Honran el legado de Gladys Lanza, mientras el Estado le adeuda justicia

0
345

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
La Casa Refugio para mujeres víctimas de violencia a cargo de la asociación “Calidad de Vida”, oficialmente se llama “Gladys Lanza”, ella lo supo cinco días antes de deceso, y su reacción fue “no lo merezco” expresó Ana Cruz, su directora ejecutiva, tras un acto simbólico en la oficina del Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”, del cual Lanza fue su coordinara nacional.

Cruz compartió con Lanza, el sueño de tener una casa refugio para víctimas, de quien recibió su apoyo incondicional, por lo que expresó a la junta directiva de Calidad de Vida, hacerle un homenaje en vida, y la decisión nombrar en su honor la casa, y se lo notificaron cuando ella estaba en el hospital, el 16 de septiembre, Gladys falleció el 20 de septiembre del 2016, en Tegucigalpa.

“Al entrar la casa refugio Gladys Lanza, es sentirla, verla, saber que ella está ahí, todas sus vibraciones y energías de la viejita bandida, están ahí”, afirmó Ana.

Calidad de Vida es como una hija del movimiento “Visitación Padilla”, por lo que mantenemos una lucha conjunta contra la violencia hacia la mujer, así mismo nos apoyamos ante las campañas de difamación que enfrentamos las defensoras de derechos humanos, porque nuestro trabajo no es aceptada por los perpetradores, pero no van a lograr acallar las voces de las mujeres que nos enfrentamos al sistema de impunidad en Honduras.

“La lucha continua, estamos viviendo un panorama que ya conocemos, tenemos que seguir adelante y no olvidemos que estamos en lucha constante”, puntualizó la la directora de la asociación Calidad de Vida.

Ixchel Quijano Lanza, hija menor de Gladys, expresó su emoción con este homenaje, ya que es una forma de mantener viva la memoria de su madre, quien en vida fue refugio y fortaleza para un sin número de personas, con su carácter dulce y a la vez fuerte.

Mi madre no era de recibir homenajes y reconocimientos, porque ella decía que era su trabajo, pero es importante saber que dejó una herencia infundada en las defensoras de los derechos de las mujeres de los colectivos de barrios, expresó Quijano Lanza.

Por su parte, Merly Eguigure, de la coordinación nacional del movimiento conocido popularmente como ” Las Chonas” afirmó que el legado de Gladys Lanza Ochoa, es para no seguir contando víctimas de violencia, sino ayudarlas a superar los problemas, por lo que la casa refugio se debe mantener con esa idea.

Con esta acción se reconoce el compromiso, labor y entrega que Gladys tuvo para que ese espacio no pase las penurias que el Estado no atiende, si bien es cierto es una espacio reducido, las mujeres que son atendidas de manera personal, con tratamiento sicológico y social, para que se reinserten en la sociedad.

Gladys fue una mujer que entregó su vida a la lucha por los desposeídos, los trabajadores y en los últimos años por las mujeres, el Estado está en deuda, quisiéramos que el Estado limpie el nombre de Gladys, porque ella solo hizo lo que como defensora de ddhh le correspondía hacer, y nosotras estamos llamadas a seguir el legado de ella.

Gladys Lanza lamentaba que “hay mucho que hacer por las mujeres en este país, la gran cantidad de femicidios es indignante, el alto índice de impunidad que solo nos da para sumar muertas, sin encontrar justicia” se fue con esa deuda pendiente de parte del Estado, la impartición de justicia.

Ella misma no encontró justicia, al ser condenada por acompañar a una víctima de acoso sexual y laboral, señalando a Juan Carlos Reyes, entonces director de la Fundación para el desarrollo de la vivienda social, urbana y rural, FUNDEVIH, quien se consideró ofendido por declaraciones efectuadas por la defensora  el 14 de noviembre de 2010 en un plantón frente a su oficina.

“Ya no queremos contar más muertas, queremos celebrar la vida de las mujeres, queremos celebrar la justicia, que un día este país tenga rostro de justicia, que se fije en el rostro de las mujeres como sujetas, que este país sea una patria donde todas y todos queramos vivir”, agregó Eguigure.

Según estadísticas dadas por organizaciones feministas, en Honduras, 5931 mujeres fueron asesinadas en menos de 10 años.

Las defensoras de derechos humanos, debemos seguir alzando la voz, reclamando derechos, llamando a las mujeres a interponer denuncias, pataleando, gritando y todo lo que nos haga visibles en esta suma de fuerza, afirmó Eguigure.

En una reunión con flores, velas, retratos, palabras y lágrimas de nostalgia, de parte de familiares, amigos, y consejeras de los colectivos de barrios conocidas como “las Chonas” en su oficina, se hizo el nombramiento oficial de la Casa Refugio “Gladys Lanza”, en el día internacional de la NO violencia contra la mujer, para honrar la lucha de una gran defensora de derechos de las mujeres, por la cual también fue llevada a los tribunales y encontrada culpable, y vivió hasta el último día de su vida sin doblegarse al sistema de injusticia.

nota: La Casa Refugio brinda protección cuando las mujeres y sus hijos están en peligro de muerte por denunciar la violencia que viven o porque quieren salir de ella.
Calidad de Vida es una organización de proyección social que ofrece servicios integrales y oportunos con calidez, confidencialidad y respeto, a la mujer y niñez víctima de violencia doméstica, drogadicción y VIH/SIDA, en coordinación con instituciones relacionadas