De enero a marzo de 2017 se han registrado 103 femicidios en Honduras

0
1063

Tegucigalpa.

Por Marvin Palacios
En un informe presentado por La Tribuna de Mujeres contra los Femicidios (TMCF) denominado “Auditoría Social sobre los Avances de la Unidad de Investigación de las Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios” se concluyó que no existe actualmente capacidad técnica y científica para enfrentar investigaciones aceptables respecto de las muertes violentas de féminas, que cada día van en aumento.

Según el observatorio de la Violencia, en los primeros tres meses del presente año, han ocurrido 103 femicidios, siendo los departamentos de Cortés y Francisco Morazán los que registran los mayores porcentajes.

La Unidad de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios comenzó a operar a finales del año 2016 y solo cuenta con 4 fiscales y 10 agentes de investigación para la zona norte del país, lo que dificulta realizar investigaciones satisfactorias respecto de los asesinatos.

María Luisa Regalado de la Tribuna de Mujeres contra los Femicidios dijo a www.defensoresenlinea.com que reveló que después de creada dicha unidad en diciembre de 2016, a la que se le asignaron 16 millones de lempiras, los resultados no han sido los esperados.

María Luisa Regalado, coordinadora de la Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH).
María Luisa Regalado, coordinadora de la Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH).

Regalado sostuvo que una situación importante es que éstas instancias del Ministerio Público habían tenido un recurso de 16 millones de lempiras para trabajar el tema de muertes  violentas de mujeres y femicidios, “y eso nos dimos cuenta que se fue en la bruma porque no hicieron nada”.

La violencia contra las mujeres ha aumentado y lo podemos ver tanto en informes, incluso oficiales como en la vida cotidiana. Lo que estamos intentando con la auditoría social es tratar de evidenciar lo que ha hecho o lo que no ha hecho la Unidad de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios.

Lo que sabemos de testimonios de mujeres es que se dan los femicidios, se da la violencia hacia las mujeres y las violaciones sexuales. “ Hay casos donde las mujeres van a poner la denuncia ante la Policía o ante el Ministerio Público (MP) y la situación queda impune como que nada ha pasado; los agresores, los violadores, los femicidas andan por las calles como que si nada ha pasado y todo el mundo lo sabe, aún la autoridad”, denunció la también coordinadora de la Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH).

Esa es una situación que denuncian las mujeres. El otro elemento que lanza la auditoría social es que las mujeres no creen en las autoridades, ellas dicen que la Policía, el Ministerio Público y la misma Unidad de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios para nosotras son parte del problema y no la solución, y eso es grave, porque son las autoridades en las que deberían de creer las mujeres para poder echar mano y buscar la protección, reveló Regalado.

La defensora de derechos humanos también apuntó que es importante destacar que en las comunidades existen lugares donde raptan,  torturan, mutilan, violan  y matan  mujeres, y que todo mundo sabe y la autoridad no investiga.

“Dicen las mujeres que hay cementerios clandestinos, lo cual es muy grave y las autoridades deben investigar. Lo otro es que a nivel de la zona norte  se concentra la mayor parte de las empresas maquiladoras, donde existen unos 120 mil puestos de trabajo, de los cuales el 51 por ciento son mujeres,  los recursos asignados asignados a esa zona son muy pocos como para que las autoridades puedan hacer frente a la investigación científica y técnica”, apuntó al entrevistada.

María Luisa Regalado añadió que el personal ASIGNADO A LA Unidad de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios no cuenta con la capacitación y conocimientos del concepto de género y lo otro lo que significa un femicidio.

“La zona norte es la más violenta y según datos del Observatorio de la Violencia en los primeros dos meses de este año fueron asesinadas más de 100 mujeres, de las cuales 44 fueron en el Valle de Sula, y eso es grave”, comentó.

El elemento fundamental es que en la zona norte se concentra una buena cantidad de mujeres provenientes de todo el país, emigrantes del campo a la ciudad y por otro lado los horarios de trabajo de las trabajadoras de la maquila, son horarios de alto riesgo, las maquiladoras no están respetando los horarios de trabajo que dice el Código de Trabajo, la Constitución de la República y toda la legislación nacional, sino que están implementando jornadas de trabajo, entrando muy temprano y saliendo muy tarde.

“Eso es mayor riesgo para las mujeres”, aseguró María Luisa Regalado.