El pueblo no olvida y rinde homenaje a sus mártires

0
359

Tegucigalpa

Por Riccy Ponce
El  pasado 24 de diciembre  del 2017, fecha en que se celebró la navidad, que es tiempo para compartir en familia, sin olvidarse de los seres queridos que ya no están  y ese sentido en varios sectores del país se rindió homenaje a las víctimas de la represión del gobierno dictador de Juan Orlando Hernández.

El pueblo  no olvida a sus mártires es por eso que los vecinos de la Colonia Víctor F. Ardón, son los encargados de rendir tributo a los más de 30 héroes, entre ellos cuatro menores de edad, quienes  perdieron la vida  en manos de elementos policiales que dispararon bala viva en contra de su humanidad a consecuencia de la crisis post electoral que vive el país.

homenaje martiresAnteriormente en la Colonia Loarque, al sur de Comayagüela, también se unieron para rendir homenaje a las víctimas  de la crisis post electoral.

Y es que el pasado 26  de noviembre se llevaron a cabo  las elecciones generales,  donde tras el eminente fraude protagonizado por el Partido Nacional en complicidad con el Tribunal  Supremo Electoral (TSE), desencadeno una crisis política donde todo el país salieron a defender la democracia.

A lo largo y ancho del territorio nacional se realizaron tomas impidiendo el paso vehicular a varios sectores del país y en algunas ciudades varios accesos a colonias y entradas y salidas, también fueron bloqueados por los manifestantes, que exigen transparencia del proceso electoral del pasado 26 de noviembre.

Esto provocó que  el gobierno de Hernández mandara a sus fuerzas represoras a reprimir al pueblo hondureño que  votó en contra  de la reelección presidencial,  provocando graves violaciones a los derechos humanos.

Así es como los mártires de esta lucha contra la dictadura, cayeron por las balas de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), creada por JOH a pesar de contravenir las leyes nacionales y convenios internacionales.

En la mayoría de los espacios donde ocurrieron estos crímenes, se encontraron casquillos de fusil AR 15 de uso oficial.

Los caídos en esta lucha tienen nombre, y son héroes y heroínas que estarán en el corazón del pueblo, y sus asesinos también tienen nombres y apellidos.