Contundente el Examen Periódico Universal (EPU) frente a los derechos de las mujeres hondureñas

0
476

Tegucigalpa.

Las recomendaciones formuladas este año al estado de Honduras por parte del consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el marco del Examen Periódico Universal están dirigidas hacia la eliminación todo tipo de discriminación contra las mujeres hondureñas, ya sean de carácter político, social, educativo, de salud, acceso a la justicia y protección a defensoras de derechos humanos.

El gobierno se sometió al EPU en mayo de este año y en el mes de septiembre acudió a la fase de aceptación, rechazo o reserva de las recomendaciones que fueron en total 152, más que las formuladas en el examen del año 2010 y que estuvieron referidas a grupos vulnerables de la sociedad hondureña, como defensores y defensoras de derechos humanos, mujeres, migrantes, periodistas y comunidades indígenas, entre otros.

Las mujeres fueron consideradas por el Consejo de Derechos Humanos con especial atención y resaltan recomendaciones de los estados miembros en diversos aspectos.

Para el caso, Turquía recomendó tomar medidas específicas para proteger a las mujeres de ser víctimas de discriminación y violencia, incluyendo la apropiada investigación de los casos en que sucedan, así como una adecuada persecución legal y castigo de los perpetradores de la violencia.

Alemania, Francia, Chile, España, Costa Rica, Eslovenia, Suecia, Timor del Este, Austria, Canadá, Perú, México, Turquía. Uruguay y Noruega, entre otros recomendaron al Estado de Honduras Firmar y ratificar el protocolo opcional para CEDAW estableciendo un mecanismo de comunicación con el orden de fortalecer las herramientas para luchar contra la violencia y discriminación contra mujeres.

Por su parte Chile recomendó al gobierno de Honduras, fortalecer las acciones que se enfoquen en eliminar patrones culturales de discriminación contra las mujeres, promoviendo un adecuado acceso a la protección judicial en el orden de prevenir casos de violencia que afectan su vida, salud e integridad y que estos permanezcan sin castigo.

En el ámbito de la justicia, Guatemala sugirió que se considere  ampliar la legislación criminal, no solo criminalizando y tipificando los casos de femicidio, sino todos los casos de violencia en contra de las mujeres, así como crear cortes responsables y especializadas exclusivamente para casos de violencia doméstica y su problemática particular.

En este mismo tema Brasil recomendó fortalecer las instituciones nacionales a cargo de la promoción y protección de derechos humanos, con visión a fomentar el acceso a la justicia, particularmente para los grupos más vulnerables, como las mujeres, personas mayores, niños, niñas, indígenas, personas con discapacidades, personas de descendencia Africana y de la comunidad LGBTI.

Responder efectivamente a todas las formas de violencia contra las mujeres incluyendo proveer conciencia de género a oficiales de aplicación de la ley, fue la recomendación planteada por Suecia al gobierno de Honduras.

Suecia también pidió que se asegure la localización de un presupuesto adecuado para la prevención de violencia sexual y basada en género.

Irlanda demandó al gobierno de Juan Orlando Hernández tomar todas las medidas necesarias que aseguren la implementación del código Penal en contra de asesinatos de mujeres y garantizar el efectivo acceso a la justicia para mujeres que son víctimas de violencia, así como su debida protección.

Italia planteó que se garantice la efectiva protección y el acceso a la justicia de mujeres víctimas de violencia, incluyendo la seguridad de que los perpetradores serán llevados a la justicia y proveer de suficientes recursos y entrenamiento al personal de aplicación de la ley, personal de justicia, y personal de salud-cuidado.

Por su parte Bélgica recomendó que se garantice la protección y el acceso a justicia de mujeres víctimas de violencia.

En el plano político Perú recomendó la consolidación de una más alta representación de mujeres en puestos de toma de decisiones.

Trinidad y Tobago solicitó que se reduzca Reducir la violencia contra las mujeres y que se  incremente el número de refugios para mujeres agredidas.

Timor del Este recomendó restablecer la unidad policial especializada en el combate del tráfico de personas y la explotación sexual.

España solicitó que se investigue exhaustivamente los asesinatos de mujeres por violencia de género.

Panamá y Portugal recomendaron redoblar los esfuerzos enfocados en prevenir efectivamente violencia contra mujeres, incluyendo violación, violencia doméstica y acoso sexual y Tomar las medidas adecuadas y necesarias para abordar la violencia en contra de las mujeres.

Estas recomendaciones expuestas por los países miembros del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en el marco del Examen Periódico Universal (EPU), reflejan la permanente preocupación de la comunidad internacional sobre las violaciones a los derechos humanos que se cometen continuamente en contra de las mujeres hondureñas, sin que el estado tome cartas en el asunto.