Honduras – Ataque e intento de asesinato de Berta Zúniga Cáceres y otros miembros del COPINH

0
200
BARCELONA 01/05/2016 BERTA ZUÑIGA CACERES HIJA DE BERTA CACERES QUE FUE UNA ACTIVISTA HONDUREÑA ASESINADA FOTO REALIZADA EN EL AGORA JUAN ANDRES BENITEZ EN LA CALLE AURORA FOTO JOSEP GARCIA

El 30 de junio de 2017, los defensores y defensora de derechos humanos Bertha Zúniga Cáceres, Sotero Chavarría y Asunción Martínez fueron atacados dos veces por personas no identificadas en su regreso de la comunidad de Cancire, en el municipio de Santiago Puringla, La Paz, Honduras.

Bertha Zúniga Cáceres es coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas Populares – COPINH e hija de Berta Cáceres Flores, defensora asesinada en 2016 por su labor de defensa de los derechos del pueblo Lenca. Sotero Chavarría y Asunción Martínez son también defensores de derechos humanos y miembros de la coordinación del COPINH. Las y los integrantes de la organización han estado haciendo campaña por su derecho al consentimiento libre, previo e informado en relación con los megaproyectos que amenazan los derechos ambientales y sociales del pueblo Lenca, obligándolos a salir de sus tierras ancestrales. Quienes integran el COPINH han sido constantemente blanco de represalias por su trabajo, y como resultado varios de sus miembros han sido asesinados.

El 30 de junio de 2017, alrededor de las 2:30 de la tarde, mientras regresaban de la comunidad de Cancire, los defensores y defensora de derechos humanos Bertha Zúniga Cáceres, Sotero Chavarría y Asunción Martínez fueron atacados dos veces por personas no identificadas. En el primer incidente, un Toyota Tacoma negro bloqueaba el camino entre Cancire y San Antonio. Cuando el coche con el COPINH se acercó, tres hombres que llevaban machetes intentaron atacarles, sin embargo el auto del COPINH logró escaparse del bloqueo. Un cuarto asaltante lanzó una piedra desde dentro del vehículo hacia la ventana lateral del conductor del auto del COPINH antes de empezar a perseguirles. En seguida, esta cuarta persona hizo varios intentos de chocar con su vehículo, con el fin de forzar el vehículo fuera de la carretera y hacia el abismo. Esto duró varios minutos hasta que los miembros del COPINH pudieron tomar un desvío y escapar de la persecución.

El COPINH cree que estos ataques están en conexión con una disputa por el acceso a una fuente local de agua que abastece a las comunidades de San Antonio, Cancire, Higuito y Cedrito. Según las y los defensores, los responsables pueden haber sido llevados a cabo por algunos miembros de las comunidades Lomas de San Antonio y Las Delicias que están a favor de un proyecto que restringe el acceso a la fuente de agua. Las comunidades de Lomas de San Antonio y Las Delicias han visto sus fuentes originales de agua afectadas por la represa hidroeléctrica de Zazagua.

Front Line Defenders ha informado previamente sobre violaciones contra integrantes del COPINH en Honduras, incluyendo campañas de difamación, acoso, amenazas e intentos de asesinato. Varios defensores y defensoras, entre ellos Berta Cáceres, Tomas García, Nelson García y Lesbia Urquia, fueron asesinados. El COPINH ha estado expuesto a mayores riesgos desde que su líder Berta Cáceres Flores fue asesinada el 3 de marzo de 2016. Berta Cáceres Flores era una activista internacionalmente reconocida y celebrada, que sufrió años de hostigamiento judicial, amenazas e intimidación debido a su labor de defensa de los derechos de las poblaciones afectadas por el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, que amenaza la cuenca del río Gualcarque, río sagrado para el pueblo lenca.

Honduras es considerado uno de los países más peligrosos para personas defensoras de derechos humanos y es conocido por no proteger a quienes defienden derechos humanos, como lo señalaron las Relatorías sobre Defensores y Defensoras de Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el año pasado. Front Line Defenders informó que al menos 33 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas en 2016 en el país.

Front Line Defenders condena los atentados contra los defensores y defensora Bertha Zúniga Cáceres, Sotero Chavarría y Asunción Martínez, integrantes del COPINH, ya que cree que son actos en represalia por su trabajo pacífico y legítimo en defensa de los derechos ambientales y de los pueblos indígenas en Honduras.

Front Line Defenders insta a las autoridades de Honduras a:

1. Llevar a cabo una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre los atentados perpetrados contra Bertha Zúniga Cáceres, Sotero Chavarría y Asunción Martínez, con miras a publicar los resultados y a llevar a los responsables ante la justicia de conformidad con las normas internacionales;
2. Tomar todas las medidas necesarias, en consulta con los/as defensores de derechos humanos, para garantizar su seguridad e integridad física y psicológica;
3. Garantizar en todas las circunstancias que todas las personas defensoras de derechos humanos en Honduras puedan llevar a cabo sus actividades legítimas de derechos humanos sin temor a represalias y sin restricciones.30 de junio de 2017