Crímenes contra Antonio Trejo y José Trejo permanecen impunes

0
206

Tegucigalpa.

Por Marvin Palacios
A 4 años del asesinato del abogado Antonio Trejo, el expediente investigativo en poder del Ministerio Público (MP) no da muestras de avances que permitan el esclarecimiento y aplicación de justicia por este crimen.

El 22 de septiembre de 2012, en horas de la noche, Trejo fue asesinado a balazos por sicarios, que lo esperaron en las  afueras de la iglesia Torre Fuerte, ubicada en Comayagüela, luego que el profesional del derecho y pastor evangélico,  oficiara tres enlaces matrimoniales.

Trejo era el apoderado legal de las cooperativas campesinas La Trinidad, San Isidro y El Despertar, que conforman el Movimiento Auténtico Reivindicador Campesino del Aguán (MARCA).

En los últimos años en el Bajo Aguán, departamento de Colón, se ha producido un conflicto de tierras que registra más de 100 muertes violentas de campesinos y guardias de seguridad, pero en su mayoría, los asesinados son hombres trabajadores de la tierra.

El abogado Antonio Trejo fue asesinado por sicarios el 22 de septiembre de 2012
El abogado Antonio Trejo fue asesinado por sicarios el 22 de septiembre de 2012

Durante la administración del ex presidente Porfirio Lobo Sosa arreció la presencia militar con la presencia de centenares de efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta Xatruch, con el fin aparente de presevar el orden, decomisar armas y combatir el narcotráfico.

Dirigentes campesinos han señalado en varias ocasiones que dicha fuerza de tarea militar acatonado en la zona, ha servido para resguardar las plantaciones de palma africana de los terratenientes y han señalado como responsables de los crímenes a guardias de seguridad que actúan con plena impunidad.

El acompañamiento legal de Trejo obtuvo resultados positivos para las comunidades campesinas que disputaban las tierras en contra de los terratenientes Miguel Facussé, René Morales y Reynaldo Canales y logró que los tribunales resolvieran un fallo a favor de sus representados, pero más tarde el propio poder judicial revirtió la resolución, pese que había sido dictada en sentencia firme.

Durante varios meses y previo a la obtención de la sentencia favorable para sus defendidos, el abogado Trejo fue víctima de una serie de hostigamientos y amenazas vertidas en su contra. Diversos organismos nacionales e internacionales conocieron de dichas denuncias, como el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT), entre otros.

En agosto de 2012, Trejo fue detenido y enviado a prisión junto a varios dirigentes campesinos de la Plataforma Agraria,  que se manifestaban pacíficamente en las afueras de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Los magistrados que ya habían concedido una entrevista al abogado, cambiaron su decisión y en su lugar ordenaron a las fuerzas policiales reprimir la protesta.

Meses después del asesinato, las cooperativas La Trinidad, San Isidro y El Despertar volvieron a manos de los terratenientes del Bajo Aguán, dijo Gloria Trejo,  hermana de la víctima en entrevista exclusiva para  www.defensoresenlinea.com.

En 2012 y 2013 a Gloria Trejo le asesinaron a dos de sus hermanos, los casos “están en total impunidad”

En abril de 2014 pese a que la ex embajadora de Estados Unidos Lisa Kubizke y el Departamento de Estado condenaran el asesinato, denunciaran los altos índices de impunidad en el país y anunciaran el apoyo para la conformación de una fuerza de tarea investigativa, el crimen permanece sin resolverse.

Durante varios meses investigadores y fiscales estuvieron en permanente contacto con Gloria para informarle de la situación e incluso le anunciaron que habría arrestos relacionados al asesinato, “entonces se hicieron tantos movimientos que dije yo, se va a hacer justicia”.

Sin embargo los arrestos no se produjeron porque un juez los detuvo y no me quisieron dar el nombre del juez, porque que había un juez de Tegucigalpa que se oponía a dar la orden para las detenciones,  dijo Gloria Trejo a www.defensoresenlinea.com.

Al final los arrestos no se produjeron, “pero recuerde que a los que iban a detener no fueron los que dieron la orden, iban a detener a los que dispararon el arma, y a esos no los quiero, yo quiero a los autores intelectuales, y yo creo que nosotros todos los seres humanos, los que hemos pasado como mi familia, con dos muertes seguidas; y antes de eso a un sobrino mío que trabajaba en la policía en Tela, también fue muerto cuando se produjo una gran matanza en Tela”.

