La hora del sur y la incertidumbre de su llegada

0
158

Zacate Grande, Amapala.

Por Sandra Rodríguez
En el sur de Honduras está puesta la mirada de políticos, empresarios, terratenientes y por supuestos de defensores y defensoras de derechos humanos que atienden denuncias de la población que se siente afectada por los “proyectos de desarrollo”.

A la instalación de parques de energía solar, las amenazas de instalación de “ciudades modelos”, la explotación de los bienes de la naturaleza, despojo de tierra, los interesados en dichos proyectos de desarrollo le llaman “la hora del sur”, pero eso causa temor porque para los habitantes y defensores significa violación a sus derechos.

Y es que, cuando la gente se decide a luchar por sus tierras, playas y defender en general el territorio, también llega la criminalización, estigmatización, persecución y los requerimientos judiciales.

Estas acciones se agudizaron desde el año 2010 en Zacate Grande. Para el caso, Fabian Ávila estuvo siete años con medidas cautelares por denunciar las injusticias a través de la radio comunitaria en La Voz de Zacate Grande, LVZG, y aunque no ha sentido directamente la presión de parte de autoridades gubernamentales, si de la familia del terrateniente Miguel Facussé (fallecido en junio del 2015) y agentes de la policía, afirmó el comunicador social.

Hay un grupo beneficiario de medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “la policía tiene que pasar por nuestras casas, que más que una protección, la sentimos como con temor, porque eso no me gusta”, dijo Fabián, uno de los 18 miembros criminalizados de la Radio. En total son 31 requeridos judicialmente por el derecho a la tierra.

Me afecta esta persecución porque tengo medidas de movilización restringidas, aun dentro de la comunidad hay personas que no son afines a nuestra lucha, es bastante difícil y muchos compañeros se han retirado por miedo a que les pase algo, expresó a defensorenenlinea.com, Fabián.

La lucha de los defensores y defensoras de derechos humanos en el sur del país es un compromiso personal de conciencia y solidaridad, por eso se acompañan en los diferentes juicios, y en la defensa el bien común.

Es así que el movimiento social también ha decidido que ha llegado “la hora del sur” para defender sus derechos y exigir que estos se cumplan.

muro1Los y las procesadas por defender ddhh, se dedican a la pesca y la agricultura. La única mujer y con tres procesos penales, es Ethels Corea, que también forma parte de la Red de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos del Sur del país (REDEHSUR), formada y acompañada por el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), desde el año 2012.

La lucha por la defensa de la tierra, las playas y la radio, ya tiene 17 años, pese a que algunos han emigrado a lo interno y fuera del país, justamente huyendo de la persecución, la mayoría se mantiene firme, porque si nosotros no defendemos nuestro territorio, nuestros hijos nos van a reclamar, dijo Ethels.

Pero, sin la constante formación para defensores y defensoras de derechos humanos sería difícil tener personas consientes y organizadas, que actúen con seguridad en cuanto a la denuncia y defensoría, considera el grupo de la REDEHSUR, que está presente en Francisco Morazán, Valle y Choluteca, departamento del sur de Honduras.

Por lo que, una herramienta básica para la defensa de los DDHH es La Voz de Zacate Grande, ubicada en la comunidad de Puerto Grande, zona denominada “libre de terratenientes”, esa es “la radio que da vida”, y por tiempos pasa inhabilitada debido a fallas técnicas, sin embargo, es parte de la lucha por nuestro territorio, afirmó Ethels Corea. La REDEHSUR tiene una hora semanal para difundir información sobre DDHH.

La criminalización afecta la estabilidad emocional   

Fotos de Archivo: Audiencias de Santos, Abel y Tomás criminalizados por la defensa de la tierra, en Playa Blanca, Amapala
Fotos de Archivo: Audiencias de Santos, Abel y Tomás criminalizados por la defensa de la tierra, en Playa Blanca, Amapala

En diciembre del 2016, el grupo de criminalizados por el acceso a la tierra donde está La Voz de Zacate Grande quedó en libertad, pero no porque el sistema de justicia así lo hubiese querido o el terrateniente hubiera desistido, sino por la extinción de la acción penal que sobrepasó el tiempo establecido estipulado en seis años. Sin embargo, Sixto Rivera aún mantiene el juicio, porque su expediente fue removido.

Fueron siete años de judicialización que valió la pena porque no se entró en negociación de su libertad, pese a que después de fallecimiento del terrateniente Miguel Facussé (junio 2015), continuaron las insinuaciones contra los defensores de quitarles las penas a camino de que dejaran de estar en los predios, que por generaciones han cultivado, detalló la defensora.

El trabajo de incidencia de los y las defensoras de derechos humanos se ha sido de impacto social para que las autoridades tengan en cuenta que hay personas observando su trabajo, “aunque nos sentimos descalzos, porque la justicia muerde a los de pies descalzos”, declaró Pedro Canales, coordinador de la Asociación por el Desarrollo de la Península de Zacate Grande, ADEPZA, a la que pertenece la mayoría de los y las criminalizadas.

Danilo Osorio, Wilmer Rivera y Canales tienen pendiente con respecto al predio donde se instaló la radio LVZG. Están acusados de usurpación porque dicen que la radio está en territorio de Corporación CRESSIDA, detalló Canales. Este es un delito considerado menor y que tiene una pena de 2 a 5 años de prisión, según el Código Penal hondureño.

