas de los pueblos ancestrales, sostiene OFRANEH.

El pasado 31 de julio Miriam Miranda, Madeline Martina David, Neny Heydy Ávila y Letty Bernárez, recibieron la notificación de la causa contra ellas, por el supuesto delito de “Calumnias y difamación” contra el empresario Patrick Daniel Forseth.

En el comunicado la organización Fraternal Negra Honduras señala que Forseth y Jorgensen compraron y vendieron de manera ilícita tierras pertenecientes a comunidades garífunas. Lo anterior con el objetivo de dedicarlas al desarrollo y explotación de proyectos turísticos.

Cabe recordar que en noviembre de 2016, ya la defensora Madeline Martina David fue objeto de detención arbitraria con uso excesivo de fuerza. Madeline denució que estaba siendo criminalizada. Sin embargo, fue absuelta y dejada en libertad, señala OFRANEH.

Por su parte, Miriam Miranda ha sido objeto de diversos ataques de toda índole. Los mismos por su labor en defensa de los derechos del pueblo garífuna. Los mismos se intensificaron después del Golpe de Estado de 2009 y ahora aún más después del asesinato de la líder indígena Berta Cáceres, ocurrido el 2 de marzo de 2016 en su residencia en la ciudad de La Esperanza departamento de Intibucá.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos condenó este nuevo acto de “criminalización y judicialización contra defensoras garífunas del territorio”.

Del mismo modo exigieron al Estado hondureño que cumpla con su deber de garantizar la protección y el derecho a defender derechos de las defensoras.

Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos pidió la cancelación inmediata de los procesos contra Miram Miranda y sus compañeras.

“También hacemos un llamado a las organizaciones e instancias internacionales para que se solidaricen con OFRANEH y se mantengan pendientes del caso”, finalizaron.