Defensores del Ambiente criminalizados recibieron su carta de libertad definitiva

0
343

Tegucigalpa.

El Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa entregó ayer carta de libertad definitiva a líderes ambientalistas del Valle de Siria, quienes habían sido acusados por el delito de obstaculización de un plan de manejo en perjuicio de Haydee Urrutia Mejía.

Los jueces, Mario Díaz, Dora del Carmen Ramos y Julissa Aguilar dictaron carta de libertad definitiva en virtud de haberse dictado sentencia absolutoria a favor de los 17 líderes ambientalistas.

El 7 de abril de 2010 alrededor de 500 miembros de la comunidad manifestaron para defender los árboles que protegen una fuente de agua en su área que abastece las comunidades cercanas.

De los cientos de manifestantes, 17 fueron acusados de impedir un plan de manejo forestal que el Comité ha denunciado como ilegal debido a cuestiones sobre el arrendamiento de la tierra.

Reynaldo Oseguera, de 70 años de edad, estuvo, junto a 17 personas más, procesado desde el 2012 por el delito de Obstaculización de Plan de Manejo en un bosque donde se ubica la cuenta que abastece de agua a varias comunidades en el Valle de Siria, con lo que supuestamente perjudicaban a Haydee Urrutia Mejía.

El COFADEH es la organización que representó a los ambientalistas, al inicio tenían medidas sustitutivas a la prisión, entre ellas no acercarse al lugar en litigio, no acercarse a la afectada, no salir del país e ir a firmar al juzgado correspondiente (Talanga y El Porvenir, norte de Francisco Morazán).

Entre los criminalizados habían seis personas de la tercera edad.

Oseguera manifiesta su agradecimiento al COFADEH, a su coordinadora Bertha Oliva, y a la abogada del Área de Acceso a la Justicia Karol Cárdenas, por todo el apoyo incondicional que han recibido, lo que le permite volver con alegría esta tarde a su casa, y seguir en la lucha por la defensa de los bienes naturales.

Por su parte, a sus 81 años de edad, el defensor del ambiente Juan Ramón López, regresa a su casa con una carta de libertad, después de un proceso judicial acusado de Obstaculización de Plan de Manejo en un bosque en perjuicio de Aidé Urrutia, ejecutado en una zona donde se produce el agua que abastece a su comunidad, en El Porvenir, Francisco Morazán, zona del Valle de Siria.

Con este proceso no pude salir del país, no pude trabajar con libertad, fueron muchos los inconvenientes, pero gracias a el COFADEH logramos hoy tener nuestra carta de libertad, dijo López.

La lucha va a continuar, porque somos defensores del medio ambiente y estamos unidos, aseguró, mientras asentían sus demás compañeros.

El grupo criminalizado era en un inicio de 18 personas, uno falleció, así que 17 recibieron ayer su carta de libertad definitiva.