Inauguran Congreso Nacional Universitario recordando al líder estudiantil Eduardo Becerra Lanza

0
427

Tegucigalpa.

Por Marvin Palacios
Con delegados y delegadas de los centros regionales y movimientos estudiantiles se instaló  el miércoles 19 de abril,  el Congreso Nacional de Estudiantes Universitarios (de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH), bajo la figura emblemática del líder estudiantil Eduardo Becerra Lanza.

En torno a las expectativas del congreso universitario, se espera que los delegados y delegadas trabajen en la conformación de la nueva Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH), en el rescate de los espacios de participación y sobre cuál debe ser el proyecto político y académico que la comunidad de estudiantes quieren en la UNAH para esta generación y para las futuras.

En el evento se honró también la memoria de la lideresa indígena lenca, Berta Cáceres Flores, asesinada el 2 de marzo de 2016 y del dirigente estudiantil Roger Gonzáles, desaparecido el 19 de abril de 1988.

En la inauguración del Congreso Nacional de Estudiantes Universitarios (UNAH) estuvo presente el periodista Héctor Longino Becerra, hermano de Eduardo Becerra Lanza, desaparecido por “escuadrones de la muerte” en la década de los años ochenta.

congreso eduardo 1Héctor Longino Becerra fue entrevistado por una decena de estudiantes universitarios, que interesados por la memoria histórica sobre las desapariciones forzadas de líderes del movimiento social durante la década de los años ochenta, le pidieron que hablara sobre el libro “Cuando Las tarántulas Atacan”, del escritor e historiador hondureño, Longino Vidal Becerra.

Héctor Longino dijo que el “libro lo escribió mi tío Longino Vidal Becerra, escritor, historiador y político, y por supuesto el libro recoge la lucha de mi padre y de mi madre por rescatar con vida a mi hermano (Eduardo), pero también recoge la lucha de los estudiantes universitarios en la década de los años ochenta; también recoge el comportamiento cruel e inhumano de parte del estado de Honduras, en contra de estudiantes universitarios, de campesinos, de obreros y de profesionales que se levantaron en aquel momento contra un sistema opresor”.

Hay que recordar que en aquel momento estaba en el poder de las Fuerzas Armadas, el general Gustavo Adolfo Álvarez Martínez y también estaba Roberto Suazo Córdova (ex presidente de Honduras), por lo tanto el libro habla de esa historia, de la década perdida desde 1979 hasta 1990, destacó el periodista Héctor Longino Becerra Lanza.

En un artículo de la poeta, escritora y ensayista Rebeca Becerra Lanza (hermana de Eduardo Becerra Lanza), publicado en las redes sociales el 1 de agosto de 2011 y titulado “Por la sangre de agosto de 1982: Asesinato de cinco estudiantes universitarios”,  la escritora señala que el 1 de agosto de 1982 fue detenido y desaparecido el Secretario General de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH), José Eduardo Becerra Lanza.

Eduardo fue candidato a la Presidencia de la FEUH en dos ocasiones. Líder estudiantil en los colegios de secundaria y un excelente alumno en la escuela primaria. Al momento de su desaparición,  Eduardo había comenzado su carrera como docente universitario y cursaba el cuarto año de la carrera de Medicina, señaló la escritora.

Añadió en su artículo que desde muy joven se destacó por ser justo y valiente, cualidades que lo levantaron como líder del movimiento estudiantil universitario, desde el Movimiento de Bases del Frente de Reforma Universitaria (FRU), pasando como miembro estudiantil del Consejo Universitario, hasta la Secretaría General de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH).

Mirtha Gutiérrez, delegada de la carrera de Sociología y lideresa del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU)
Mirtha Gutiérrez, delegada de la carrera de Sociología y lideresa del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU)

“En plena ejecución de la Doctrina de Seguridad Nacional, Eduardo expresaba la voz representativa del Alma Máter contra la represión lanzada sobre líderes sociales por tres ejércitos irregulares que operaban en el territorio nacional: el salvadoreño, el contra nicaragüense y el estadounidense”, resaltó en su artículo la poeta.

 
“Nos quieren hacer desaparecer el alma y la virtud de ser estudiantes”

Rebeca Becerra Lanza apuntó  que los jóvenes fueron las primeras víctimas del abuso de autoridad y de poder, entre ellos los estudiantes que encendían la ira de los oficiales militares impulsores del silencio con terror, y de los civiles que caminaban, pensaban y hablaban como ellos.

“Eduardo, que atraía por su inteligencia de alta velocidad, sus palabras ordenadas y pensamiento fresco, innovador y subversivo, era blanco de enemigos situados en la propia Universidad Nacional. Oswaldo Ramos Soto, para entonces candidato a la Rectoría inducido por el General Gustavo Álvarez Martínez, encarnaba al prototipo Salvador de la Patria que acabaría con la amenaza comunista desde la Universidad. Odiaba a Eduardo”, subrayó la escritora.

Al tiempo que señaló que Eduardo antes de su desaparición, defendió y denunció abiertamente las violaciones que sobre derechos humanos se estaban cometiendo en el país pronunciándose como Secretario de la FEUH a favor de los detenidos, desaparecidos y asesinados políticos.

En la inauguración del Congreso Nacional de Estudiantes Universitarios habló para www.defensoresenlinea.com la delegada de la carrera de Sociología y lideresa del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), Mirtha Gutiérrez.

Gutiérrez dijo que “nosotros resaltamos como movimiento estudiantil  la memoria de Eduardo Becerra Lanza como un estudiante universitario en iguales condiciones como nosotros y nosotras, en aquel contexto donde no había tanta libertad de expresión, donde no se tomaban en cuenta los derechos estudiantiles y donde ellos también luchaban por una universidad pública, abierta, laica, autónoma y con paridad estudiantil”.

La lideresa estudiantil  señaló que Eduardo Becerra Lanza en esa condición de desaparecido implica para nosotros esa misma condición de desaparecidos tanto en las reformas universitarias como en las normativas académicas y en la pérdida de los derechos estudiantiles hasta la actualidad.

“Creemos que esa condición de desaparecido, no solo es de la manera física sino que también de la manera en que nos quieren callar, nos quieren desaparecer el alma, la virtud de ser estudiantes, la virtud de ser joven propositivo en este contexto de país, entonces esa memoria de que Eduardo desaparece y que nunca se vuelve a saber de él y que es un dirigente estudiantil que luchó, creemos que los estudiantes universitarios también somos dirigentes estudiantiles que también luchamos en este contexto por una universidad abierta al pueblo hondureño; por ello Eduardo Becerra Lanza debe ser conmemorado por el resto de las generaciones de los movimientos estudiantiles universitarios, porque así como él nosotros podemos también ser desaparecidos por nuestras ideas”,  recalcó Mirtha Gutiérrez.

“Los jóvenes universitarios deben incorporarse y participar sin temor, porque así son los procesos estudiantiles y deben luchar por sus derechos que es lo más importante. Y para ello deben estar conscientes, porque no venimos a la universidad únicamente a ocupar una silla, sino a tomar consciencia, a crear ciencia, a crear investigación, a crear cultura y arte, pero todo eso debe estar al servicio del pueblo hondureño”,  dijo Héctor Longino Becerra a la comunidad estudiantil universitaria que desarrolla su congreso del 19 al 22 de abril en Ciudad Universitaria, Tegucigalpa.