Campesinos criminalizados en El Paraíso conocerán veredicto judicial el 10 de octubre

0
223

Danlí, El Paraíso.

Por Sandra Rodríguez
Hoy se realizó una inspección al terreno por el que seis campesinos están procesados en los Tribunales de la ciudad de Danlí, El Paraíso, por suponerlos responsables de usurpación en perjuicio de Ramón Rosa Flores Montoya.

La acusación data desde marzo del 2012, cuando el grupo campesino Hermanos Unidos, de Rancho del Obispo, Yuscarán, decidieron recuperar 32 manzanas de tierra que -según ellos- son propiedad del Estado, pero Flores las reclama como de su propiedad. Desde entonces cumplen medidas sustitutivas a la prisión, como ir a firmar a los Juzgados, no salir del país, no acercarse a los predios ni al afectado.

Raymundo Eguigure, Alex Fernando Flores, Antonio Obando, Felipe Eguigure, Randolfo Laínez y Francisco Suazo, son parte de más de cinco mil campesinos y campesinas en Honduras, criminalizados por defender el derecho a la tierra, la que se le ha negado a más de 300 mil familias que no tienen ni donde cultivar sus alimentos.

El tribunal convocó a las partes para el 10 de octubre, donde dará a conocer la resolución, argumentando que la prueba es muy compleja y tiene que analizar las dos escrituras presentadas por ambas partes, declaró Karol Cárdenas, del Área de Acceso a la Justicia del COFADEH, quien dio acompañamiento en esta jornada.

Llamó la atención la presencia de agentes policiales, quienes ingresaron al tribunal una vez que el debate había iniciado.

“Fue atemorizante la entrada de un cuerpo policial a la sala de juicio, como medio de intimidación a las personas”, expresó Patricia Eguigure, de la Red de Defensoras/es de Derechos Humanos de El Paraíso que acompaña el COFADEH.

El viernes 9 de septiembre se inició el juicio oral y público contra los seis campesinos en los Juzgados de la ciudad de Danlí, que continuó el martes 13, para evacuar las pruebas documentales, peritajes y testimoniales, y hoy fue la inspección al terreno en litigio.

Durante el juicio se ha hablado de dos propiedades y no de una sola, como ha pretendido hacer creer el señor Ramón Rosa Flores Montoya, quien en su declaración ante los jueces señaló que esa propiedad fue heredada a sus padres, quienes la adquirieron en el año 1934 y que él en 1978 le compró a sus otros seis hermano la parte que les correspondía.

Declaró que del terreno tiene escritura a su nombre, pero dijo desconocer cuanto medía su propiedad.