Cabe señalar, que gracias al trabajo del COFADEH se les ha extendido carta de libertad a ocho compañeros que son parte de este juicio, Ethels Corea, Franklin Méndez, Ernesto lazo, Rafael Osorio y Benito Rivera, entre los que mencionó el representante de ADEPZA.

ADEPZA, mantiene que la tierra es de quienes la fundaron (hace más de un siglo), por lo que es de los pobladores de Zacate Grande y no es de 32 ricos en el país.

Canales se dedica a la pesca y agricultura, es un hombre de 52 años, y es acompañado por su familia en todo momento.

Condenados

Abel Perez y Santos Hernández, fueron condenados por el Tribunal de Choluteca
Abel Perez y Santos Hernández, fueron condenados por el Tribunal de Choluteca

Recientemente, Abel Pérez y Santos Hernández, fueron condenados por el Tribunal de Choluteca y Valle, bajo los cargos de Usurpación, Daños y Amenazas contra el terrateniente Jorge Luis Cassis Leiva, quien los denunció por acondicionar un parqueo provisional en la semana santa del 2015, en un predio que supuestamente le pertenece por herencia.

En el proceso, los también miembros de ADEPZA, y de la REDEHSUR, en el caso de Abel, fueron remitidos la prisión en mayo del 2016, por 10 días, acusándolos de incumplimiento de las medidas sustitutivas a la prisión. Mientras que Tomás Cruz, fue absuelto de todos los cargos hace dos meses.

Según la condenan emitida recientemente, deberán cumplir cinco años y un mes de prisión.

Compañerismo

Siempre que hay una audiencia judicial, los y las pobladoras se movilizan para acuerpar a los imputados. Hay un pueblo que nos acompaña, expresó uno de los criminalizados por defender el acceso a la tierra.

Pese a que hay problemas psicológicos debido a la criminalización constante “no podemos vivir una lucha triste, estamos acompañados, sin hacer a un lado el temor, más cuando hay presencia de policías y la familia no está acostumbrado a eso”, afirmó Pedro Canales.

Es así como, parte de reforzar la defensoría, es seguir haciendo incidencia para que las demás personas se unan a la lucha emprendida por defensores de ADEPZA, REDEHSUR, y demás organizaciones afines.

Canales ha presenciado momentos difíciles, siendo testigo del despojo de la tierra, casa y playa contra la familia Hernández- Manzanares, de parte de la familia Gutiérrez, gente que debería estar en la cárcel por el saqueo del Seguro Social -Instituto Hondureño de Seguridad Social, IHSS- recordó. El saqueo del IHSS es considerado el más grande de la historia nacional, cobrando más de 2800 vidas por falta de atención debida entre los años 2012-2014, cuando se dio el desfalco, por el cual hay varias personas privadas de libertad, en cuenta Lena Gutiérrez que además era vice presidenta del Congreso Nacional, tiene arresto domiciliario, la relacionarla con una de las empresas proveedoras del centro asistencial.

Playa BlancaAgregó que, la playa de Celso ahora se llama playa “Villa Lena”, el nombre de la misma persona que vendió pastillas de harina en el IHSS. Otros empresarios por mencionar algunos como de apellido “Asfura o Facussé viven en lugares que antes eran de pescadores. Hubo despojo de parte de la familia Nasser contra la familia González en la playa La Gaviota, y su poder económico los mandó encarcelar”.

Desafío en el sur

Para que se llegue la hora de empoderar a la población sobre sus derechos en la zona sur, hay un desafío grande con la juventud, y es formar líderes, hay cantidad de organizaciones presentes, COFADEH siempre ha estado en nuestra lucha casi desde que iniciamos, sostuvo el líder Pedro Canales, quien nació en la zona de playa.

Lo bonito de Zacate Grande son sus playas, está la Bahía de Chismuyo, hay bosque manglares, piedras, islas que la rodean, el mar, es una zona muy bonita, por eso parte de la comunidad se esfuerza en cuidarla. Están seguros que no debería haber este tipo de conflicto porque es un lugar protegido.

La opulencia, la pobreza y la miseria, es el reflejo del mal trabajo de los diputados y políticos, no hay servicios públicos adecuados, existe un médico para 13 mil habitantes, seis enfermeras, tres centros de salud sin medicina, un pueblo abandonado, aunque muchos ricos están situados con sus casas de campo en la península.

Para ADEPZA, la denominada “hora del sur” que mencionan los poderosos, está llevándose a cabo sin la consulta de la población en la región, claros ejemplos son la instalación de cantidades industriales de paneles solares destruyendo el bosque seco tropical sin que estas empresas generen empleo permanente y digno, sin ingresar impuestos al estado de Honduras y comprando la energía más cara de Centroamérica.

Asimismo la amenaza de minería masiva sin considerar el derecho a consumir agua de calidad así como la instalación de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, ZEDE, o ciudades Modelo en condiciones de desventaja para el pueblo que se encuentra desinformado de las verdades que se ocultan tras estos proyectos.

Como también la criminalización de la lucha campesina, y la persecución en contra de los campesinos de Zacate Grande quienes mantienen una lucha por la defensa de sus playas y las tierras.