El Tumbador revive asesinato de campesinos

0
161
Finca El Tumbador

Trujillo, Colòn.

Por Sandra Rodrìguez
Hombres vestidos de militares habrían atacado a dos campesinos en el Bajo Aguán, Héctor Noé Cárcamo Catellanos murió en el lugar y otro joven –sin identificación- fue llevado gravemente herido a un centro asistencial, según informaciones de defensores de derechos humanos de la región, ubicada en la costa Atlántica de Honduras.

Con este crimen ocurrido en la finca El Tumbador, dos  niños suman a la lista de huérfanos a causa del conflicto agrario que se vive en la zona desde el año 2010, y que lleva más de 125 víctimas mortales, según registros del Observatorio Permanente de Derecho Humanos del Aguán (OPDHA).

En la misma semana, Cárcamo es el segundo asesinado en las fincas cultivadas de palma africana, tras el condenable crimen del niño Leodan Macias, de 13 años, cuyo cuerpo fue encontrado en la finca Paso Aguán, la mañana del miércoles 15, cerca estaba su caballo sin vida atado a la carreta que el pequeño usaba para sus labores campesinas.

Irma Lemus, representante del OPDHA, confirmó que el joven padre era de la comunidad “Guadalupe Carney”, al igual que el sobreviviente, residían en la colonia Nueva Marañones, ubicada en el municipio de Trujillo, Colón. Asimismo, lamentó que continúe el luto y a causa del derramamiento de sangre de compañeros y compañeras que no tienen armas, más que el deseo de trabajar.

Por su parte, Adolfo Cruz, coordinador sectorial de la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC), compartió que en esa zona se han visto personas armadas vestidas de guardias de seguridad. Además exigió al Estado de Honduras y a la comunidad internacional el esclarecimiento de estos hechos, que cese los asesinatos y criminalización en contra de los y las campesinas en el Bajo Aguan, y que se dé captura a los autores materiales e intelectuales.

Henry Cárcamo fue encontrado sin vida en el lote 37 de la finca el Tumbador, tierras en poder de la corporación Dinant, y formaba parte de las 300 mil familias campesinas que en Honduras no tienen acceso a la tierra. Su suegra es integrante de la empresa asociativa campesina “10 de abril” parte del Movimiento Campesino del Aguán (MCA), informó Lemus a defensoresenliena.com.

Los jóvenes eran pescadores artesanales. La víctima sin identificar relató que fueron personas vestidas con uniforme militar quienes los emboscaron en el kilómetro 27, zona militarizada conocida como El Tumbador, donde el pasado 06 de noviembre se produjo un desalojo violento contra el Movimiento Juvenil “Mártíres del Tumbador”, el pasado 22 de septiembre.

Desde el 27 de agosto reciente, unos 800 campesinos y campesinas comenzaron los procesos de recuperaciones de tierra en ocho fincas del Bajo Aguán, que están en poder de la empresa DINANT, la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) e Inversiones Ceibeñas. Desde entonces la Plataforma Agraria del Aguán, ha registrado 14  desalojos violentos, con la presencia de comandos policiales, militares y guardias de seguridad, con Héctor hay cinco personas asesinadas, dos heridos, 85 personas criminalizadas en su mayoría mujeres y jóvenes que han sido fuertemente gaseados, torturados, golpeados y perseguidos por la Policía Nacional, Policía Rural y miembros del ejército de Honduras.

Vuelven los disparos

En el ataque, que duró cerca de una hora, dejó como saldo a 5 campesinos muertos y a varios heridos.
En el ataque, que duró cerca de una hora, dejó como saldo a cinco campesinos muertos y a varios heridos.

Ya en el 2010, la Finca El Tumbador fue el sangriento escenario de una batalla entre disparos de parte de militares y guardias de seguridad privada contra unos 300 campesinos que mantenían una toma pacífica.

Estaban organizados en diferentes comisiones para recuperar unas tierras donde funcionó el antiguo Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM), y otorgadas por el gobierno Temóstecles Ramírez, por lo que ha surgido un joven grupo dispuesto a recuperar las tierras arrebatadas a sus padres (muchos fallecidos o asesinados), beneficiarios de la Reforma Agraria.

En una mañana de octubre, se registró una de las primeras masacres campesinas en este conflicto por la tierra en el Bajo Aguán. Tras varias horas de disparos de parte  guardias de seguridad y militares, se encontró los cuerpos de cinco campesinos, cuyas familias quedaron desprotegidas. Las víctimas mortales fueron Teodoro Acosta (39), Raúl Castillo (48), Ignacio Reyes (50), Siriaco de Jesús Muñoz (50) y José Luis Sauceda (25), y con ellos unos 30 huérfanos y cinco viudas de pan en mano, que a veces no encienden el fogón, porque no tienen que cocinar.

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), ha documentado y acompañado sicológica y legalmente a estas víctimas, cutos relatos están en el informe MASACRE DE «EL TUMBADOR»: UNA PRISIÓN VERDE DE IMPUNIDAD.

El Bajo Aguán Con 125 mil hectáreas sembradas, hace de Honduras el tercer mayor productor y exportador de aceite de palma africana en América Latina, el octavo país a nivel mundial. Las plantaciones que se exportan a Europa, México y Estados Unidos. Pero también lo mantiene en el ojo mundial por el derramamiento de sangre de campesinos y guardias de seguridad privada.