Estudiantes en huelga de hambre: Intervenir la UNAH no es solución a crisis

0
65

Por: Sandra Rodríguez

Tegucigalpa.-Una semana dan a las autoridades de una Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), los estudiantes en huelga de hambre, para renuncien, así mismo piden a la diputada del partido liberal, Waldina Paz, que no presente su moción para una junta de transición en el Alma Mater, si no conoce la problemática real.

Lo anterior fue expuesto esta mañana en una conferencia de prensa, en la entrada principal de la UNAH en Tegucigalpa, donde siete jóvenes mantienen una huelga de hambre desde hace 13 días, exigiendo además que detengan la criminalización y judicialización estudiantil, que afecta directamente a 30 compañeros y compañeras defensoras de la educación pública.

Además, insisten en que se haga justicia e investigue el asesinato el pasado 23 de junio, de don Roberto Gómez, padre de André, universitario criminalizado, a quien su papá acompañó en esta lucha expresando que su hijo no es delincuente, sino un estudiante consiente.

En cuanto al plazo que dan a las autoridades rectoradas por Julieta Castellanos, los huelguistas expresaron que, no pueden acceder a conversar con las mismas personas porque ya en los años 2015 y 2016 le apostaron a un diálogo, y “hemos perdido la confianza en las autoridades, así que no vamos a sentarnos a con ellas”.

Y por la propuesta divulgada ayer por la diputada y periodista Waldina Paz, sobre la intervención del Congreso Nacional, que presentaría el día de mañana, está dirigida al nombramiento de una junta especial de transición con facultades suficientes para resolver la crisis universitaria, los jóvenes le solicitan que desista de esta idea.

Ellos y ellas creen que una junta de transición no es la solución, porque ella no conoce la crisis en la UNAH. “No creemos en una junta de transición. La crisis se soluciona a lo interno”. Además, aseguraron que la parlamentaria no se ha sentado a dialogar con ellos y no ha ido al lugar de la huelga de hambre para escucharlos.

En el comunicado, también condenaron la mala intención de medios de comunicación que han dicho que la huelga de hambre es un fraude, farsa o mentira. Aclararon que hay muchas personas acompañando la lucha, y ellas si se deben alimentar.

Huelga legítima

IMG_20170710_100002[1]La doctora Ligia Ramos, quien los atiende voluntariamente desde el primer día, declaró que es una huelga auténtica, y el cuerpo de algunos jóvenes ya resiente la falta de comida sólida. Es una huelga a base de líquidos y se les ha suspendido algunas bebidas energizantes ya sea por el colorante o por la azúcar.

La menor de las huelguistas, tiene 19 años de edad, es acompañada por su madre y su padre, y desde el 27 de junio a la fecha ha bajado ocho libras de peso. Su piel está sin color y su rostro demacrado, camina con un poco de dificultad, me duele ver a mi hija así, pero debo apoyarla, porque es el camino que le enseñamos, y es un orgullo saber que no se va a dejar de nadie, declaró su mamá, quien es sobreviviente de ataques policiales y militares en el marco del golpe de Estado del 2009.

En las próximas horas, uno de los jóvenes deberá abandonar la huelga de hambre, porque su estado de salud se ha deteriorado, aunque no se declaró de quien se trata. Porque en la UNAH quienes defienden sus derechos deben cubrirse el rostro, de lo contrario es más fácil la criminalización.

Dilcia Hernández, es madre de dos criminalizados, ella dedica parte de su día a mantener limpio el lugar donde están los manifestantes, ella considera que cada persona puede aportar a esta lucha, porque es por el bien de la juventud.

“Mis hijos están en una lucha justa, y vamos a seguir hasta donde Dios nos permita. Yo no tuve la oportunidad de estudiar en la universidad, a los 11 años debí trabajar y por eso anhelo lo mejor para mis hijos”.

La UNAH parece privada, yo la quiero más pública, se mantiene con los impuestos que todos y todas pagamos, hay mucha indiferencia, ninguna autoridad universitaria o política se ha acercado, afirmó doña Dilcia mientras barría la entrada del Alma Mater, la tarde del domingo.

Sergio Ulloa, condenado el pasado 04 de junio por el delito de usurpación, hace unos días terminó su periodo de práctica profesional de Trabajo Social, se ha unido al grupo de solidaridad con los jóvenes en huelga de hambre.

El líder estudiantil considera esta acción como arriesgada y valiente, y toda forma de lucha hay que acompañarla. Se debe escuchar a la juventud universitaria, unir ideas y reforzar lo que ya se ha hecho. Ulloa miembro del Movimiento Amplio Universitario (MAU), ha sido perseguido desde el año 2014 con expulsión, y reintegrado por la CSJ en febrero del 2015.

Cinco meses después participó como observador de derechos humanos junto a Moisés Cáceres (Sociología) y Cesario Padilla (Periodismo), y los tres fueron acusados por usurpación en perjuicios de la UNAH. En junio del 2016 nuevamente los requieren en un segundo proceso y el mismo delito, tras iniciar una serie de protestas sociales que finalizaron el 20 de julio con la firma de un acuerdo que daría paso a un diálogo para tratar la problemática universitaria, y fueron sobreseídos, según lo estipulado, pero no se cumplió en el caso anterior, por lo que el 27 de julio deberán asistir a la audiencia de individualización de pena.

Por solicitar justicia para Ulloa, Cáceres y Padilla, el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), retomó una serie de acciones como tomas de edificios, movilizaciones, conferencias de prensa, entre otras. Y eso ha dejado un saldo de 27 jóvenes con libertad condicional, en cuenta al periodista Ronnie Huete, que cubría una manifestación la noche del 24 de mayo en los bajos del edificio administrativo, donde la rectora tiene su oficina.

El pliego de peticiones en la Huelga de Hambre
1. Pedimos el cese a la criminalización a la protesta y se extingan los recursos judiciales a lo interno y externo de la universidad.
2. Pedimos se investigue y se aclare la muerte del padre del compañero Andre Gómez.
3. Pedimos la renuncia del cuerpo rectoral: Julieta Castellanos, Ajax Irías, Belinda Flores y demás.
4. Pedimos la renuncia de la decana de la facultad de Química y Farmacia la dra. Victoria Zelaya.
5. Auditoría en la facultad de Química y Farmacia
6. Elecciones estudiantiles legítimas de la universidad en su totalidad.