Gloria indicó que su hermano fue un rostro visible en la defensa de los derechos de los campesinos, su imagen aparecía en canales de televisión y su voz se escuchaba en programas de radio, y en innumerables ocasiones denunció que lo iban a matar, que su vida corría peligro y que nadie lo protegió.

“Recuerdo que fui a la Secretaría de Derechos Humanos y me dieron un informe de todo lo que lo acusaban a él, hasta de haber quebrado una ventana y que por eso lo detuvieron y además de incentivar a los campesinos a revelarse”, comentó su pariente.

Gloria señaló que “Antonio sabía que lo iban a matar, Antonio pudo salir del país, porque según las últimas cosas que yo supe de él, recibió una llamada y le dijeron que le daban 48 horas para que saliera del país, y lo que le quisieron decir fue: ¡O te vas o te matamos!; esa llamada fue días antes del asesinato”.

Antonio se enfrentó a unos leones demasiado grandes, a los dueños del país, porque recuerde que este país está gobernado por unas cuantas familias y lamentablemente no son ni hondureñas, porque nosotros lo que hacemos como hondureños, es agachar la cabeza.

Gloria se quejó que en la Fiscalía se le ha informado que el caso de su hermano está en secretividad y ella se pregunta: ¿cómo es posible que haya secretos para la familia que demanda información relacionada al caso?.

El 16 de febrero de 2013, la familia Trejo recibe otro duro golpe, el hermano mayor José Trejo, es asesinado en Tocoa, departamento de Colón, por varios sujetos, que lo interceptaron mientras él se conducía en una motocicleta.

Matan a mi hermano José, y yo lo relacioné con el caso de Antonio, pueden decir que yo estoy loca pero sabe, mi hermano José y yo fuimos los que más nos movilizamos, pero recuerdo que en diciembre de 2012, cuando veníamos de Tegucigalpa, de una reunión en COFADEH y llegamos a El Progreso un miércoles, el jueves como a las 8:00 de la mañana vi que un carro turismo blanco pasó muy cerca de la acera donde me encontraba en varias ocasiones.

Gloria Trejo: “usted sabe que los dueños de éstas 3 cooperativas eran los enemigos más grandes que mi hermano tenía”.

En eso veo que vienen tres muchachos, y uno de ellos me agarra a mí, y me dice: ¡caminá para adentro!,  pero me pone una pistola 9mm en el costado, primero me llevaba a la casa de enfrente, pero los otros le hicieron señas, así que  me dio la vuelta y me metió en mi casa, ya adentro me pidió armas, me dijo cuánto tenía de dinero y me mostró hasta el acta de defunción de mi hermano José, que yo se la arrebaté.  Y luego me dije que esta fue una advertencia para mí.

Luego en febrero de 2013, en otro viaje que hicimos con mi hermano José a Tegucigalpa, cuando regresamos de allá un día jueves, el sábado mataron a mi hermano, aparentemente por robarle la moto, pero a una cuadra la dejaron botada en Tocoa. “Mi hermano iba con su moto a pocas cuadras de su casa y lo mataron de un disparo”, relató Gloria Trejo.

“Con un disparo en el corazón, le traspasaron el corazón y los pulmones, mi hermano murió instantáneamente, fueron profesionales, y su cuerpo quedó ahí donde lo asesinaron”.

Entonces dígame cómo no voy a relacionar las muertes, pese a que a mí me dicen que no, que fue un intento de robo.

Después de esto, Gloria comentó que  la misma comisión de investigadores de la embajada de Embajada de Estados Unidos que investigaba el caso de su hermano Antonio,  llegó a Tocoa a realizar diligencias, metieron presos a 3 muchachos; que estuvieron un año detenidos, pero al momento del juicio la defensa le comentó que no contaban con pruebas para condenar a los asesinos, ni siquiera la bala que mató a José.

“Entonces la pregunta es: ¿qué pruebas tuvieron ellos como para encerrar a estos 3 muchachos?, ¿a quién estaban protegiendo?, se preguntó.

Finalmente y consultada sobre quiénes fueron los autores intelectuales de la muerte de su hermano Antonio, Gloria Trejo respondió: “Yo creo que eso ya ni se pregunta, usted sabe que los dueños de éstas 3 cooperativas eran los enemigos más grandes que mi hermano tenía”.

El rol de acompañamiento con varias comunidades campesinas que desempeñó el abogado Antonio Trejo, lo califican como un defensor de derechos humanos por excelencia.