Carta de Representante Ellison con 27 firmantes

0
554
Tegucigalpa

Estimado Presidente Trump,

Honduras está en medio de una crisis electoral lo cual se ha convertido en una crisis política.  Los hondureños votaron el 26 de Noviembre, y el manejo de los materiales electorales por parte del gobierno desde ese entonces ha sido marcado por irregularidades y deficiencias severas y por denuncias generalizadas de fraude.  Estas inconsistencias han resultado en un llamado por parte del Secretario General de la Organización de Estados Americanos por nuevas elecciones, declarando que el proceso electoral falto integridad y que la única ruta para escuchar la voluntad del pueblo Hondureño es unas nuevas elecciones.  Estamos alarmados con reportes de la represión  de libertades básicas para los medios de comunicación e instamos que usted hace un llamado al gobierno de Honduras a cesar con el hostigamiento  de periodistas, medios de oposición y periodistas internacionales y garantizar y proteger la libertad de expresión en todas sus formas.

Instamos a su Administración a unirse con la Organización de Estados Americanos en su llamado a nuevas elecciones y respaldar el derecho del pueblo de Honduras a elecciones libres y justas de acuerdo con la ley de Honduras.  Creemos firmemente que observadores internacionales deben supervisar estas nuevas elecciones para asegurar la integridad del voto.

Adicionalmente, seguimos con preocupaciones sobre la candidatura de Juan Orlando Hernández porque la campaña del presidente actual para re-elección es una violación de la constitución de Honduras que explícitamente prohíbe la re-elección.   Esta flagrante violación de la ley hondureño sigue siendo un asunto de preocupación en adición a la falta de integridad de las elecciones.

Creemos que el pueblo de Honduras tiene el derecho de protestar pacíficamente y estamos alarmados con las acciones de las fuerzas de seguridad de Honduras.  Desde el 28 de Noviembre cuando el conteo de votos dio un giro dramático e improbable a favor del Presidente Hernández, las fuerzas de seguridad de Honduras han disparado munición viva en contra de manifestantes civiles protestando el fraude electoral.  Organizaciones hondureños de derechos humanos han documentado por lo menos 23 manifestantes y observadores ejecutados hasta la fecha por lo menos 12 asesinatos por manos de las fuerzas de seguridad estatales. Además, reportes indican que más de 1,500 personas han sido detenidas ilegalmente.  Reportes de golpizas, tortura y detenciones arbitrarias son generalizados.  Le instamos a dejar claro con el gobierno de Honduras que estos abusos tienen que cesar inmediatamente.  También hacemos un llamado a suspender todo asistencia para la policía y fuerzas armadas de Honduras mientras estos abusos por parte de las fuerzas de seguridad estatales de Honduras persisten y los responsables permanecen en la impunidad.
Anticipamos trabajar con usted para promover la paz y la democracia en Honduras.

Atentamente,
firmas