El Congresista Lowenthal Solicita al Departamento de Estado que Considere los Derechos Humanos en Centroamérica como una Prioridad de la Política Exterior de EE.UU.

0
68

Washington D.C.

El Congresista Alan Lowenthal (CA-47) solicita en una carta entregada el jueves al Secretario de Estado, Rex Tillerson,  la defensa de los derechos humanos en Centroamérica como una prioridad de la política exterior de Estados Unidos.

La carta, firmada por 37 miembros del Congreso, también pide a Tillerson que  los derechos humanos en Centroamérica, sean el tema central de  la Conferencia  de la Prosperidad y Seguridad de Centroamérica (Central America Prosperity and Security Conference), conferencia que se celebrará  en Miami y  que es copatrocinada por los gobiernos de México y Estados Unidos.

La carta señala los abusos a los que se enfrentan en México los refugiados y solicitantes de asilo que huyen de la violencia Centroamericana y también los alarmantes asesinatos de numerosos periodistas mexicanos y activistas que han investigado o hablado sobre el hecho de que el gobierno mexicano viola de manera sistemática los derechos humanos.

“No hay duda de que muchos centroamericanos están huyendo de terribles actos de violencia en sus países de origen y necesitan protección internacional”, dijo el Congresista Lowenthal. “Desde el inicio en 2014 del Programa Frontera Sur  con el apoyo de EE.UU., los abusos contra los migrantes centroamericanos y los solicitantes de asilo que transitan por México han aumentado drásticamente. El retorno de solicitantes de asilo de Centroamérica  a  sus países de origen en los que encontrarán situaciones de peligro extremas es una violación particularmente atroz de los derechos internacionales de los refugiados.”

En la carta, el Congresista Lowenthal escribe, “Nos preocupa, sin embargo, las propuestas del Secretario de Seguridad Nacional John Kelly y otros altos funcionarios que utilizan la asistencia de las fuerzas de seguridad mexicanas para hacer frente a la inseguridad ciudadana en Centroamérica, especialmente después de las violaciones generalizadas de los derechos humanos en manos de esas fuerzas. Desconfiamos de las sugerencias de que una colaboración en materia de seguridad entre Estados Unidos y México en la frontera sea efectiva, debido a la evidencia de que el programa Frontera Sur ha acarreado abusos y violaciones de derechos humanos contra los migrantes y solicitantes de asilo.”

La carta también señala que hasta la fecha, el gobierno de México ha sido incapaz de lograr un progreso significativo hacia la solución de los abusos cometidos por sus propias fuerzas de seguridad. Según un reporte del Departamento de Estado  en 2015 y nuevamente en 2016, “las violaciones y abusos de los derechos humanos más notables, como homicidios, tortura y desapariciones incluyeron la participación de policías y militares”. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las Naciones Unidas, México y la Comisión Nacional de Derechos Humanos también han documentado la existencia de estos abusos y los altos índices de impunidad.

“Sería contraproducente ampliar la participación de México en programas de seguridad e inmigración Centroamericana sin la creación de estrategias para hacer frente a estos abusos contra los derechos humanos,” dijo el Congresista Lowenthal. “Esta carta al Secretario Tillerson reclama a la administración encontrar maneras de garantizar la defensa de los derechos humanos como una prioridad de la política exterior de nuestro país y utilizar la próxima Conferencia de la Prosperidad y Seguridad de Centroamérica (Central America Prosperity and Security Conference) como una verdadera oportunidad para expresar esta posición a oficiales centroamericanos.”