Honduras nombre, rostro, dolor y lucha de Mujer

"Honduras tiene nombre de mujer" Juana Pavón

0
273

Por Sandra Rodríguez

Tegucigalpa, Honduras.- Antifaces, flores, machetes, globos, fotografías con rostros de mujeres luchadoras, victimas de femicidios, la diosa Temis y cientos de gritos en las calles de madres, esposas, hijas, abuelas, políticas, amas de casa, consejeras contra la violencia y muchas más, se tomaron las calles de diferentes ciudades de Honduras, el día nacional de la Mujer.

Cientos de manifestantes, como cada 25 de Enero convergieron en las cercanías al bulevar Morazán de Tegucigalpa, de ahí partieron a diferentes lugares para exigir que se reivindiquen sus derechos y conquistas logradas a los largo de la historia.

Las mujeres hondureñas nos tomamos las calles en diferentes ciudades del país para hacer sentir nuestra voz y nuestra presencia con todo el derecho que nos asiste como ciudadanas, mencionó un comunicado que emitió el Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”, Asociación Calidad de Vida, Ecuménicas por el Derecho a Decidir, Movimiento de Tribuna de Mujeres “Gladys Lanza” y la Coalición Todas.

Este grupo se movilizó hasta el Ministerio Público, donde están engavetados más del 90 por ciento de los expedientes en esperara que se aplique la justicia a los responsables de femicidios y violencia doméstica. En el 2017 hubo 360 femicidios y en estos primeros 25 días del año se ha documentado 12 casos.

La pastora Ana Ruth Cárcamo, lideresa del grupo Ecuménicas por el Derecho a Decidir, conmemorando 63 años de la lucha donde las mujeres sufragistas lograron el derecho a la ciudadanía.

Cárcamo actualmente es víctima de persecución por su postura crítica, y esta situación la vivimos muchas mujeres en este Estado, donde se asesina a las personas por tener una ideología diferente, progresista, aun siendo mujeres de fe estamos siendo perseguidas, hostigadas, acosadas, pero seguimos de pie en la lucha, nada nos detiene, nuestra pasión es el trabajo por la defensa de las mujeres y no vamos a claudicar, afirmó.

Por lo que “responsabilizamos al Estado de Honduras, al poder político y religioso de cualquier suceso que nos pase a nuestra integridad física, familia o cualquier compañera Ecuménica por el derecho a decidir”. En este momento la defensora es acuerpada por el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), y otras organizaciones de mujeres, declaró.

Rebeldia ante el patriarcado

IMG_20180125_093219[1]“Hoy declaramos públicamente nuestra REBELDIA y DESOBEDIENCIA al patriarcado, porque promueve el odio y la violencia contra nosotras, porque nos censura el derecho a la felicidad, porque nos invisibiliza y nos prohíbe el derecho a participar en el espacio público, pero sobre todo porque nos niega el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo”, expresó el comunicado.

Las feministas destacaron que el patriarcado se fortalece cuando el gobierno y los funcionarios públicos no cumplen su responsabilidad legal de investigar los femicidios y permiten que los asesinos caminen libremente por las calles, dejando una profunda huella de dolor en más de cinco mil familias hondureñas.

Los diputados también tienen su cuota de responsabilidad al aprobar o modificar leyes, como el Código Penal, que sólo sirven para profundizar la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas.

Ana Cruz, directora de Calidad de Vida, expresó que el mantenerse en las calles es para hacer presentes los reclamos, especialmente en este momento que el odio contra las mujeres se ha recrudecido de parte de los militares que entran sin permiso a sus casas y atacan a sus hijos, esposos o nietos. En cuanto a los próximos cuatro años de gobierno, lamenta que sea el continuismo del periodo anterior donde se perdieron derechos y dejaron de aplicar leyes, por lo que vamos a seguir en las calles.

Merly Eguigure afirmó que la lucha feminista es sin tinte político, por lo que la coordinadora del movimiento “Visitación Padilla” dijo que el mensaje que envían a los 100 diputados y 28 diputadas del Congreso Nacional, que iniciaron hoy la primera legislatura, es que no están dispuestas a que las sigan viendo como figuras decorativas, ya que son personas que piensan y aportan ideas, pero además son las madres, hermanas, hijas, amantes o novias, de muchos de esos tomadores de decisiones, “por lo tanto ninguno de esos gobiernos que se dice democrático debe excluirnos”.

“Las Chonas” como se le conoce a esta organización, hoy cumple 34 años de fundación, y entre los aportes que ha dado a la lucha social es haberle dado identidad a las mujeres que luchan, apoyo a la desmilitarización de la sociedad, respaldo a los derechos de la diversidad social, poner en la opinión publica el tema de violencia y promover reformas a leyes como el hecho que antes a las mujeres se les consideraba de “mala fama” en el Código Penal hondureño.

Reinvindicación en las calles

IMG_20180125_102520[1]Indira Mendoza, coordinadora de la Red Lésbica Cattrachas, la reivindicación de los derechos de las mujeres pasa por un estado laico, porque nosotras tenemos derecho a que no se meta la iglesia en las decisiones de un estado laico, que son los mayores violadores de derechos sexuales y reproductivos y de la comunidad Lésbico, Gay, Transexual, Intersexual y Bisexual (LGTBI), en ente país.

En cuanto al trato que les da la sociedad “nos ven como machos, no perciben que somos lesbianas con derechos, y creen que asumimos un papel de hombres, lo que no es cierto y se vuelven más agresivos”.

Es importante recalcar que las mujeres no tenían derechos ni a ejercer el sufragio, por lo que se debe continuar en la calle, declaró Mendoza, mientras se apostaba en la calle militarizada en el centro de Tegucigalpa.

La valla militar policial cerro los accesos al centro capilatino, por lo que mujeres campesinas, opositoras a la dictadura gubernamental de Juan Orlando Hernández, defensoras de derechos humanos, activistas políticas, estudiantes, y muchas más, no vieron en las fuerzas represoras del Estado una limitación, sino que se mantuvieron por varias horas expresando sus exigencias, igual que en las afueras del Ministerio Público.

Las mujeres hondureñas han estado presentes en la historia de la humanidad, solo que invisibilizadas pero en la actualidad se trabaja en esa reconstrucción y se menciona a mujeres con papeles importantes en la lucha política, antimilitarista, sufragistas, como Visitacion Padilla, Graciela Valle, Graciela Gracia, Brisca Ugarte, y tantas mujeres víctimas de la matanza de 1944 en la calle del comercio de San Pedro Sula, y en 1955 el Estado reconoció el derecho a voto de la mujer.

En adelante empezaron a surgir organizaciones feministas, en trabajos desde el Estado, pero no ha sido fácil, pero es complicado cambiar la lógica que impera en las entidades públicas y populares para reconocer el liderazgo de las mujeres.

La lucha de las mujeres, es la lucha de todo el pueblo hondureño, sus ideas y pensamientos vienen a dar significado a la sociedad, y eso reivindica sus lucha, por lo que es importante recopilar esa historia de las lucha de cada una de ellas, especialmente en el liderazgo que están teniendo en el nuevo régimen “Cariista” -Dictadura del general Tiburcio Carias Andino 1933-1949- que se ha implementado en Honduras, compartió el historiador Edgar Soriano, mientas acompañaba la movilización de las hondureñas, en Tegucigalpa.