Heridos y desmayados deja violento desalojo en la UNAH

0
339

Tegucigalpa.

Estudiantes heridos y desmayados fue el resultado del violento desalojo que hizo este día la fuerza de seguridad del Estado contra un grupo de universitarios que paralizó el tráfico a la altura de la máxima casa de estudio.

Los universitarios, que desde hace meses tienen una lucha por las mejoras académicas, trataban de poner obstáculos en el bulevar Suyapa a la altura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para impedir el tráfico vehicular, cuando fueron atacados por un buen número de policías y militares con bombas lacrimógenas.

Policía de la DPI infiltrado entre los estudiantes. La mano derecha la tiene llena de pintura al estar ayunando a hacer pintas a los estudiantes
Policía de la DPI infiltrado entre los estudiantes. La mano derecha la tiene llena de pintura al estar ayunando a hacer pintas a los estudiantes

Los miembros de la fuerza de seguridad que atacaron a los estudiantes para desalojarlos de forma violenta, que iban cubiertos con chalecos antibalas, escudos y máscaras antigás, eran escoltados por una tanqueta de agua y un comando.

Al ser atacados, los estudiantes que estaban reunidos en la plaza de las banderas, donde se encuentra un monumento de la virgen de Suyapa tuvieron que correr hacia el interior de la Universidad para resguardarse de los efectos de las bombas lacrimógenas.

Los policías, que parecían fueras de si, no paraban en atacar al estudiantado, quienes en respuestas comenzaron a lanzar piedras, para evitar que la fuerza opresora intentara ingresar a los predios del alma máter.

Por los efectos de los gases y el lanzamiento de objetos contundentes de ambas partes, al menos tres estudiantes resultaron desmayados, cuatro heridos, e incluso un fotógrafo de un medio de comunicación escrito que daba cobertura al violento desalojo.

Defensores de derechos humanos llegaron al lugar para mediar en la situación, con el fin de evitar que los hechos llegaran más allá, pero los opresores que estaban como energúmenos, no les importó y lanzó bombas lacrimógenas sobre el grupo de defensores.

Con la actitud de la fuerza de seguridad contra los defensores fue señal que estos no querían dialogar sino que seguir atacando a los protestantes.

Además los estudiantes descubrieron a tres infiltrados de la Dirección de Investigación Criminal (DPI), quienes estuvieron en el interior de la UNAH junto a un grupo de universitarios haciendo pintas. Estos al ser descubiertos abandonaron en motocicletas el interior de la UNAH y se unieron a los policías y militares que tacaban a los estudiantes.

Desde hace meses los universitarios realizan tomas permanentes en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, exigiendo mejores condiciones académicas y la renuncia de la rectora Julieta Castellanos.

Hasta una huelga de hambre se ha montado por un grupo de estudiantes como medida de presión para solucionar el conflicto entre autoridades universitarias y estudiantados, pero al parecer el conflicto cada día más se agudiza.

.