Bajo fuerte militarización en los alrededores del CN se realiza la última sesión de los actuales legisladores

0
317

Tegucigalpa.

Desde muy tempranas de la mañana de hoy,  el centro de la Capital amaneció militarizado, principalmente el perímetro donde se ubica el Congreso Nacional, donde centenares de soldados del ejército cuidan los negocios de las grandes cadenas de comidas, farmacias y bancos afines al gobierno de Juan Orlando Hernández, así como el poder legislativo.

Para este día los actuales diputados fueron convocados para la última sesión de la última legislatura, con el objetivo de apoyar varios proyectos, como la ampliación de la amnistía tributaria municipal, proyectos sociales, como la aprobación del presupuesto para el año 2018, ampliar por un año la labor de la comisión depuradora de la Policía Nacional, entre otros.

El dispositivo de agentes policiales y militares en varios puntos del centro de Tegucigalpa se debe para resguardar algunos negocios de las grandes cadenas de comidas y farmacias, así como agencias bancarias que han apoyado al actual presidente en su proyecto reeleccionista, así como para proteger el edificio del Congreso Nacional y del antiguo Banco Central, por temor a que la Oposición se manifieste en ese sector en protesta al fraude del pasado 26 de noviembre y contra la dictadura de Juan Orlando Hernández.

En recorrido realizado por defensoresenlinea.com, pudo constatar que puentes, calles, edificios gubernamentales, algunos negocios, los alrededores del estadio Nacional permanecen con un fuerte contingente de militares, quienes están equipados con escudos, con chalecos antibala, garrotes, armas, bombas lacrimógenas, radios de comunicación y cámaras de filmación y fotográficas.

También permanecen patrullas policiales, tanto de la preventiva como de la militar, así como tanquetas, listas para ser utilizadas por si se da algún movimiento de protesta en el lugar.