Autoridades Universitarias no recibieron propuesta de estudiantes

0
245

Tegucigalpa.

Por Sandra Rodríguez
Centenares de estudiantes se movilizaron este día para entregar una propuesta en miras de resolver la crisis universitaria denunciada continuamente.

El Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), denunció que las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), no salieron a recibir el documento pese a que estuvieron cerca de media hora esperando. Más bien cerraron las puertas de acceso al edificio donde tiene su oficina la rectora Julieta Castellanos.

Luis Fernández, presidente de la facultad de Ingeniería, perteneciente al MEU, declaró a defensoresenlinea.com, que los diferentes documentos que iban a entregar hoy, fueron trabajados por las asociaciones de carrera, movimientos estudiantiles y el histórico Frente de Reforma Universitaria, FRU.

asamblea estudiantes2Estos consisten en la Propuesta Normativa Académica, el Reglamento Estudiantil Electoral, la Propuesta de viabilidad de las elecciones, el cual es un plebiscito para elegir reglamento, y la Propuesta de diálogo que es presentada el lunes anterior en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Fernández consideró que “la no aceptación de las autoridades universitarias demuestran intransigencia para no resolver los problemas”.

También se aclaró que la decisión de tomarse o no los edificios, surge desde las asambleas de asociaciones estudiantiles por carrera.

Hay edificios con sillas en los pasillos, otros están con libre acceso, pero los y las alumnas no asisten porqué es también una forma de protestar y se unen a las acciones de protesta social, explicó uno de los dirigentes estudiantiles.

Las exigencias de los y las universitarias giran en torno a la defensa de la educación pública, gratuita y laica, originada por la aprobación de normas académicas excluyentes, que iniciaron con las pruebas de aptitud han dejado por fuera a miles de jóvenes que aspiraban a un título universitario.

También se denunció la implementación de una tabla de unidades valorativas limitada y la participación en los espacios de gobierno universitario y gobierno estudiantil, en ese entonces encabezadas por la Mesa Amplia Universitaria (MAU).

Posterior a eso, en el año 2014, se expulsó a 15 estudiantes por manifestarse en protestas sociales, pero la Corte Suprema de Justicia (CSJ), exigió  su reintegro a inicios del 2015.

Ese año, en julio, continuó la toma de edificios, siempre en busca de soluciones, y el resultado fue la criminalización de tres estudiantes de sociología, trabajo social y periodismo, que fueron declarados culpables por el delito de usurpación el pasado 07 de junio.

Y en la exigencia de la liberación de esos tres compañeros, hubo otra protesta el pasado 24 de mayo, y fueron capturados 20 estudiantes, en cuenta un periodista que cubría la acción.

El jueves 15 de junio hubo una toma en San Pedro Sula, y se capturó en la mañana del viernes 16 a un alumno, horas después se secuestró y criminalizó a seis estudiantes en el edificio de la facultad de Química y Farmacia en Tegucigalpa.

La criminalización estudiantil ha sido el detonante para las movilizaciones dentro y fuera de la universidad pública hondureña, y con ello docentes y alumnos han expresado públicamente que si las autoridades no son capaces de dialogar, que cedan sus puestos a quienes si busquen soluciones.

Representantes del MEU y criminalizados, fueron citados para comparecer ante representantes del Consejo Nacional  de Protección de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos.

En horas de la tarde noche, continuarán las asambleas informativas, mientras transcurre el tiempo hay clases normales, expresó Héctor Ulloa, estudiante de Derecho y Economía de la UNAH.