Crean patronato paralelo al Consejo Indígena Lenca de la comunidad de Simpinula

0
426

Tegucigalpa.

El alcalde del municipio de Santa María, departamento de La Paz, Gabino Argueta, impuso un patronato paralelo al Consejo Indígena Lenca de la comunidad de Simpinula, con el que unas 80 familias no se beneficiarían con el proyecto servicio de energía eléctrica, recién finalizado en ese municipio, por no estar de acuerdo con algunas medidas que ha tomado la corporación municipal en el evalúo de las propiedades de los vecinos de dicha comunidad.

Así lo denunció a defensoresenlinea.com José Santos Nicolás, presidente del patronato comunal, quien fuera defenestrado de forma ilegal por la corporación municipal al elegir un nuevo patronato, el cual fue juramentado en días atrás por el alcalde municipal de Santa María.

Desde hace varios años el patronato que eligió la comunidad en asamblea, realizó las gestiones para llevar a Simpinula el proyecto de electrificación, el cual lo lograron y hace unos meses atrás el mismo fue concluido de manera exitosa.

En declaraciones ofrecidas a defensoresenlinea.com, José Santos Nicolás, presidente del patronato comunal, que fuera desbancado por el alcalde municipal sin previa consulta, expresó que les han violado un derecho al no consultarles ni informarles que se procedería a la elección de un nuevo patronato.

“No fuimos consultados. Si se nos hubieran dicho con gusto hubiéramos participado en la elección, pero no se nos consultó y el señor alcalde les dijo que crearan el patronato, que él inmediatamente procedería a juramentarlos”, señaló a defensoresenlinea.com José Santos Nicolás, presidente del patronato comunal de Simpinula.

Para la elección del nuevo patronato el alcalde Gabino Argueta reunió a unas 40 personas de la comunidad, dejando por fuera a unos 80 vecinos, que son la mayoría y son los que apoyan al patronato existente hasta ese momento, denunció José Santos Nicolás.

El dirigente indígena es del criterio que las corporaciones municipales están para solventar los conflictos dentro de las comunidades y no para crearlos, tal como ha sucedido con la imposición de un nuevo patronato en la comunidad de Simpinula.

El líder indígena lenca señaló que las personas que no participaron en la elección del nuevo patronato, son los que por año han gestionado e impulsado los proyectos de desarrollos en la comunidad, tal como sucedió con el proyecto de electrificación que hace poco se concluyó, así como las mejoras en el centro educativo, entre otros proyectos que han llevado desarrollo a la comunidad.

Este proyecto de electrificación en la comunidad de Simpinula se desarrolló gracias al apoyo financiero del Banco Mundial.

En un inicio el costo del proyecto fue valorado en 2 millones 600 mil lempiras, pero gracias a las cotizaciones que realizó el patronato lograron que el proyecto se desarrollara con 1 millón 300 mil lempiras y se acordó que con el dinero sobrante (1 millón 300 mil) se invertiría en la mejora de la calle que de Simpinula conduce a las comunidades de Arenalito y  a Río de Cañas, pero hasta ahora no se ha comenzado a ejecutar la obra.

José Santos Nicolás denunció que ahora que ya está finalizado el proyecto y que los vecinos quieren instalar la luz en sus viviendas, se encuentra con el inconveniente que la Alcaldía que preside Gabino Argueta ha puesto como requisito que las familias que quieran instalar el servicio de energía eléctrica en sus viviendas, tienen que tener pagado los impuesto sobre el evalúo que se hizo en el censo catastral de las mejoras en las viviendas en Simpinula.

El Consejo Indígena Lenca de la comunidad de Simpinula ha acudido al Ministerio público, específicamente a la Fiscalía de las Etnias, para que ésta interceda y se puedan reunir la comunidad con la corporación municipal de Santa María y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) para buscarle una salida a este problema que está afectando a más de 80 familias.

“El problema es que si no tenemos la hoja de Catastro no tendríamos el derecho de beneficiarnos del proyecto de electricidad”, sostuvo José Santos Nicolás.

Asimismo agregó que ellos no están de acuerdo con Catastro y que una vez que se pusieran de acuerdo, el alcalde daría la orden para nombrar una comisión que llegaría a la comunidad a medir las propiedades de cada beneficiario y ahí en ese momento se les extendería una nota con la cual acudirían a la ENEE a realizar los trámites de instalación del servicio de luz en sus viviendas.

Indicó que los alcaldes del departamento de La Paz desconocen el Convenio 169 donde están los pueblos indígenas que les da un derecho donde se les tiene que respetar su dignidad y no irrespetarlo, tal como está sucediendo con varios ediles de ese departamento que ven a los indígenas de menos.

El dirigente indígena sostuvo que ellos tienen un título comunitario y personería jurídica y que la Constitución de la República señala que es delito que si alguien tiene un título montar otros documentos sobre él y que eso es una traición a la patria.

José Santos Nicolás informó que durante el proyecto de la reducción a la pobreza fueron beneficiados con pisos de cemento y con láminas de zinc para mejorar los techos, pero que ahora hay que pagarlo porque Catastro llega a hacer el evalúo de su vivienda y de acuerdo el valor que le ponen, así tendrá que pagar la persona propietaria de la vivienda y por eso la mayoría de la comunidad no está de acuerdo.

El día sábado 25 de junio del 2015 en una reunión que se realizó en el Centro Comunal de Simpinula, donde se abordó el problema de la instalación de la energía eléctrica en la comunidad, el alcalde Gabino Argueta Gálvez le dijo al dirigente Víctor Vásquez que se iba a morir con el título debajo de los sobacos, denunció el propio afectado.

El Consejo Indígena Lenca de Simpinula  posee un título de propiedad en dominio pleno que les otorgó el Instituto Nacional Agrario (INA) en noviembre de 1999 y también ese año recibieron su respectiva personería jurídica.