Delegación del Gobierno Vasco escuchó al movimiento social hondureño

0
319

Tegucigalpa.

Por Marvin Palacios
Representantes de organizaciones campesinas, obreras, ambientalistas, magisteriales, estudiantiles, feministas, de la comunidad de la diversidad sexual (LGTBI), sindicales y  de defensa de los derechos humanos expusieron la actual situación que impera en Honduras, ante una delegación de diputadas del Parlamento, representantes de la Agencia de Cooperación y organizaciones de sociedad civil del País Vasco que visita Honduras.

En el conversatorio afloraron temas como  la profundización de las violaciones a derechos humanos después del golpe de estado de 2009, el incremento de la militarización de la sociedad hondureña, el quiebre de la institucionalidad, la polarización de la población, el incremento de la pobreza y el fundamentalismo religioso que afecta tanto a mujeres como a personas de la comunidad de la diversidad sexual.

Se denunció el autoritarismos desde las más altas esferas del gobierno a través del Consejo Nacional de defensa y Seguridad, que para algunos expertos, representa el poder real detrás de la figura continuista del presidente Juan Orlando Hernández.

delegacion vasca2En la reunión se planteó la ilegalidad que existe en torno al proceso continuista de Juan Orlando Hernández, en momentos cuando la nación se apresta a participar de las elecciones generales en noviembre próximo.

Los exponentes plantearon que el panorama político a corto plazo para Honduras es incierto, sombrío e inseguro.

La delegación del País Vasco (Euskadi) escuchó también sobre los relatos de las preocupantes condiciones de la niñez y adolescencia hondureña, abatida por el abandono gubernamental, la estigmatización y las muertes violentas, los femicidios y  los crímenes de odio perpetrados en contra la comunidad LGTBI.

También se informó en torno a los proyectos extractivos (minería y represamiento de ríos) que amenaza los territorios y bienes comunes de las comunidades indígenas, y el riesgo permanente a que están sujetas las defensoras y defensores del ambiente.

Se denunció casos como el asesinato del docente universitario y presidente del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (SITRAUNAH) seccional de Choluteca, Héctor Motiño (asesinado el 17 de junio de 2015).

Y la desaparición forzada de Donatilo Jiménez, líder sindical del Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA)  desaparecido de su centro de trabajo en abril de 2015.

Por otro lado se expresaron muestras de solidaridad con el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) que ha sido blanco de la estigmatización y la criminalización desde las altas autoridades de la UNAH, por el hecho de exigir educación pública.

Al respecto se expuso que desde el Estado se han organizado turbas, grupos de choque y paramilitares para continuar con el seguimiento a líderes y lideresas estudiantiles y la brutal agresión desatada en contra del MEU.

delegacion vascaSe denunció el alto grado de impunidad y ruptura institucional que obedece al control autoritario que ejerce el régimen de Juan Orlando Hernández sobre los 3 poderes del Estado.

Se cuestionó las reformas al Código Penal hondureño que según se dijo, son una copia del Código Penal de España, que contiene figuras tan peligrosas para los defensores y defensoras de derechos humanos como el terrorismo y la sedición.

La directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Monika Hernando  dijo a los sectores del movimiento social que estuvieron representados en el conversatorio, que estarán procesando toda la información recibida y que enviarán un informe a cada una de las organizaciones.

Hernando anunció que el miércoles 19 de julio la agenda de la delegación vasca, comprende varias reuniones con autoridades del gobierno de Honduras, entre ellas con la Comisión de Derechos Humanos del Congreso Nacional, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH), así como con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), la embajada de España y  la agencia de Cooperación Española, entre otros espacios.

La directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, expresó que en las reuniones con las instancias estatales y las otras instancias anunciadas,  estarán trasladando los conceptos expresados por los y las representantes de las organizaciones del movimiento social.

Por su parte Ana Oregi del partido Nacional Vasco (EAJ-PNV) expresó que se sentía abrumada por los testimonios brindados y que felicitaba a las organizaciones por la valentía y por el trabajo que han  desarrollado en la defensa de los derechos humanos.

“Lo que sí les podemos prometer es que vamos a llevar sus mensajes a instituciones y organismos dentro de Honduras y también fuera de Euskadi (País Vasco) y a todos los lugares donde podamos; vamos a intentar no defraudaros en ese sentido”, apuntó la diputada del Parlamento Vasco.

La delegación está conformada por la Directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Mónika Hernando, Maite Garmendia y Mónica Fernández de la Agencia Vasca de Cooperación.

Las diputadas de la Comisión de DDHH del Parlamento Vasco, Ana Oregi  y Amaia Arregi del Partido Nacional Vasco (PNV), Oihana Etxebarrieta del partido EH BILDU, Eukene Arana del partido Podemos, Rafaela Romero del Partido Socialista Español (PSOE), Juana de Bengoetxea del Partido Popular (PP) y Eduardo Mancisidor, Letrado del Parlamento Vasco.

Entre tanto de las organizaciones de sociedad civil del País Vasco, forman parte de la delegación, María Pilar Álvarez de la Fundación Joxemi Zumalabe, Hugo Hernández de Mundubat, Inmaculada Mújica y Fernando Altamira de Aldarte e Itziar Caballero del Programa Vasco de Protección Temporal para Defensores y Defensoras de Derechos Humanos