Bertha Oliva: “Para nosotras no es ni celebración ni conmemoración”

0
580

Tegucigalpa.

Por Marvin Palacios
“Para nosotras no es ni celebración ni conmemoración porque el centro de lo que nos convoca, que es para celebrar los 195 años de independencia, pues lo que pasa es que no tenemos independencia”, dijo la Coordinadora General de Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva, tras ser consultada acerca de la efeméride patria.

Oliva señaló que este es un día de reflexión profunda sobre la necesidad histórica y presente para lograr ser un país con independencia y con un enorme sentido de lo que es la defensa de la soberanía, reflexionar sobre eso es nuestra necesidad.

La reconocida defensora de derechos humanos citó que la muerte del general Francisco Morazán (el 15 de septiembre de 1842) no ha tenido ningún impacto porque murió, lo recordamos, pero no hemos sido ni somos, ni estamos próximos a independizarnos; al contrario, hay más control del sistema en nuestro país hoy en día, es un país ocupado, un país sumamente entregado y un país donde aquí deciden al final de cuentas, los que tienen el poder en el continente y en el mundo.

“En vez de ampliarnos como país soberano, Honduras es una colonia totalmente sometida al imperio y a los designios de Estados Unidos, entonces si el sacrificio de Morazán y de muchos hombres y mujeres de esta nueva era han sido asesinados, han sido desaparecidos y desaparecidas por querer tener un país libre, un país con independencia y solvencia y que haga usufructo de sus recursos naturales, no existe tal independencia”, comentó.

movilizacion 15 septiembre14Oliva añadió que eso nos dice que tenemos que hacer mejores reflexiones para poder hacer enormes y buenas propuestas y no quedarnos con un discurso independentista, porque no tenemos independencia, esto nos somete cada día a lo que estamos viviendo, nos somete a la tragedia colectiva, y me refiero a los niveles de pobreza, a la entrega de territorios, al despojo de los recursos, al desarraigo de la gente que vivimos acá y al desprecio que hay por la defensa territorial.

“O sea hay un desprecio de las autoridades por la gente que lucha para defender sus bienes y recursos naturales, y pasa más del desprecio porque se les asesina, se les criminaliza, y no se les hace justicia; no quiero ser pesimista este día,  pero sí debemos reflexionar para ver como articulamos acciones encaminadas a mejorar la independencia por la cual soñó y murió el general Morazán, por la cual fueron desaparecidos centenares de hombres y mujeres por tener un país con independencia”, expresó Oliva.

Desde tempranas horas de la mañana de este miércoles 15 de septiembre, centenares de personas con ese mismo pensamiento de Bertha Oliva se movilizaron a través del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en el día consagrado a la independencia patria, un concepto muy cuestionado por diversos sectores.

Sindicatos, colectivos de la diversidad sexual, patronatos, pobladores y pobladoras, partidos de oposición, organizaciones defensoras de los derechos humanos, colegios magisteriales y colegios no alineados con la política dictada por la Secretaría de Educación y organizaciones juveniles como el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) sobresalieron en la movilización del 15 de septiembre.

Resaltaron las consignas ¡fuera JOH, fuera JOH, fuera JOH! en alusión al presidente Juan Orlando Hernández fuertemente cuestionado por sus fracasos en materia de seguridad, empleo, reactivación económica, corrupción e impunidad y sus pretensiones de continuismo.
Otras consigas coreadas por la multitud fueron: ¡Con el continuismo, vamos al abismo!, ¡la Constituyente viene y nadie la detiene!, ¿qué quiere la ciudadanía?,¡ fuera JOH y su pandilla!, ¡libertad de expresión, libertad de expresión!, ¡Sin reformas electorales, no habrán primarias, ni generales!, ¡Lo gritan a toda la nación, no a la reelección!.

En otro recorrido se desarrolló el desfile oficial con fuerte presencia militar y policial, con el bullicio de las bandas de guerra, el espectáculo de las palillonas y pomponeras, las escoltas de banderas, las bandas de viento y los trajes y bailes tradicionales, aunado al sobrevuelo de los aviones de guerra y el despliegue de helicópteros para presentar el show del descenso de tropas de asalto y la espectacularidad de los paracaidistas para crear una falsa ilusión de independencia en las mentes del pueblo que se congregó en el estadio Nacional Tiburcio Carías Andino (dictador hondureño que gobernó de 1933 a 1946).

Las decisiones trascendentales se deciden en la embajada de Estados Unidos

En el parque Central de Tegucigalpa, el FNRP brindó tributo al héroe Francisco Morazán y dio paso al discurso del coordinador general, el sindicalista Juan Barahona quien señaló que “hoy a 195 años de la declaración de independencia de la corona española, el pueblo hondureño sigue luchando por su verdadera independencia, por eso la lucha continúa desde las calles de Honduras”.

Hoy los neoliberales que han entregado nuestro país, hoy que los neoliberales tienen en venta nuestro territorio, hoy que los neoliberales han vendido las instituciones del estado, que las decisiones trascendentales del pueblo hondureño se deciden en la embajada de los Estados Unidos, y se deciden afuera en los grupos de poder y en los grupos económicos, por eso hoy nos preguntamos: ¿Cuál independencia compañeros y compañeras, nuestra lucha continuará en las cales por nuestra verdadera independencia, no aceptamos imposiciones como es la reelección presidencial, vamos a continuar esta lucha, exclamó Juan Barahona.

Los organizadores de la movilización dieron espacio al mensaje del Movimiento Universitario Estudiantil (MEU) que con gran protagonismo revertió en parte las medidas impositivas neoliberales impulsadas por la rectora Julieta Castellanos en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y se sacudió de las criminalizaciones y los estigmas promovidos por las autoridades universitarias en su contra.

La reconocida lideresa universitaria del  MEU, Mirta Gutiérrez leyó el manifiesto estudiantil donde señala que la independencia del imperio español no le duraría mucho a Centro América en 1821, cuando en octubre de ese mismo año se anunciaba su anexión al imperio mexicano presidido por el emperador Iturbide.

“Y así temiendo a su pueblo y a su propia decisión se perpetúa desde 1821 una independencia motivada por el temor y la intriga de las élites, hoy al igual que en siglo XIX nuestra independencia sigue siendo la ilusión de unos cuantos; Honduras ha vendido su soberanía y su estado, su institucionalidad se ha prestado junto con la oligarquía, transnacionales mineras e hidroeléctricas a la destrucción de los bienes comunes de nuestros pueblos indígenas y negros”, apunta el manifiesto.

Añade que así como nuestra compañera Berta Cáceres (asesinada el 2 de marzo de 2016) el gobierno de Honduras mueve la justicia a favor de minorías económicas, ignorando muertes infames, extorsiones millonarias a instituciones públicas como el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y persiguiendo penal, mediática o criminalmente a todos y todas las que intentan dar dignidad a la memoria de los pequeños como son los perseguidos y criminalizados, los y las estudiantes desde el 2011.

“Exigimos una academia vinculada activamente en los procesos de construcción de la memoria histórica e identidad nacional, conciencia social y política, buscando el rescate, respeto y preservación de nuestras raíces por y para los pueblos de Honduras”, expresó Mirta Gutiérrez.

Repudiamos el silencio y la complicidad de la máxima casa de estudios que dice llevar a cabo los procesos de dirección y organización de la educación superior de Honduras, prestándose a la impunidad e ignorando su responsabilidad social como  proveedora de conocimientos científicos, tecnológicos y humanistas, apuntó la lideresa estudiantil.