Con la mirada puesta en la justicia internacional

0
249
Palacio de Justicia de Guatemala

Ciudad de Guatemala.

Por Marvin Palacios
A pocas horas para que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH),  abra la Audiencia sobre el asesinato político del diputado Angel Pacheco León, ocurrido en 2001, los familiares confían que se hará justicia.

En la audiencia saldrá a luz, el caso de un personaje público hondureño, que con gran carisma y arrastre  popular, ganó una candidatura a diputado en el partido Nacional que en el año 2000, durante las elecciones internas, se encontraba bajo férreas disputas en sus movimientos internos, controlados por intereses políticos poderosos.

Marleny, José, Norma y Yamoleth Pacheco León
Marleny, José, Norma y Yamoleth Pacheco León

José Pacheco,  herm ano de Angel Pacheco dijo a www.defensoresenlinea.com que está audiencia pública aquí en Guatemala, “representa para mí algo muy importante porque por primera vez vamos a ser escuchados como familia después de la muerte de mi hermano”.

“Vamos a estar en un tribunal internacional ya que en nuestro país durante 15 años y cuatro meses que se están cumpliendo mañana 23 de marzo de 2017 precisamente , no hemos podido encontrar justicia en ningún lado por parte de nuestras autoridades”, sostuvo.

José Pacheco señaló que el motivo del asesinato de su hermano  Angel Pacheco León se debió al carisma y  al fuerte liderazgo político que sacudió las estructuras que caudillos políticos del partido Nacional habían cimentado durante décadas en el departamento de Valle.

“Fué  porque él tenía ideas diferentes a los políticos tradicionales que siempre han buscado aprovecharse del pueblo y no dar respuesta al pueblo mismo”, indicó.

Consideramos que fue para ellos un golpe duro cuando llegó Angel al departamento de Valle con políticas diferentes en pro del desarrollo del departamento y de su mismo pueblo.

“Posiblemente ellos sintieron en Angel un peligro como quien dice popularmente un sucio en el ojo, como que les iba a cerrar espacios para que no pudiesen ellos continuar con los actos de corrupción como siempre lo habían hecho durante los años anteriores”, dijo José Pacheco.

Por su parte Marleny Pacheco, recordó a su hermano Angel, como un político joven muy querido por la familia y por el pueblo de Valle.

“Esperamos que la investigación se realice porque es lo que nosotros queremos, que los culpables, los asesinos de mi hermano tanto los intelectuales como los materiales; paguen por el daño que han hecho “, comentó.

Añadió que si bien no van a recuperar a su hermano, “por lo menos ese alivio podemos tener por ese lado, de que legalmente los culpables paguen. Eso es lo más importante lo que nosotros queremos y queremos que el legado de mi hermano sea conocido para que aprendamos los hondureños algo, para que otras familias no pasen por lo mismo”.

“Nosotros a mi hermano lo adorábamos, era como un símbolo de la familia. El era una persona muy importante; apoyaba tanto psicológicamente,  económicamente, él era una persona que estaba pendiente de todos sus hermanos, porque él era de los mayores, entonces nosotros lo adorábamos a él”, comentó con dolor Marleny.

Indico que el asesinato de Angel Pacheco León, les cambió totalmente la vida porque la familia ha sufrido mucho  y porque familiares creen que les puede ocurrir algo por haber llevado el caso a las instancias internacionales.

“Pero como hermanos tenemos que llegar hasta el final de buscar justicia”, subrayó Marleny Pacheco.

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) ha acompañado  a la familia Pacheco y mañana actuará como peticionario en la Audiencia Pública del caso Pacheco León  versus el Estado de Honduras, donde los jueces y juezas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) deliberarán  en torno a la responsabilidad del gobierno en el asesinato político de Angel Pacheco León

La audiencia se llevará a cabo  este jueves 23 de marzo en la sede del Palacio de Justicia de Guatemala y un equipo de procuradoras del Cofadeh expondrá que en este caso, se violentó el derecho a la vida y que el estado no investigó ni proporcionó un mecanismo idóneo y expedito para brindar justicia.