La verdad sobre el examen de Honduras ante el comité de derechos humanos en Ginebra

0
164

Tegucigalpa.

“La manipulación mediática del gobierno de Juan Orlando Hernández al hacer creer que el comité de derechos humanos en Ginebra los “han felicitado”, constituyen un esfuerzos desesperados por ocultar que estos organismos internacionales de derechos humanos tienen información clara y objetiva de la grave situación de violaciones a los derechos humanos en Honduras”.

Así lo dio a conocer este martes la Coalición contra la Impunidad, en una conferencia de prensa que se ofreció en un hotel capitalino, donde asistieron varias organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil, así como la prensa nacional e internacional.

El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas examinó el segundo informe periódico de Honduras en sus sesiones celebradas los días 5 y 6 de julio de 2017 pasado en  Ginebra, y en fecha 24 de julio del presente año, aprobó sus observaciones finales sobre este examen, que fueron dadas a conocer públicamente el día 27 de julio.

Para exponer ante el Comité que en Honduras ha “mejorado” la situación de los derechos humanos, el Gobierno movilizó a 21 funcionarios a Ginebra, donde el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, era el jefe de la delegación y era quien llevaba la voz cante en la presentación del informe.

En sus observaciones finales, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas da a conocer sus preocupaciones y recomendaciones  para que el estado de Honduras deba “adoptar todas las medidas necesarias que han contribuido a la labor del Comité y a cesar todo tipo de declaración descalificatoria en su contra por parte de representantes estatales. Asimismo, el Estado parte debería también informar al Comité sobre las medidas adoptadas a este respecto”.

La Coalición contra la Impunidad sostiene en un comunicado que para constatar fehacientemente que el Estado de Honduras no ha sido calificado como sobresaliente, “basta remitirse a las observaciones finales divulgadas el pasado 27 de julio”, en las que el Comité de Derechos Humanos expresa sus motivos de preocupación y realiza recomendaciones que evidencian la gravedad de las violaciones a derechos humanos en Honduras.

En sus observaciones el Comité resalta la violencia contra la mujer, Interrupción voluntaria del embarazo y derechos reproductivos, Derecho a la vida y la seguridad personal, Ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y tortura, No discriminación a personas LGBTI y Libertad de expresión, asociación y violencia contra defensores de derechos humanos.

Durante la conferencia de prensa los integrantes de la Coalición contra la Impunidad lamentó la actitud del gobierno de Juan Orlando Hernández de descalifican y estigmatizan la labor de las organizaciones de contribuir aportando información a los órganos de tratados y mecanismos especiales de Naciones Unidas.

“No es la primera vez que pretenden confundir a la opinión pública haciendo declaraciones falsas ante medios de comunicación en el sentido de que han obtenido calificaciones sobresalientes en estos exámenes”, señala la Coalición contra la Impunidad en su comunicado.

Sostienen que “resulta claro que tanto la descalificación del trabajo de defensoras y defensores de derechos humanos en estos espacios, así como la manipulación mediática para hacer creer que los “han felicitado” por su participación y transparencia, constituyen esfuerzos desesperados por ocultar que estos organismos internacionales de derechos humanos tienen información clara y objetiva de la grave situación de violaciones a los derechos humanos en Honduras”.

En el marco de este examen, el día 6 de julio, señala la Coalición contra la Impunidad, que el gobierno de la República publicó un comunicado descalificando a personas y organizaciones de sociedad civil que aportaron información al Comité sobre la real situación de derechos humanos en el país.

En ese comunicado el Gobierno calificó a las organizaciones que acudieron a Ginebra de “malos hondureños” y los acusó de “llevar informaciones falsas o tergiversadas para dañar el país con aviesos intereses particulares”.

El comunicado salido desde casa de Gobierno iba acompañado de declaraciones públicas del ministro de la Presidencia, Ricardo Cardona, quien expresó que “el Estado hondureño obtuvo una sobresaliente calificación, según lo dejaron establecido los expertos en el tema de derechos humanos de este organismo internacional”.

Finalmente sostiene la Coalición contra la Impunidad que estas observaciones y recomendaciones vienen a unirse a muchas otras de diferentes comités y relatorías del sistema de Naciones Unidas y desde el Sistema Interamericano, sin embargo, el Estado de Honduras hace caso omiso a las mismas y continúa con su política de violación a los derechos humanos y de impunidad ante esas violaciones.

“Como organizaciones defensoras de derechos humanos continuaremos exigiendo al Estado que cumpla con sus obligaciones internacionales  y además constitucionales, en materia de protección, promoción y defensa de derechos humanos”.

En la mesa principal estuvieron Gilda Rivera (Centro de derechos de la mujer, CDM); Guillermo López Lone (Asociación de Jueces por la Democracia, AJD); Edy Tábora (C-Libre); Carmen Martínez (Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas de la Tortur, CPTRT); Wilmer Vásquez (Instituciones Privadas Pro las Niñas, Niños, Adolescentes y Jóvenes y sus Derechos, COIPRODEN); Jessica Trinidad (Red Defensoras de Derechos Humanos, RDH) y Xiomara Bu (Foro Sida)