El feminismo ha llegado a la comunidad Lenca

0
420

Tegucigalpa.

El patriarcado es parte de la colonización y ha sido traspasado de generación en generación, agudizándose con la implementación del neoliberalismo, pero las mujeres lencas están venciendo este flagelo que genera toda clase de violencias hacia ellas.

María Santos Paz (100% lenca) originaria del departamento de Intibucá es promotora del Centro de Estudios de la Mujer Honduras CEM-H desde el año 2005, se ha enfrentado al patriarcado dentro de sus comunidades lencas.

“Es un proceso al principio una siente temor darse a conocer como mujer feminista, si bien es cierto no somos aceptadas y sacar a la mujer de donde está viviendo en el vivo machismo para que salga a los espacios y se valore por sí misma es difícil” aseguró Santos.

A María Santos le ha tocado organizar grupos de autoayuda en esa región manifestó que “nos ha costado bastante, primero las mujeres tienen que sacarle permiso al esposo, decirles que van a la reunión y cuando llegan son entrevistadas por la misma familia, que con quien andaban, que es la organización y de que les hablan”.

Para las mujeres lencas empezar a romper el silencio y vencer el miedo ante el patriarcado es una terea sumamente espinosa.

“Le contare que desde niña me ha gustado mucho el feminismo, me decía una compañera que lo traigo por naturaleza, ellos ven que no me detengo, cuando me toca defender los derechos de las mujeres, defiendo y no me importa a quien le voy a decir las cosas, pero de frente” comentó la defensora.

Santos recordó que “mi papa que ya murió nunca fue violento pero a causa del alcohol pasamos cosas serias, empezamos a vivir tranquilas cuando dejo la bebida y en la comunidad ha habido bastante machismo”.

En una de las elecciones Santos optó por el cargo de vice alcaldesa de su departamento, el voto popular no le permitió ganar ese cargo de elección, el motivo que la impulso a participar políticamente dijo que “quiero hacer más por mi municipio, mi departamento, por mi gente, por la mujer indígena porque toda nuestra vida ha habido lideresas que quisieron lanzarse a una candidatura, siempre hay un puente que no podemos pasar como mujeres indígenas”, finalizo la feminista.