Exigen respeto para universitarios Lencas y sus compañeros que mantienen toma en Catacamas

0
134

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
En el pueblo indígena lenca existe preocupación porque a los y las estudiantes de la Universidad Nacional Agrícola (UNA) de Catacamas, Olancho, que mantienen una toma desde hace dos semanas, les quieren cobrar una suma millonaria por pérdidas causadas a las institución, además existe amenazas de cancelarles las becas, sometiéndolos a la exclusión.

Así lo manifestó Rosario García Rodas, coordinadora de la Mesa Sectorial Lenca, y presidenta de la Organización Nacional Indígena Lenca (ONIL), quien aclaró que las becas son convenios con el Ministerio de Educación, Marlon Escoto, como derecho que asiste a los pueblos indígenas, quienes necesitan personal capacitado y que conozca la realidad local, por lo tanto se les otorgó becas completas.

Cabe señalar que el Ministro de Educación, Marlon Escoto, es también el rector de la UNA, Marlon Escoto, quien según los manifestantes, su cargo es ilegal porque violenta el reglamento institucional.

Hace unos días circuló un documento en el que la alcaldesa del municipio de Marcala, Gloria María Argueta, insta a los becarios por esa dependencia, abandonar la toma, declaró García. Algunos alcaldes dan una “ayuda de bolsillo” que es mil lempiras para cada estudiante que envían de la zona, pero aun así, no les da derecho a cancelarles becas.

También hay amenazas de otras personas empleadas públicas, expresando que cancelaran las becas sino dejan la lucha iniciada el viernes 18 de noviembre a las ocho de la noche, debido a las constantes violaciones al derecho de la educación pública de calidad, agregó García.

En las instalaciones de la UNA, hay entre mil y 1500 jóvenes de todo el país, de un total 5 mil alumnos y alumnas; y al momento de la toma, la mayoría salió de fin de semana, sin embargo la solidaridad y apoyo es manifestado a través de ayuda económica y víveres para su mantenimiento, el de los animales y plantaciones que los futuros profesionales de la agronomía continúan cuidando. Mañana realizará una recolecta en Tegucigalpa.

Martin Gómez Vásquez, vice presidente del Movimiento Indígena Lenca de la Paz-Honduras (MILPAH), que a su vez es parte de la Mesa Sectorial Lenca, lamentó que continué la represión contra la manifestación social y los defensores de la educación pública. Al menos 500 estudiantes en la UNA son de los pueblos lencas.

Las autoridades de la UNA y del gobierno, deben buscar soluciones para esta problemática, sin que se recrimine a los y las manifestantes, a quienes les decimos que no se detengan, que continúen su lucha, porque una lucha que se deja en el camino, es una lucha perdida, puntualizó Gómez.

Este es el comunicado que la Mesa Sectorial Lenca, emitió esta mañana:

Exigimos respeto por los y las estudiantes en la toma de la UNA

La Mesa Sectorial del Pueblo Lenca de Honduras, compuesta por 23 organizaciones indígenas de los departamentos de Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, Santa Bárbara y Francisco Morazán, ante los últimos hechos dados en la Universidad Nacional Agrícola (UNA), de la ciudad de Catacamas, Olancho, con la toma de parte de los y las estudiantes, la problemática de los docentes despedidos y la falta de diálogo para llegar a acuerdos de parte del personal administrativo, consideramos lo siguiente:

1. Que gran parte de los estudiantes becados de dicha Universidad son de los pueblos originarios indígenas lencas y afro hondureño, beneficiarios de convenios bilaterales con el Ministerio de Educación.

2. Que la Universidad Nacional Agrícola presenta deterioro en su infraestructura y deficiencia logístico, que repercute en la labor docente y administrativa, que debería dar como resultado una verdadera calidad educativa, por lo tanto la formación integral de los profesionales de la agronomía.

3. Afírmanos que los estudiantes de las diferentes áreas educativas tienen el derecho que les asiste a la Educación Gratuita y de Calidad, por lo tanto como Mesa Sectorial del Pueblo Lenca, comunica al pueblo hondureño y a la opinión pública internacional lo siguiente.

a. Exigimos que se levanten las sanciones judiciales como acto de represión, las expulsiones y atentados contra los y las estudiantes, así mismo que no se les responsabilice económicamente por daños que no existen.

b. Pedimos a las autoridades competentes, que se resuelva y se respete satisfactoriamente las cinco peticiones principales, manifestadas por los y las alumnos de la UNA.

c. Aclaramos que Patricia Izaguirre técnico de la Dirección Nacional de Pueblos Indígenas y Afro descendientes de Honduras (Dinafroh) se hace pasar como responsable de Educación, Becas y Convenios, cuando en realidad ese trabajo no le corresponde, por lo tanto no le da derecho de hacer amenazas contra los estudiantes como Funcionaria Pública, pidiéndoles que se retiren de la toma, que no responde por sus vidas y que se les ha suspendido la beca, esperamos que la Dinafroh tome las acciones correspondiente.

d. Denunciamos la manipulación de parte de otros funcionarios y funcionarias públicas que exigen a los y las estudiantes dejar la toma iniciada el 18 de noviembre pasado, expresando que ellos y ellas son benefactoras de la UNA, sobre todo a las emanadas de municipalidades del departamento de La Paz, violentando el derecho de la manifestación pública que ejercen los y las reclamantes de una Educación de Calidad.

e. Responsabilizamos a las autoridades nacionales y de la UNA, ante cualquier atentado que sufra la Integridad física y moral de los y las estudiantes que reclaman su derecho.

Basamos nuestra petición en la Declaración Universal de los Derechos del Niño, Convención Americana de Derechos Humanos y el Convenio 169 de la OIT, Declaración Internacional de la Juventud y la Constitución de la República de Honduras.

Dado en la ciudad de la Paz a los 2 días del mes de diciembre del año 2016

Atte.
MESA SECTORIAL DEL PUEBLO LENCA DE HONDURAS