Ante las últimas agresiones a defensores organizaciones de derechos humanos de Honduras se declararon en Alerta permanente

0
358

Tegucigalpa.

Organizaciones de derechos humanos de Honduras se declararon hoy en Alerta permanente por los constantes ataque y agresiones contra defensores de derechos humanos y estudiantes universitarios, ocurridas el pasado viernes mientras la policía Nacional realizaba un desalojo violento en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), tomada desde hace tres meses por estudiantes que exigen una educación de mejor calidad.

Asimismo exigieron la renuncia del ministro de Seguridad, Julián Pacheco, y de la rectora de la UNAH, Julieta Castellano, así como la de los oficiales que estuvieron al frente del operativo encargado de realizar el desalojo de los universitarios del Alma Mater, que dejó a más de 20 estudiantes detenidos y a cuatro defensores agredidos y detenidos, que realizaban su trabajo de defensoría.

Parte de los oficiales y agentes que participaron en el desalojo de la UNAH y en la detención de los estudiantes y defensores de ddhh
Parte de los oficiales y agentes que participaron en el desalojo de la UNAH y en la detención de los estudiantes y defensores de ddhh

El pasado viernes cuando faltaban para las 5:00 de la mañana un contingente policial ingresaron violentamente a los predios de la máxima casa de estudios donde procedieron a desalojar a los universitarios.

Durante el desalojo varios estudiantes fueron detenidos, lo que obligó a un grupo de defensores de derechos humanos a intervenir para evitar que la fuerza de seguridad pública agrediera a los jóvenes, pero los uniformados también se ensañaron  contra los defensores, agrediéndolos verbal y físicamente, y además les lanzaron gas pimientas en sus rostros, ocasionándoles daños severos a dos de ellos.

Ante la crisis de derechos humanos que vive el país, las organizaciones de defensoras de la vida realizaron una conferencia de prensa en un hotel capitalino, donde anunciaron que se constituían en  “una mesa permanente con el fin de desarrollar acciones nacionales e internacionales ante el derecho de las y los defensores a defender”.

Las organizaciones, representadas por sus directores y coordinadores, señalaron mediante un comunicado público que “las detenciones y encarcelamiento de las y los defensores de derechos humanos, fueron ejecutados de manera ilegal, bajo el uso indebido de tipos penales, sin orden de captura y sin procedimientos judiciales, dejando sin garantía e indefensión el pleno ejercicio de los derechos humanos”.

Defensores de ddhh fueron trasladados en la paila de las patrullas policiales
Los defensores de ddhh fueron trasladados en la paila de las patrullas policiales a una posta, antes que los asistiera un médico

Asimismo denunciaron que tanto la Fiscalía Especial de Derechos Humanos, la Sub Secretaría de Derechos Humanos y la Dirección General de Mecanismos de Protección, no cumplen con su rol de garante de derechos humanos, ya que debieron de examinar de oficio lo ocurrido en el marco del desalojo de la UNAH, y no lo hicieron.

“Valoramos el apersonamiento del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), sin embargo, condenamos el posterior abandono a las personas defensoras, demostrando su falta de compromiso y demás funciones constitucionalmente atribuidas#, dice el documento.

También “denunciamos y condenamos el impedimento de la acción judicial correspondiente a las juezas ejecutoras de la exhibición personal, lo que denota un claro irrespeto al Poder judicial sumiso al Poder Ejecutivo”.

En el documento distribuido a la prensa nacional e internacional se exige la destitución de los oficiales Leonel Sauceda, Aguilar, Colindres y otros involucrados, quienes son culpables de las violaciones de derechos humanos ocurridos y solicitan a la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, su suspensión inmediata.

Las organizaciones de derechos humanos demandaron la inmediata destitución del Ministro de Seguridad, Julián Pacheco  y la investigación pertinente para la sanción que corresponda. Asimismo solicitaron la destitución de la Rectora de la UNAH Julieta Castellanos y la deducción de responsabilidades en los hechos ocurridos el viernes en los predios de la máxima casa de estudio.

También en el documento, leído a los medios de comunicación, solicitaron el sobreseimiento definitivo de las y los defensoras de derechos humanos y estudiante, desestimando las acusaciones por carecer de sustento.

Asimismo denunciaron que organizaciones no gubernamentales asumen de forma irregular e irrespetuosa la representatividad de los organismos de derechos humanos, por ello, desautorizaron a  la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), a la Alianza por la Paz y la Justicia (APJ) y a la Federación de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de Honduras (FOPRIDEH) para que se presenten como tales.

Finalmente denunciaron que ex miembros del 3-16 continúan dominando en la Policía Nacional y demanda su pronta destitución.

En la conferencia de prensa participaron los y las Directores de las siguientes organizaciones: la Juventud por los Derechos Humanos, la Asociación LGTBI Arcoíris de Honduras, Centro de Desarrollo Humano, Asociación Kukulcán, Colectivo Violeta, Movimiento de mujeres Visitación Padilla, Casa Alianza, el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus familias (CPTRT), la Asociación para una Ciudadanía Participativa (ACI PARTICIPA), Red de Nacional de Defensoras, el Comité por la Libertad de Expresión (C-LIBRE), Centro de  Derechos de Mujeres (CDM), el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos de Honduras (ASOPODEHU), Red Cozumel Trans, y el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), Red de instituciones por los derechos de niñez y juventud(COIPRODEM), El Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos, Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEMH), Comité de Derechos Humanos (CODEH).