La ONU pide esclarecer asesinato de periodista hondureño Igor Padilla

0
227

Tegucigalpa.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) expresó hoy su consternación por el asesinato del periodista Igor Padilla en la ciudad de San Pedro Sula, norte del país centroamericano, y pidió que se esclarezca el crimen.

La OACNUDH recordó que “cualquier ataque, amenaza o desprecio a la libertad de expresión, incluyendo la intimidación, el hostigamiento, la censura y el infundir miedo a quienes ejercen la labor periodística, va en contra de un estado democrático de derecho donde el respeto a los derechos es fundamental”.

En un comunicado, la OACNUDH también expresó su solidaridad con la familia y los colegas de Padilla “ante este lamentable hecho”.

“Hacemos un llamado a las autoridades del Estado de Honduras a esclarecer este vil asesinato con el fin de presentar ante los tribunales de justicia a los responsables de él”, subraya la nota oficial de la OACNUDH en Tegucigalpa.

El periodistas Igor Padilla, quien trabajaba para el canal de televisión Hable Como Habla (HCH) en San Pedro Sula, fue asesinado por desconocidos que lo acribillaron en una calle.

Uno de los camarógrafos de HCH que acompañaba a Padilla dijo a periodistas que andaban grabando un material para un anuncio y que al parecer el comunicador, de 37 años, recibió una llamada telefónica de una mujer cuando estaba en el interior de un establecimiento.

Al salir del local, Padilla, quien era casado y tenía dos hijos, fue acribillado y su cuerpo quedó tirado en la calle.

Según versiones de la prensa local, los criminales hicieron al menos 25 disparos contra Padilla, quien además era productor de televisión y fundador en 2009 del programa humorístico “Los verduleros”.

Padilla era corresponsal de HCH, que transmite desde Tegucigalpa, cuyo propietario es el periodista Eduardo Maldonado, quien también condenó el hecho y exigió que el crimen sea investigado y se castigue a los culpables.

Colegas de Padilla también han expresado su consternación por la muerte violenta del comunicador, quien se suma a una lista de 51, entre periodistas, locutores y presentadores de televisión, entre otros, asesinados entre 2003 y 2016, según registros del estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

En Honduras, país con 8,7 millones de habitantes, la violencia criminal deja un promedio de trece muertos diarios, según cifras de organismos oficiales. (Por agencia EFE)