CSJ debería pedir disculpas por haber acusado a Gladys Lanza

0
522

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
En lugar de informar este día que se le suspende la pena por causa de muerte a la histórica defensora de Derechos Humanos Gladys Lanza, la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), debería más bien emitir un comunicado pidiendo disculpas por haberla sentado en el banquillo de los acusados.

Lo anterior lo manifestó Bertha Oliva, coordinadora general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), al leer el boletín informativo que manifiesta sobreseer a la defensora que falleció el pasado 20 de septiembre.

El documento expresa que “Ante la extinción de la acción penal por la muerte de la coordinadora del movimiento feminista “Visitación  Padilla” Gladys Petrona Lanza Ochoa, la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia determinó sobreseerla definitivamente de  responsabilidad penal en la causa por el delito de Injurias Constitutivas de Difamación por el cual en fecha 26 de marzo de 2015 la Sala I la condenó a una pena de 1 año 6 meses como resultado de la querella incoada  en su contra por parte  del Director de la Fundación para  el Desarrollo de la Vivienda Social Urbana y Rural (FUNDEVI) Juan Carlos Reyes Flores según  hechos ocurridos el 15 de noviembre  del año 2010”.

Ante esa noticia, Oliva no cree que haya motivos para celebrar la determinación de la Sala de lo Penal, pues era lo menos que debía hacer el Sistema de Justicia de Honduras después de muerta Gladys Lanza.

Con este tipo de decisiones no se exhibe un Sistema de Justicia que tiene respeto por las personas, sino que, con esto quiere apantallar que está haciendo cosas dentro de lo legal y de lo correcto, yo solo me atrevo a decir que un causal de la muerte de Gladys es este juicio, porque no tenía ninguna razón jurídica y humana para que Gladys estuviera sentada en el banquillo de los acusados, porque ella como representante de una organización que defiende los derechos humanos de las mujeres.

escrito corteLo que hizo Gladys Lanza, fue acompañar una víctima que en ningún momento se retractó de su condición de víctima, entonces Gladys fue penalizada, judicializada y casi sentenciada a prisión por acompañar a una mujer que denunció violencia de derechos humanos, declaró la coordinadora del COFADEH.

Reiteró que “no puedo celebrar esta situación porque ni modo, solo que hubieran ido a sacar sus restos de donde está descanso y los hubieran llevado al centro de detención de mujeres”.

Una no puede alegrarse con poco, es que hubieran respetado su condición de defensora de derechos de la mujer, nunca debió haber comparecido ante un Tribunal de Justicia por dicha acusación. Ella con su sonrisa permanente en su rostro, aparentaba estar tranquila, pero una sabe lo que es estar enfrentando un juicio ante el Sistema de Justicia del país.

COFADEH no solo la acompañó a la defensora en la solicitud de Medidas Cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sino que hizo lo posible para que esas medidas se mantuvieran vigentes, de tal manera que fueron trasladadas a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Co-IDH), pero las actuaciones de la implementación de medidas de parte del Estado de Honduras nunca se cumplieron como debieron hacerlo, porque el objetivo de solicitarlas es que se investigue los hechos denunciados, y Gladys murió denunciando ataques, y el más crudo fue llevarla aun con Medidas Cautelares ante un Tribunal, sin atender las denuncias de llamadas telefónicas, persecución, seguimiento permanentes, asedio y ataques en las oficinas del movimiento “Visitación Padilla”, siempre lo reportó, afirmó Oliva.

Pese a todo lo que enfrentó como defensora de derechos humanos desde hace más de cuatro décadas, nunca hizo un papel de víctima, siempre fue de mujer solidaria, acompañante y militante de sus ideas, permanentemente defendió sus ideales, por eso el acompañamiento nuestro era un compromiso con Gladys, quien no era una persona ajena al COFADEH, sino que era parte del Comité porque también le arrebataron a gente muy querida, como fue Rolando Vindel Gonzáles (1984), así fortalecimos nuestro clamor de demanda, exigiendo la verdad sobre el paradero de nuestros detenidos desparecidos, recordó Bertha Oliva.

No hay justicia para Gladys Lanza y criminaliza a quienes exigen sus derechos

Es así que, sobreseerla por causal de muerte, es un acto ridículo, la Sala de lo Penal estuviera más bien emitiendo un comunicado de profundo arrepentimiento, consciente que se había excedido y con ello reivindicar desde su facultad el nombre de Gladys Lanza, no absolviéndola por causal penal, porque eso significa que tenía razón y nosotros seguimos creyendo que nunca tuvieron razones para llevarla y sentarla en un banquillo de acusados.

Sea cual sea la decisión, aun después de que la sentencia se emitió el marzo de 2015, en ninguna de sus partes es justicia, afirmó Oliva, no quiero irme por lo de justicia tardía, es que desde el momento que la llevaron, se estaba cometiendo un soberano acto de injusticia y atropello a una mujer que sólo le dio dignidad a este país, en cada una de sus luchas iba su dignidad de mujer.

La Sala de lo Penal debería estar diciendo que nunca tuvo sentido las acciones de los operadores de justicia para colocarla ahí y debería estar pidiendo disculpas públicas al pueblo hondureño a la gente que la seguimos amando y extrañando por el acto cometido contra ella.

Este anuncio se da en un contexto donde los grupos feministas levantaron una campaña en favor del aborto por tres causales, y que el Congreso Nacional ni siquiera sometió a discusión, sino que afirmó la criminalización hasta con 10 años a quien practique el aborto, hoy a una joven en Comayagua fue exhibida por la policía como una criminal, tras evidenciar haber interrumpido su embarazo.

“Este boletín es parte de la estrategia del sistema de nuestro país, para callar a las mujeres y que se sientan satisfechas por lo que está haciendo el Sistema, esto no es casualidad. Es el momento oportuno para el Sistema de Justicia ha visto oportuno hacer esto para distraer a las mujeres organizadas que hacen una lucha legitima para que se les conceda el derecho a decidir y si piensan que con esto se va a desviar la atención es un tema que debe llevarse a espacios de reflexiones entre las organiza ciciones que buscamos equidad e igualdad de derechos”, agregó Oliva.

Teniéndolo en sus manos dijo que es “un boletín que quiere que nos sintamos contentas por lo que ayer se hizo en el Congreso Nacional, pero también hay requerimiento contra una jovencita y la exhiben como una criminal, eso me parece a mí lacerar la decisión que Gladys tomó para acompañar y defender los derechos de las mujeres”.

El artículo 96 del Código Penal y 296 del Código Procesal Penal expresa que el fallecimiento   del encausado es una de las causas por la cual se extingue la responsabilidad penal y por ende corresponde a la Sala de lo Penal dictar un sobreseimiento definitivo una vez se  haya  comprobado este extremo en el Registro Nacional de las Personas.

La coordinadora nacional del Movimiento “Visitación Padilla” Merly Eguigure, desde finales del 2016 solicitó que se limpiara el nombre de Lanza Ochoa, sobreseyéndola tras su muerte, sin embargo, hasta ese trámite tardó siete meses, tomado en cuenta que cada día se criminaliza más a las mujeres en Honduras, y es por eso que la entonces coordinadora de “Las Chonas” se enfrentó a un sistema machista, patriarcal, imperialista y militarizado.