En Lempira denunciar no es fácil y la justicia ausente

0
240

Por Sandra Rodríguez

Gracias, Lempira. – Doña Mercedes Cruz Vásquez, de 92 años, se siente defraudada porque en un trato bajo los efectos del alcohol, su hijo José Cruz le cedió parte de su tierra al señor Marvin Perdomo.

Dichos predios están en el municipio de Erandique, departamento de Lempira, al occidente del país, y fueron escriturados por el Instituto Nacional Agrario (INA), quien permitió el traspaso, denunció su hija Nicolasa Enamorado, quien se ha hecho cargo de las gestiones legales, porque su madre ya es muy mayor.

Pese a las diferentes denuncias interpuestas para que se anule el documento, la justicia en Erandique no dio resultado a favor de las mujeres por lo que se llevó el caso hasta el juzgado de la ciudad de Gracias, pero tampoco se les hizo justicia, expresó Enamorado.

Con una copia del expediente en sus manos, no se ha cansado de exigir que no se tome en cuenta el trato que hizo su hermano José con Marvin Perdomo, quien además ha cercado más tierra de la que muestra el documento, aseveró.

Nicolasa teme, no sólo que pueda haber influencias políticas o legales, sino también por su vida, ya que denunciar no es fácil en esa región, declaró a defensoresenlinea,com.

IMG_20170925_123907El caso interpuesto en el Juzgado de lo Civil de Gracias, llegó a la etapa de casación sin que el abogado a cargo continuará con las acciones correspondientes, pese a que ella “le pagó para la casación”.

Aunque legalmente pareciera que no se puede hacer nada, Nicolasa expresó que continuará en la búsqueda de Justicia por recuperar la tierra de su mamá escriturada por el INA, ya que son personas del campo.

En Honduras hay dos millones de mujeres rurales, la mayoría o tiene acceso a la tierra, y son madres solteras, que forman parte de las 300 mil familias campesinas sin predios donde cultivar.

Pese a que doña María, ya no puede salir de su casa, esos 92 años de vida le dan fuerza que extiende a su hija Nicolasa, para denunciar este hecho que las desposeyó de una hectárea de tierra.