Alerta: Gobierno condena el arte como protesta social al no permitir el ingreso de Los Guaraguao

0
471

Teucigalpa.

Al grupo venezolano Los Guaraguao no se les permitió el ingreso a Honduras, cuando llegaron al aeropuerto “Ramón Villeda Morales”, en La Lima, Cortés.

Ellos son:
Eduardo Martinez
Luis Suarez
José Guerra
Jesús Cordero

Y en este momento desde las 2:30 p.m., los artistas permanecen en un cubículo de Migración, donde no se les ha permitido el ingreso de comida o bebida. Hasta el momento han logrado comunicación con el Padre Ismael Moreno, informó una fuente allegada al Eric-sj.

Esta no es la primera vez que el grupo viene a Honduras, en julio pasado dieron una serie de conciertos, entre ellos en la UNAH Universidad Nacional Autónoma de Honduras el día 19, donde su actuación musical solidaria fue estigmatizada por parte de sus autoridades rectoradas -entonces- por Julieta Castellanos, en el marco de una serie de protestas sociales del Movimiento Estudiantil.

Para las movilizaciones contra el golpe de Estado del 2009, el grupo también acompañó al pueblo hondureño, así mismo ha compartido su arte en eventos de organizaciones sociales.

En esta ocasión participarían en cuatro conciertos organizados en San Nicolás y Las Vegas, Santa Bárbara; San Pedro Sula, Cortés; y Tegucigalpa, el lunes próximo.

Según información proporcionada por la abogada Brenda Mejía, del ERIC- sj, declaró a través de las redes sociales que Los Guaraguao llegaron a las 2:00 p.m. y se les comunicó de parte de migración que son inadmisibles en el país y que los iban a deportar para su país de origen. No se ha tenido información oficial sobre el porqué de la detención.

El COFADEH condena esta acción del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández, con el que se confirma la criminalización a la música, al canto y al arte de este grupo, a quien se le puede acusar de delitos aplicando las reformas al Código Penal, que criminaliza la protesta social como apología del odio y terrorismo.

Esta acción arbitraria afirma que el gobierno está ratificando la condena al arte como protesta artística.